Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Estamos satisfechos de haber tomado esa decisión hace unos años"

Reino Unido: Adrian Scripps decide no invertir en peras



Adrian Scripps comenzó a cultivar en 1960 en una explotación tradicional de lúpulo y fruta en Weald of Kent. Gracias a una filosofía de inversión y expansión desde el principio, la compañía familiar cultiva ahora en 750 hectáreas y es una de las mayores productoras de fruta del Reino Unido, con un cultivo de 300 hectáreas de manzanas, 30 hectáreas de peras Conferencia y 75 hectáreas de grosellas negras.

Adrian Scripps Ltd cultiva fruta en cinco ubicaciones seleccionadas de Kent y ha centralizado las instalaciones de almacenamiento y envasado en Moat Farm, Five Oak Green, cerca de Tonbridge, en Kent.

Haga clic aquí para ver más fotos.

La compañía está comprometida con una inversión constante y suele ser la primera en el Reino Unido en introducir nuevas técnicas y tecnologías.

Los campos cuentan con un sistema de espalderas de alambre conectado con sistemas de riego por goteo y fertirrigación y, actualmente, la compañía está invirtiendo 5 millones de libras en tecnologías de envasado y almacenamiento.

Su director gerente, James Simpson, relata que la temporada de crecimiento ha sido perfecta, con buenas temperaturas en primavera, un verano cálido, no demasiado lluvioso, seguido por un mes de septiembre muy seco, ideal para las labores de recolección.



"La productividad suele ser buena en todas las variedades, lo mismo en Europa. Las variedades tardías como la Kanzi y la Braeburn tienen particularmente un buen acabado de la piel, tamaño y color", explica Simpson.

"Las Gala y la pera Conferencia han tenido un buen rendimiento, pero el acabado de la piel no ha sido tan bueno debido al tiempo que hizo inmediatamente después de la floración; sin embargo, logramos introducir la gran mayoría en los mismos mercados, pero habrá más cantidad destinada al procesado. El mercado de los procesados está bastante desanimado debido al veto ruso y a las enormes cantidades de fruta de pepita que llegan de Polonia".

"La gran cosecha y el veto ruso han ejercido presión tanto en el mercado fresco como en el de procesados; nuestras ventas inmediatas no se han visto afectadas, pero están bajo presión y los precios están en el nivel más bajo desde hace ya algunas temporadas".



"Estamos recibiendo el mismo apoyo de los minoristas, los minoristas del Reino Unido apoyan la manzana británica; por ejemplo, Waitrose acaba de celebrar un festival de la manzana durante dos semanas y Tesco es el mayor minorista para las manzanas británicas, pero todavía tenemos que competir en el precio".

La Gala es la variedad más cultivada en Adrian Scripps (115 hectáreas), seguida de la Braeburn (70 hectáreas) y la Kanzi; también se cultiva la Bramley, pero sus volúmenes no aumentarán.

Adrian Scripps posee la licencia de la Kanzi en el Reino Unido y vende a una serie de clientes entre los que se incluyen la mayoría de los minoristas. La variedad se cultiva sobre 33 hectáreas en 5 ubicaciones para dispersar el riesgo de daños meteorológicos y también para prolongar la temporada.

Simpson indica que no invertirán en el cultivo de peras, "hace diez o quince años es probable que fuéramos uno de los mayores productores de peras del Reino Unido con 109 hectáreas, ahora solo tenemos 30 hectáreas. Esto se debe a la racionalización de nuestra gama, invirtiendo solo en variedades más rentables, que son las manzanas rojas bicolor; un huerto de manzanas entra en producción mucho más rápido que uno de peras y la productividad es más alta".

Continúa diciendo que el clima del Reino Unido no es ideal para el cultivo de peras. Bélgica y los Países Bajos son mejores para el cultivo de peras que el Reino Unido. Estos países tienden a producir fruta más grandes y el mercado está cambiando a la fruta de mayor tamaño. "Hace algunos años, Bélgica invirtió mucho en peras y gran parte de su fruta se destina al mercado del Reino Unido y, después, al emergente mercado Ruso. A nosotros nos pareció que si algo salía mal nos veríamos en una situación muy complicada, y no nos pareció que fuera a pasar algo así con las manzanas de mesa".

La superficie total destinada a la fruta de pepita ha disminuido en los últimos cinco a diez años, pero la productividad ha aumentado. Un huerto de cinco años de Braeburn producirá 70-80 toneladas por hectárea, mientras que un huerto de peras de cinco años, en su mejor momento, solo produce 30-40 toneladas, y el calibre de las manzanas es mucho mayor que el de las peras, según Simpson.



"Estamos satisfechos de haber tomado esa decisión hace unos años. Se habla mucho de invertir en peras en el Reino Unido; sí, se puede seguir poniendo la bandera del Reino Unido y esperar hacerse con la cuota de mercado de las peras belgas o neerlandesas que llegan, pero, en última instancia, el precio será el factor decisivo y el segmento de la pera no está creciendo. No se puede luchar tanto en precio como en calidad.

Adrian Scripps está en el extremo superior de la tecnología para la fruta de pepita, pues fueron los primeros en utilizar un pulverizador que abarcaba tres hileras, y en tener un sistema de riego por goteo y fertirrigación, realizar análisis del suelo e invertir una gran suma en los huertos en el momento de la plantación. Simpson asegura que la clave es comenzar bien. También tienen varios proyectos de investigación en funcionamiento sobre crecimiento y sistemas de pulverización, y siempre están a la búsqueda de nuevas tecnologías.

La compañía está en el segundo año de una inversión de 3 millones de libras en sistemas de envasado, han invertido en robótica para la maquinaria de alimentación y apilado y envasado de cajas, así como en la selección de manzanas mediante análisis internos.

Asimismo, están invirtiendo en sistemas de almacenamiento de vanguardia y cuentan con la mayor atmósfera dinámica controlada del Reino Unido mediante el uso de sistemas italianos Isocell, con el que pueden almacenar hasta 3.000 toneladas de fruta. Este sistema suele utilizarse en el continente, pero no en el Reino Unido, y son capaces de conservar la fruta más tiempo en condiciones óptimas, incluso tras nueve meses de almacenamiento.

Además, en los techos se están colocando paneles fotovoltaicos para generar energía destinada a las instalaciones de la explotación.



Más información:
James Simpson
Adrian Scripps Ltd
Oficina: +44(0)1892 832406
Móvil: +44(0)7734 066366


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor