Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Moldavia quiere deshacerse del boicot

Rusia intercambia grano por frutas y verduras egipcias y turcas

Moldavia está atravesando graves problemas. El país vio crecer las exportaciones en los primeros meses del año, sobre todo hacia Rusia, pero ahora se está viendo muy afectado por el boicot. Puesto que el país no es miembro de la UE, está solo en esta cuestión. Moldavia está trabajando muy duro para cumplir con los requisitos rusos y los informes dicen que las sanciones podrían levantarse si lo lograra. Por otra parte, los rusos amenazan con boicotear a Ucrania si el producto moldavo entra en Rusia a través de este país. En varias regiones se están haciendo grandes inversiones para aumentar la producción, con el fin de lograr la autosuficiencia. Y para promocionar la importación, los derechos de importación de Turquía se han rebajado, Egipto está intercambiando frutas y verduras por grano y se ha visitado Pakistán para estudiar las posibilidades.

Los precios en Rusia siguen subiendo. Aunque algunos productos de temporada pueden estar más baratos, la carne y el pollo en particular son más caros. Según Putin, el aumento no lo ha causado el boicot en su totalidad, sino que las compañías están subiendo los precios. Los rusos pueden presentar una queja ante la organización rusa que supervisa la monopolización si los precios aumentan de forma desorbitada.

Rusia importa más desde Marruecos
Según el ministro de Agricultura ruso, la importación procedente de Marruecos ha aumentado de forma espectacular. Durante los primeros siete meses del año, se supone que se ha exportado más producto agrícola desde el país norteafricano en este periodo que durante todo 2013. Marruecos es un gran proveedor de fruta y verdura para el mercado ruso, con alrededor del 70% de su exportación compuesto por el producto agrícola fresco. A su vez, Rusia es un importante proveedor de grano para Marruecos.

Egipto intercambia fruta y verdura por grano
La región rusa de Omsk, cerca de Kazajistán, quiere intensificar más sus relaciones con Egipto. Los representantes de Omsk y de Egipto se han reunido recientemente para negociar contratos a largo plazo. Omsk quiere exportar grano a Egipto y, a cambio, importar fruta y verdura.

Moldavia exporta un 38% más

Durante los primeros seis meses de este año, Moldavia exportó 256,2 millones de dólares en productos hortofrutícolas. Así, el producto agrícola fresco sumó una quinta parte de la exportación total; en comparación con el mismo periodo de 2013, la exportación de cultivos fue un 38% mayor. El aumento en la exportación está causado fundamentalmente por el aumento en la exportación de grano. Las manzanas, las peras y la uva se exportaron menos. Los principales mercados de exportación para Moldavia son Rusia (16%), seguido de Turquía (12,4%), Ucrania (7,8%) y Rumanía (7,5%).

Moldavia busca un levantamiento del veto
Si Moldavia es capaz de cumplir con los requisitos fitosanitarios de Rusia, el país levantará el veto sobre el producto agrícola moldavo. Moldavia está teniendo dificultades para encontrar mercado para sus manzanas, por ejemplo, lo que provoca que el Gobierno gaste mucho dinero en planes de compensación. El país no es miembro de la UE, por lo está solo en lo que respecta a planes de compensación. El Ministerio de Agricultura de Moldavia ha reaccionado con entusiasmo al anuncio ruso y ha prometido trabajar duro en evitar la reexportación de los productos europeos. Moldavia cultiva alrededor de 300.000 toneladas de manzanas, de las cuales el 93% se exporta a Rusia. La UE ha aumentado la cuota de manzanas para este año de 40.000 a 80.000 toneladas.

Ucrania, centro de tránsito de la fruta moldava
Que el veto sobre el producto agrícola moldavo se levante todavía es incierto. La semana pasada, las autoridades rusas amenazaron con boicotear los productos ucranianos, incluidas manzanas y uvas, por miedo a la reexportación de fruta moldava. Según los rusos, los productos moldavos no cumplen con los requisitos fitosanitarios.

Krasnodar, el granero ruso
En el sur de Rusia, en la frontera del mar Negro, está situada la región de Krasnodar. El Gobierno regional tiene grandes esperanzas en el potencial agrícola de la región, en particular de Kubán. El clima allí es favorable y Kubán se considera la principal región agrícola del país. Los tomates de Kubán son buscados supuestamente hasta en los Urales y Siberia. Moscú y San Petersburgo también está observando una creciente demanda de productos de la región. Desde el comienzo del boicot, se está invirtiendo más en el cultivo de fruta y verdura de la zona. Krasnodar es autosuficiente y todavía tiene producto de sobra como para suministrar a otras regiones.

Rostov quiere cultivo durante todo el año
Al norte de Krasnodar se sitúa la región de Rostov, que quiere aumentar su cultivo de frutas y verduras en 80.000 toneladas. La construcción de seis invernaderos tiene que contribuir a pasar el otoño y el invierno con el cultivo propio. Según las cifras oficiales, Rostov es un 32% autosuficiente en frutas y completamente autosuficiente en verduras. La escasez se complementa con la importación desde Turquía, Egipto e Israel. Los invernaderos, que se extenderán a lo largo de 16 hectáreas, tendrán que hacer que la región sea totalmente autosuficiente. El volumen de producción de los invernaderos se estima en 9.650 toneladas por año, con un coste del proyecto de 1.800 millones de rublos (36 millones de euros).

Menos importación de los países fuera de la CEI
Según las aduanas rusas, el país importó un 15,6% menos en agosto que en julio, desde los países que no son miembros de la Comunidad de Estados Independientes. La CEI consta de 9 de las antiguas Repúblicas Soviéticas. Las consecuencias del boicot se identifican claramente en las cifras de importación, pues la importación de fruta y verdura ha caído abruptamente. En comparación con julio, se importó un 73,2% menos en agosto.

Menos derechos de importación para los productos turcos
Turquía ya había indicado anteriormente su deseo de triplicar su exportación hacia Rusia en comparación con 2013, con lo que se alcanzaría una cifra de 3.000 millones de dólares. Este objetivo es asequible, según la organización de exportadores turcos. Una barrera podrían ser los derechos de importación que se deben pagar, pero también estos se están bajando. Turquía importa aproximadamente tanto grano desde Rusia cada año como alimentos exporta al mercado ruso, unos 3 millones de toneladas.

Rusia apoya la exportación pakistaní
Una delegación de veinte exportadores pakistaníes visitó la World Food Moscow. Los pakistaníes fueron capaces de convencer a los rusos de que su producto agrícola tiene mucho potencial y recientemente se han hecho muchos progresos en el país para cumplir los requisitos de la UE, de forma que se evita un boicot por parte de la UE. Los rusos están ahora interesados en los pasos tomados y en la oportunidad de importar más producto agrícola desde Pakistán. El país es capaz de suministrar fundamentalmente mandarinas y patatas a Rusia.

Las setas, un nuevo mercado creciente en Rusia
Poco después de la introducción del veto, ya se podían encontrar setas de contrabando en los supermercados rusos. Muchas de las setas del mercado ruso son importadas, también procedentes de Polonia. El cultivo interno de setas es relativamente pequeño y caro, sobre todo por los altos costos del compost. Los productores rusos importan compost de los países europeos, lo que genera el 50% de los costes. Para Polonia, por ejemplo, ese porcentaje es del 25-30%. Los inversores rusos ahora están interesados en el cultivo de setas, ya que su consumo es alto en Rusia.

África, el proveedor más interesante
Varios países africanos están interesados en exportar a Rusia. Aparte de Egipto y Marruecos, que han indicado repetidamente su deseo de aumentar la exportación y están en conversaciones con los rusos, Kenia y Sudáfrica también están interesadas en ese mercado. Aunque Sudáfrica exporta mucho a la UE y Oriente Próximo, Rusia es el mayor país de destino, con un 12% de la exportación. Los rusos está interesados en importar más cítricos, uvas y manzanas desde el país africano. El comercio con Kenia consiste fundamentalmente en café y té en estos momentos, pero los keniatas esperan que las sanciones les abran una nueva puerta. Supuestamente, las negociaciones están avanzando con fluidez y los derechos de importación serían más bajos, lo que favorecería a los exportadores keniatas.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor