Aumenta la importancia de la sostenibilidad y la trazabilidad para los minoristas brasileños

Según una encuesta sobre tendencias de consumo en Brasil hasta 2020, menos del 50% de los consumidores lleva una dieta saludable, baja en grasas y rica en vegetales. Alex Cosme Ribeiro dos Santos, director de marketing de la cadena de supermercados brasileña Angeloni, afirma: “Hemos notado que, aunque se recomienda que un adulto consuma en torno a 100 kilos de frutas y hortalizas al año, en Brasil la media se sitúa en 57 kilos. Tendríamos que duplicar el consumo. En ciertos segmentos, el consumo se reduce a 13 kilos, así que todavía hay mucho camino por recorrer”.



Según Alex, el consumo tiene mucho que ver con la presentación de los productos, su contenido nutricional y la cantidad de alimento. “Otros aspectos importantes son la agronomía, que es dónde producimos; la inversión, que tiene que ver con el comercio justo, la responsabilidad medioambiental, etc., y, por supuesto, la economía, la oferta y la demanda”.

Las tendencias de la alimentación dependen de factores como la población, la urbanización, la educación, la información y los ingresos. “A mayores ingresos, las tendencias más importantes son el placer, la salud y el bienestar, la conveniencia, la calidad, la fiabilidad, y la sostenibilidad y la ética”, explica Alex.

“Los consumidores brasileños también se sienten atraídos por los alimentos exóticos, y cada vez más personas buscan cosas nuevas; los productos como la carambola están ganando popularidad y los brasileños cada vez consumen más bayas y muchas variedades de aguacate”.

Lo ecológico también es una tendencia en alza, así como los productos saludables, y dado el menor tamaño de las familias, la conveniencia desempeña un papel muy importante. “Los productos ecológicos tienden a tener un aspecto menos atractivo que los productos habituales; por ello, uno de los retos de hoy en día es convencer a los consumidores de que este producto es de mejor calidad”, asegura Alex.

En cuanto a la conveniencia, Alex explica que es importante ofrecer tamaños menores para reducir la cantidad de desperdicios y ofrecer productos que puedan consumirse fuera de casa. “Por ejemplo, yo viví en São Paulo hace cuatro meses y a menudo tenía que comer en el coche porque no sabía cuánto tiempo iba a quedarme atrapado en un atasco”.

Cabe destacar que, además del sabor, el 24% de las personas que se preocupan por su salud y el bienestar, le dan mucha importancia a los productos que no contienen plaguicidas. Alex dice que “según el estudio antes mencionado, para 2020 este porcentaje se incrementará al 34%; en cuanto a la fiabilidad y la calidad, hoy en día se sitúan en el 22% y para 2020 alcanzará el 41%”.

Afirma también que “alrededor del 63% de los consumidores saben cómo identificar los productos ecológicos, generalmente mediante los sellos de calidad, pero en lo que a la trazabilidad respecta, el 59% de los consumidores no sabe a qué se refiere o nunca ha oído hablar de ello. El 27% conoce la palabra, así que tenemos que informar a estas personas de la importancia de la trazabilidad y lo que supone para ellas”.



De hecho, Angeloni se unió al programa Sustainable Food Traceability (Trazabilidad Alimentaria Sostenible) en 2012, una iniciativa corporativa para garantizar las buenas prácticas agrícolas y un control efectivo del origen y el procesado de los productos agroalimentarios comercializados por la compañía, satisfaciendo la creciente demanda de sostenibilidad, salud y calidad de vida por parte de sus consumidores.

“Actualmente, el 76% de nuestros proveedores, que suponen el 92% del volumen total, ya están rastreados, el 13% van en camino de estarlo y solo el 11%, que representan el 5% de nuestro volumen, todavía no están rastreados. Para este fin, utilizamos etiquetas digitales con un código QR que enlaza con información del origen del producto y ofrecemos conexión wifi para que los consumidores tengan más fácil acceder a esa información”, explica Alex.

“Nuestro objetivo será que el programa de alimentos sostenibles se amplíe a otras cadenas, pues está ayudando a mejorar la calidad de nuestros proveedores, estimulando el desarrollo técnico y la eficiencia de la cadena de la producción y participando en el asentamiento de políticas comerciales inclusivas que respaldan e incentivan la agricultura familiar y el cooperativismo. Con ello, promovemos el consumo responsable”, concluye el director de marketing de Angeloni.

 

Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor