Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los checos exportan a través de Kazajistán

El 64% de los rusos piensa que el producto nacional es mejor que el importado

Cifras muy variadas están surgiendo sobre la situación en Rusia. Mientras un estudio concluye que los precios están bajando para ciertos productos, otros ven subir los precios totales de los alimentos. Además, según los investigadores rusos, una mayoría de la población da una mejor calificación al producto agrícola nacional que a los productos importados. Los checos parece que han encontrado una nueva forma de exportar a Rusia a través de Kazajistán. Mientras, parece que a Azerbaiyán le ha salido el tiro por la culata; el país exporta más, pero la importación también ha aumentado.

El alto el fuego alcanzado por las partes en conflicto en Ucrania el pasado viernes ha sido corto. Ambas partes han acusado a la otra de violar el acuerdo, lo que se traduce en la reanudación del combate en el este de Ucrania. Antes del fin de semana, la UE anunció que las sanciones adicionales contra Rusia que entrarían en efecto hoy o mañana se pospondrían si las tropas rusas abandonaban el este de Ucrania. Las sanciones afectarán a las grandes compañías de petróleo y gas, que probablemente encuentren denegado el acceso al mercado del capital europeo. Rusia, a su vez, ha anunciado responder de igual modo si las sanciones se hacen efectivas. Moscú está considerando cerrar el espacio aéreo a las aerolíneas occidentales.

Azerbaiyán, más importación y más exportación
Los planes del Gobierno de Azerbaiyán de aumentar significativamente las exportaciones hortofrutícolas a Rusia tienen un lado negativo. La importación aumenta, como también los hacen los precios en el mercado nacional. El Gobierno niega que el aumento de precios esté asociado a la exportación. El sitio web de Azerbaiyán Azernews.az ha publicado que durante los primeros seis meses del año la exportación a Rusia ya se ha doblado. El Gobierno del país también niega que todo su producto agrícola se exporte a Rusia.

Este año, Azerbaiyán ha importado el 10% de las verduras y las calabazas de invernadero, lo que es un 20,5% más que en el mismo periodo del año anterior. Los precios de las frutas y las verduras han subido, pero según el Gobierno, todavía son comparables a los del año pasado. En julio, los precios de diferentes productos eran notablemente menores que en 2013. Los precios de la col eran un 25% menores; de las cebollas, un 21% menos, y los precios de los ajos habían bajado un 15%. Para otros productos, los precios también han visto descensos relativos significativos: pepinos, 13%; manzanas, 21%; fresas, 12%, y ciruelas, 10%. Según el Gobierno, los precios todavía están un 4-5% por debajo del nivel del año pasado a pesar de la subida.

Los palestinos también quieren exportar
Los palestinos también quieren exportar a Rusia. Según se supone, ambas partes están debatiendo un acuerdo comercial. Los palestinos esperan empezar a exportar en un futuro cercano sus “frutas y verduras de gran calidad”.

De nuevo, producto agrícola fresco ilegal en el mercado ruso
Aunque las fronteras están oficialmente cerradas, los productos prohibidos todavía encuentran la forma de llegar al mercado ruso. En un almacén de Samara, más o menos a 1.000 kilómetros al este de Moscú, las autoridades rusas han descubierto productos prohibidos durante una inspección. Paraguayos de España y setas de Polonia, entre otras cosas. Los propietarios de los productos y la ruta de contrabando que siguen están siendo investigados.

Los rusos no ven valor añadido en el producto agrícola importado
El consumidor ruso no parece preocupado por la prohibición alimentaria todavía. El sitio web npr.org ha entrevistado a varios personas en un mercado y el sentimiento general varía entre la indiferencia y el patriotismo. Los rusos también prefieren los productos cultivados nacionalmente a los importados. Un estudio muestra que, en 1995, el 54% de la población encontraba mejor la calidad del producto nacional; en 2014, esa cifra ha subido al 64%.

Una nota al margen para estas cifras: sobre todo son las personas de 60 años o más las que tienen esta opinión. El 74% de los entrevistados mayores de esa edad prefieren productos rusos. También, la cuota de personas que piensa que el producto ruso es de calidad comparable a la de los productos importados ha subido del 16% al 24%. La mayoría de personas con esta opinión vive en Moscú y San Petersburgo (48%) y tiene entre 18 y 24 años (32%). Solo el 8% de los entrevistados encuentran el producto importado mejor que el ruso. La prohibición parece tener poco impacto en este sentido. De los entrevistados, el 34% afirma que pueden pasar sin los cítricos españoles. El estudio lo llevó a cabo una compañía de investigación rusa, lo que no añade fiabilidad a las cifras.

¿Las verduras más baratas y la fruta más cara en Rusia?
En agosto, el índice de precios al consumidor estaba en un 100,2%. Durante el medio año anterior estaba en 105,6%. Los precios de algunos productos, como las patatas, los tomates, las zanahorias y las cebollas, han bajado supuestamente en agosto, mientras que los de los limones, las naranjas y las peras han subido. Los precios de otros productos prohibidos, como la carne y los lácteos, han subido. Según otras fuentes, en realidad los precios están subiendo mucho más rápidamente. La oficina de investigación estadística RBK, por ejemplo, afirma que los precios subieron un 10% en agosto.

La región de Volgogrado ve una oportunidad
Una planta de procesado en Volgogrado, en el sur de Rusia, cree que puede sacar provecho de la prohibición. La compañía espera atraer inversores para darle a la desactualizada fábrica un impulso y aumentar la producción de fruta y verdura en conserva. En estos momentos, la producción es todavía de 5.000 toneladas al año. La fábrica está cooperando con los productores locales, que están, según se dice, encantados con los planes.

En la misma región, una nueva plantación de frutos rojos se inaugurará este otoño, supuestamente. Los frutos rojos se cultivarán con fines industriales, se proporcionarán más de 100 variedades de frutos rojos, que pueden cultivarse en el clima local. La cosecha podría alcanzar 15-17 toneladas por hectárea y las variedades son, según se afirma, más resistentes al mal tiempo.

Los checos eligen a Kazajistán como intermediario
La República Checa quiere utilizar a Kazajistán como intermediario para la exportación a Rusia, del mismo modo que los polacos están utilizando Bielorrusia. A través de la reexportación, los productos podrían entrar en el mercado ruso. Las autoridades rusas, sin embargo, están trabajando para interceptar estos productos. Rusia forma una unión de aduanas junto con Bielorrusia y Kazajistán.

En la República Checa, los precios de las manzanas, por ejemplo, han caído un 20% debido a la prohibición, según los informes. En el caso de las verduras, los precios también han caído entre un 30 y un 50%. El efecto de la prohibición es, sobre todo, indirecto; otros países europeos están lanzando sus productos al mercado checo. Por ejemplo, Polonia está ofreciendo sus manzanas a un precio mínimo, con lo que pone a todo el mercado bajo presión.

Los alemanes están descontentos con Aldi
Los productores alemanes están enfadados con la cadena minorista Aldi, que ha bajado los precios a pesar del boicot ruso. Acusan a Aldi de abusar de la situación optimizando el precio de compra. En Alemania, los precios de los lácteos, las verduras, la fruta y la carne están especialmente bajo presión debido al boicot.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor