Anuncios

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La mosca de la fruta encierra un secreto que podría prolongar la vida humana

Un grupo de biólogos de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles, EE. UU.) ha identificado un gen que puede ralentizar el proceso de envejecimiento en todo el cuerpo cuando se activa de forma remota en los sistemas de órganos principales.

Trabajando con moscas de la fruta, los científicos activaron un gen llamado AMPK, que es un sensor de energía clave en las células: se activa cuando los niveles de energía celular son bajos.

El incremento la cantidad de AMPK en los intestinos de la mosca de la fruta aumentó su esperanza de vida en un 30 por ciento —hasta aproximadamente ocho semanas, frente a la media de seis— y además las moscas se mantuvieron sanas durante más tiempo.

La investigación, publicada el 4 de septiembre en la revista Cell Reports, podría tener implicaciones importantes para retrasar el envejecimiento y la aparición de enfermedades en los seres humanos, apunta David Walker, profesor asociado de Biología Integrativa y Fisiología en la UCLA y autor principal de la investigación.

"Hemos demostrado que cuando activamos el gen en el intestino o en el sistema nervioso, el proceso de envejecimiento se ralentiza tanto dentro como fuera del sistema de órganos en el que se activa el gen", añade.

Walker afirma que los hallazgos son importantes porque ampliar la vida saludable de las personas requeriría, probablemente, proteger muchos de los sistemas de órganos del cuerpo de los estragos del envejecimiento, y aplicar tratamientos antienvejecimiento en el cerebro u otros órganos clave podría resultar difícil técnicamente. El estudio sugiere que la activación de AMPK en un órgano más accesible como el intestino, por ejemplo, podría, en última instancia, ralentizar el proceso de envejecimiento a lo largo de todo el cuerpo, incluido el cerebro.

Los seres humanos tienen el gen AMPK, pero por lo general no se activa a un alto nivel, aclara Walker.

"En lugar de estudiar las enfermedades asociadas al envejecimiento —enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer, cáncer, accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardiovasculares, diabetes— una por una, creemos que puede ser posible intervenir en el proceso de envejecimiento y retrasar la aparición de muchas de ellas", afirma Walker, miembro del Instituto de Biología Molecular de la UCLA. "Aún no estamos en ese punto, y llegar a él podría, por supuesto, requerir muchos años, pero esa es nuestra meta y creemos que es realista. El objetivo final de nuestra investigación es promover el envejecimiento saludable en las personas".


Fuente: tendencias21.net

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor