Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Asia Central resulta ser un granero vacío para Rusia

El rublo alcanza un nuevo mínimo

Las sanciones occidentales parecen empezar a tener cada vez más efectos sobre la economía rusa. El valor del rublo alcanzó un mínimo con respecto al dólar el pasado lunes; los inversores prefieren divisas más estables. Además los países centroasiáticos parecen haber reaccionado con demasiado entusiasmo al boicot ruso. Muchos países han anunciado que aumentarán significativamente sus exportaciones, pero la realidad es más complicada: los países no son capaces de aumentar la exportación en tan corto plazo. El ministro israelí Shamir sigue optimista sobre las oportunidades brindadas a su país por el boicot y, según sus palabras, su país es capaz de suministrar tanto técnicas como productos para aumentar la producción nacional.

El rublo cae
La batalla económica entre Rusia y Occidente tiene consecuencias directas para la posición del rublo. La moneda está perdiendo valor. El pasado lunes, el rublo alcanzó un nuevo mínimo en comparación con el dólar: 38 a 1, un 1,3% menos. Debido a las sanciones occidentales, la divisa es menos atractiva y los inversores prefieren divisas más estables, como el franco suizo o el yen japonés. Al Kremlin le gustaría elevar el rublo al nivel de "moneda de reserva", pero eso parece quedar muy lejos, al estar la tasa de cambio en declive. La moneda de reserva es la moneda que los países y las organizaciones tienen en sus reservas de moneda extranjera en grandes cantidades. El euro y el dólar son las dos principales. La estabilidad de la economía de donde procede la moneda es el mayor prerrequisito para que una moneda se convierta en "moneda de reserva". El Gobierno ruso también planea cerrar más tratos comerciales en rublos, para limitar la dependencia del comercio global con el dólar.

Las sanciones, la "gran oportunidad" de Israel

Rusia está atento a nuevos proveedores para sus productos vetados e Israel va en busca de nuevos mercados. Que Israel pueda beneficiarse del boicot es algo que se sabe desde hace tiempo, pero las afirmaciones del ministro israelí Yair Shamir en los medios rusos no dejan de ser interesantes. El ministro se refiere al boicot como la "gran oportunidad" de Israel y también espera que el comercio entre los dos países continúe tras este. "Es más barato, más estable y no hay un precio político añadido". Israel tampoco va a responder a ninguna petición de Europa de apoyar a las sanciones. “Hay que recordar que la UE nos impuso sanciones a nosotros hace poco. Ellos nos boicotearon y ¿ahora no quieren que ayudemos a otros? No pueden pedirnos eso". De hecho, Israel tiene más que ofrecer a Rusia que solo el producto agrícola. El país también está dispuesto a proporcionar conocimientos y ayudar a los rusos a establecer las líneas productivas para llegar a la autosuficiencia.

El aumento de exportación en Asia Central puede no ser positiva
En respuesta al boicot, varios países se apresuraron con planes ambiciosos para ampliar la exportación de productos hortofrutícolas a Rusia. Putin invitó específicamente a las antiguas repúblicas soviéticas a exportar más, pero el aumento de la exportación no solo tiene una cara. En primer lugar, algunos expertos advierten que el proclamado boicot será efectivo durante un año, un periodo de tiempo relativamente corto. La pregunta sigue siendo si esos países son capaces de aumentar la producción interna con tan poco tiempo. Por otra parte, aumentar las exportaciones también pondrá más presión sobre los mercados internos, lo que podría hacer que los precios subieran en ellos. En los países centroasiáticos ya se dejan oír las críticas. Ampliar el sector agrícola requiere tiempo y está la duda de si los exportadores dejarán de lado sus relaciones por exportar a Rusia. Y luego está la baja calidad del producto agrícola, ¿realmente quieren eso los rusos? Para finalizar, algunos de esos países no producen lo suficiente para su demanda interna y están importando de países como Pakistán y Afganistán.

No obstante, hay potencial. Durante la era soviética, el sector agrícola estaba muy desarrollado en algunos de esos países. Tayikistán, por ejemplo, era un importante productor agrícola, pero de eso hace mucho tiempo.

Grecia prevé 50 millones de euros en daños
Algunos expertos del mercado estiman que los daños a la economía griega son de al menos 50 millones. Los fruticultores, las piscifactorías y las compañías de transporte son las primeras víctimas del veto impuesto por Rusia. Los daños totales se estiman entre 50 y 100 millones de euros.

El ministro griego de Relaciones Exteriores ha anunciado que los productores que se hayan visto afectados por el boicot serán compensados. El Ministerio también ha tomado medidas para desviar los productos hacia otros destinos de exportación. Los productos sobrantes volverán a Grecia para donarse a iglesias, organizaciones benéficas, hoteles y otras instituciones.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor