Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La construcción de un imperio del aguacate en Tanzania

En 1994 el empresario George Theobald, nacido en Reino Unido, pero asentado en Tanzania, vio la oportunidad de fundar una empresa procesadora de té en el país del este de África. Por aquel entonces tan solo existía un procesador de té local y el Gobierno estaba a punto de liberalizar el mercado interno del té.

El aguacate es más rentable que el té
Después de aquello, Tatepa se aventuró en nuevos territorios con la inversión en un negocio de aguacate y té mezclado. Cuando se lanzó Rungwe Avocado Company (RAC) en 2010, el cofundador y presidente de Tatepa, Mungai, les dijo a los accionistas que el aguacate es un producto agrícola más rentable que el té.

Theobald cuenta a How we made it in Africa que la compañía ve oportunidades en el negocio del aguacate, citando la demanda en Europa. "Los dos grandes sectores de crecimiento para Tatepa son el importante aguacate y el segmento del té mezclado y envasado", explica. "Contamos con nuestros propios campos de aguacate y también se los compramos a pequeños agricultores. Nuestro objetivo es alcanzar 1 millón de kilos de aguacates el próximo año, y llegar hasta los 5 millones en los próximos años".

Tatepa sigue siendo activa en la producción, el procesado, el mezclado, la comercialización y la distribución de té a través de su filial Wakulima Tea Company. En 2012 presentó una nueva marca de té mezclado, Chai Tausi, que ahora es la tercera mayor marca de té de Tanzania.

Mayor acceso a la financiación
Theobald atribuye parte del éxito de Tatepa a su conversión en una compañía pública. En 1999, se convirtió en la tercera compañía en cotizar en la bolsa de valores Dar es Salaam Stock Exchange (DSE). Este movimiento le concedió una mayor acceso a las finanzas para financiar su crecimiento.

"Cuando sales a bolsa, te facilitas mucho el acceso al capital. Nos expandimos comprando grandes plantaciones de té, empezamos a producir té y aguacate en pequeña escala. Eso nos permitió una visibilidad mucho mayor", afirma Theobald.

Explica que la decisión de cotizar en la DSE fue guiada por el interés de los fundadores de involucrar a más personas que ellos dos en el negocio. "Salimos con 330 chelines tanzanos y el precio actual ronda los 650 chelines tanzanos, casi el doble. Por tanto, quienes invirtieron en su inicio han ganado mucho dinero".

No obstante, Theobald reconoce que ha sido un viaje complicado. En los primeros días, en particular, el acceso al capital fue un obstáculo, y cita los cambios en las políticas gubernamentales que están afectando a la industria agrícola de Tanzania como una de las principales preocupaciones en estos momentos.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor