Cierran un mercado mayorista en Moscú por falta de refrigeración

Polonia retira la mitad de sus reclamaciones

Los Estados miembros de la UE han tenido hasta el miércoles para comprobar las peticiones de compensación bajo el primer plan. Las compensaciones se suspendieron tras tres semanas por las "reclamaciones dudosas" que se estaban produciendo. Polonia, que había sido acusada de esas reclamaciones dudosas, ha retirado la mitad de sus solicitudes. Ucrania ha calculado que el boicot ha causado 17 millones de dólares en daños este año, que podrían subir hasta los 50-60 millones el año que viene. El Gobierno chipriota ha calculado que el boicot está costando al país 13 millones de euros. Los daños recaen fundamentalmente sobre los productores de cítricos de la isla. En Eslovaquia, el consumo de manzanas eslovacas ha aumentado, aunque ha sido necesario un gran descenso en los precios para conseguirlo. En Rusia, siguen preocupando los aumentos de precios en los próximos meses de invierno. Y la compañía Belaya Dacha ha visto cómo una inversión europea en una fábrica de patatas fritas se evaporaba debido al boicot. La compañía espera encontrar un nuevo inversor pronto. En Moscú, un mercado mayorista ha sido cerrado porque carecía de sistema de refrigeración y estaba violando varias normas concernientes a los desechos y a la salubridad.



Los supermercados de Eslovaquia optan por las manzanas eslovacas
Los supermercados en Eslovaquia están vendiendo más manzanas locales. En agosto, el 51,4% de las manzanas de los cinco mayores minoristas venían de los productores nacionales, una cifra que ha subido al 60% en septiembre. Aunque los productores están vendiendo a bajo precio, están satisfechos con las ventas. Los precios están entre 15 y 28 céntimos y los costes de producción entre 35 y 55 céntimos. El Gobierno eslovaco ha calculado que el boicot ha costado al sector agrícola del país unos 6,2 millones de euros hasta ahora. Por otra parte, el volumen de manzanas vendidas ha aumentado de forma importante, aunque ha sido a costa de bajar el precio de venta a la mitad. Mientras que, en septiembre de 2013, Lidl vendió 272 toneladas de manzanas, la cantidad para septiembre de este año suma 611 toneladas. En la vecina República Checa, la situación es diferente. Allí los productores opinan que sus manzanas se ven desplazadas por las manzanas polacas, que inundan el mercado a bajo precio.

Polonia retira la mitad de las reclamaciones
Bajo el primer plan de compensación de la UE, con un presupuesto de 125 millones de euros, se recibieron un total de 175 millones de euros en reclamaciones. Después de tres semanas, el plan se suspendió debido a solicitudes dudosas. Los Estados miembros han tenido hasta el miércoles para comprobar esas solicitudes. Al final, según parece, Polonia ha retirado más de la mitad de sus reclamaciones.

Arándanos para Polonia
La compañía polaca Polskie Jagody quería entrar en el mercado ruso con sus arándanos este año, pero el boicot ha cerrado la puerta a esta posibilidad. Por esto, la compañía ha cambiado su enfoque hacia el mercado interno y el de los países vecinos. Por primera vez, la compañía ha llevado diversas variedades y tamaños de arándanos al mercado polaco. El resultado es positivo: el 33% de los ingresos se consiguieron en la propia Polonia.

El boicot le cuesta a Ucrania 17 millones de dólares
Después de que Rusia cerrara sus fronteras a los productos ucranianos el miércoles, el Gobierno en Kiev ha calculado que el boicot le va a costar a su economía 17 millones de dólares este año. Para el año próximo, los expertos esperan unas pérdidas de entre 50 y 60 millones de dólares. Rusia ya había vetado otros productos, como la carne, el alcohol y los caramelos.

La COAG quiere ampliar el plan de compensación
La organización española COAG ha pedido al Gobierno que también compense las pérdidas en berenjenas y calabacines. El boicot ruso está haciendo que los precios de esos productos se hundan, productos que no están recogidos en las compensaciones, según afirma la COAG. Las berenjenas parece que obtienen menos de 15 céntimos por kilo y se ha informado de que los precios de los calabacines se han reducido a la mitad. Según la COAG, el Gobierno español tiene que presionar más en Bruselas para hacer que esos productos entren también en las listas de compensación.

Persisten las preocupaciones sobre el encarecimiento de las verduras
La compañía rusa Growth Technology también espera un aumento brusco de los precios durante los meses de invierno, debido a la falta de capacidad de almacenamiento. La compañía señala los precios de los tomates, los pepinos y las berenjenas, que ya han aumentado en un 15% con respecto al mismo periodo del año pasado. Las manzanas también son más caras. El año pasado, 50 rublos (1 euro) bastaban para adquirir 1 kilo de manzanas, mientras que este año sólo se pueden encontrar variedades de verano por esa cantidad de dinero. Las manzanas serbias cuestan 70 rublos (1,40 euros) por kilo. El próximo mes, la compañía espera que los precios de los tomates, los pepinos y las manzanas suban un 10-15% adicional.

Belaya Dacha busca nuevos inversores para la fábrica de patatas fritas
El pasado febrero, Belaya Dacha anunció que el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD, por sus siglas en inglés) estaba planeando invertir en una nueva fábrica de patatas fritas. Debido al boicot, el EBRD pospuso la inversión, tras lo cual se paró el proyecto. Según Viktor Semenov, propietario de Belaya Dacha, tendrá que encontrarse un nuevo inversor en un mes. Belaya Dacha quería abrir una fábrica de patatas fritas en la región de Lipetsk, en colaboración con McDonald’s. Otros inversores, además de la multinacional, eran el EBRD y Dutch Farm Frites, con un 35% y un 30% de la inversión, respectivamente. En total, se iban a invertir más de 100 millones en el proyecto.

Viktor Semenov ha anunciado estar en conversaciones con el Gobierno regional de Abjasia para fundar una compañía de cultivo en la región. La compañía debe reemplazar los productos importados. Belaya Dacha comprende varias unidades de negocio, incluidos el cultivo y las fábricas. Las cadenas de comida rápida como McDonald’s, KFC y Burger King son clientes importantes de la compañía.

Se necesitan inversiones en maquinaria
Una fábrica de conservas de la región de Novgorod necesita una inversión de 12 millones de rublos (235.000 euros) para reemplazar su maquinaria desfasada. La fábrica está en funcionamiento desde 1968 y produce conservas y mermeladas. El gerente espera ser capaz de doblar la producción, en vistas de la gran demanda. Según la compañía, su mayor reto no está en la materia prima, sino en su maquinaria desactualizada. Se espera que el Gobierno regional les conceda una ayuda.

Cierran un mercado mayorista en Moscú
Las autoridades han cerrado un mercado mayorista en Moscú durante 90 días. El centro cuenta con 47 hectáreas donde las compañías pueden vender productos hortofrutícolas. Según los inspectores, los hangares de metal se utilizaban, pero sin sistema de refrigeración. Además, la normativa concerniente a los desechos y la salubridad se estaba violando. El centro está localizado en una zona protegida alrededor de una planta de asfalto. La propietaria del centro, LLC Stroygarant, ha sido multada con 250.000 rublos (4.900 euros).

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor