Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Sistema CAP de Magif

Italia: Revolución en las cubiertas para huertos

"Todavía es un prototipo, pero funciona", explica Angelo Cappi, fundador y director general de Magif. Habla sobre el sistema CAP, un sistema único de cubiertas desarrollado, patentado y construido por él mismo junto con su hijo Andrea y Roberto Luscardo, cofundador de la empresa.


Representación de un huerto cubierto con el sistema CAP.

El sistema CAP se diferencia de los tradicionales, ya que es totalmente automático. Además, "la malla está tensada, por lo que es muy sólida y resistente incluso a vientos fuertes. En octubre, sobrevivió a Attila y sus vientos de 60 kilómetros por hora".


Los postes de la estructura están alternados y la malla pasa por encima y por debajo de los cables, lo que la hace aún más estable.

El sistema CAP funciona gracias a dos motores situados a los lados de la estructura: uno tira de la malla mediante dos cables, mientras que el otro la despliega. El proceso se invierte para descubrir el huerto. Los dos motores están sincronizados.

Haga clic aquí para ver su funcionamiento.

Sin embargo, para comprender cómo nació esta idea, tenemos que retroceder tres años, cuando "tuvimos que enfrentarnos a los límites de los sistemas tradicionales en nuestro huerto de cerezos. Los dos días de retraso en la colocación de las mallas provocaba una pérdida del 30% y el resto se veía afectado por las sofocantes temperaturas, empeoradas por las películas plásticas que cubrían los árboles", explica Andrea Cappi.


Huerto de cerezos en Vignola (MO) cubierto con el sistema CAP.

"Necesitábamos un sistema relativamente barato que pudiéramos abrir y cerrar en poco tiempo, fácil de montar y manejar y resistente al mal tiempo. La experiencia de Angelo Cappi fue fundamental, pues antes trabajaba para Fabbri y CMS, dos importantes compañías mecánicas", explica Andrea.


Otra representación de un huerto cubierto con el sistema de Magif.

El primer proyecto fue desarrollado gracias a la cooperación de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Sofía. "Buscamos todas las patentes existentes y descubrimos que no había ninguna para sistemas automáticos de cubierta, así que patentamos el sistema CAP".


Hay sensores que detectan el mal tiempo y avisan de si hay que cubrir el huerto. Haga clic aquí para ver cómo funciona el sistema CAP.

Después se creó el primer prototipo en miniatura y, una vez se verificó que el sistema funcionaba, Magif lo probó en los campos y se centró en mantener bajos los costes, "porque la existencia de un nuevo sistema solo se puede justificar si es viable económicamente. También quisimos simplificar la instalación y el mantenimiento: para cambiar la malla solo hay que cambiar el rollo y los cables se pueden reemplazar en veinte segundos", asegura Andrea.


Los sensores del huerto proporcionan la información necesaria para determinar si cubrir o descubrir los árboles.

"El sistema que instalamos nosotros cubre noventa metros, pero yo quiero llegar a doscientos. Para mayores longitudes, utilizaremos motores intermedios. Según nuestros cálculos, cuanto más largo sea el sistema, menor es el coste por metro".


Los sensores también pueden advertir cuándo es necesario descubrir el huerto si las temperaturas son demasiado elevadas.

"Con el sistema CAP, una superficie cubierta de cien metros se puede abrir o cerrar en ocho o diez minutos, mientras que los sistemas tradicionales requieren dos empleados trabajando sesenta horas para una sola hectárea".


Representación de un huerto con el sistema CAP instalado.

"Los sistemas tradicionales de cubiertas se instalan y no se retiran en todo el año, mientras que el nuestro se basa en que puede abrirse o cerrarse en función de las necesidades. Esto ha sido posible gracias a Roberto Luscardo, quien trabajó en los sensores".


El equipo de Magif. De izquierda a derecha, Roberto Luscardo, Angelo Cappi y Andrea Cappi.

"Los sensores que miden las condiciones meteorológicas se sitúan en todo la estructura. Gracias a los datos recabados, una 'cabeza' decide si cubrir o no el huerto. Por 'cabeza' nos referimos al productor, que puede acceder a los datos directamente desde casa o en su teléfono inteligente, o a un ordenador programado para actuar en función de determinados datos".


Los datos recabados por los sensores también se pueden visualizar en un teléfono inteligente.

"En el futuro, quizá también podamos instalar sensores de rayos UV u otros que analicen las bacterias de la planta. Más sensores suponen más datos y la toma de una mejor decisión".

Haga clic aquí para ver el sistema CAP en funcionamiento en Vignola (MO).

Haga clic aquí para ver cómo funciona el sistema.

Contacto:
Magif
Angelo Cappi – Fundador y director general
Via Vittorio Veneto, 586
Vignola (MO) - Italia
Tel.: (+39) 335 8324744
Correo e.: angelo.cappi@magifgroup.com
Web: www.magifgroup.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor