Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Monika Roth, de ECPA.

"España: "El descenso del incumplimiento de LMR en Almería es acusado, pero se puede seguir mejorando"

Desde la crisis de residuos en el cultivo de pimiento en Almería en 2006, muchos productores tuvieron que cambiar a otros métodos para tratar las plagas y las enfermedades, recurriendo a la Producción Integrada y a la Gestión Integrada de Plagas. Así pues, durante los últimos años el incumplimiento del LMR se ha reducido drásticamente en Almería, aunque todavía se puede seguir mejorando.

Durante una invitación a la prensa organizada por la Asociación Europea de Protección de Cultivos (ECPA, por sus siglas en inglés) el pasado jueves, periodistas y miembros de las organizaciones de protección de cultivos de diferentes países europeos pudieron oír y ver las mejoras realizadas en manejo de fitosanitarios y gestión de plagas en Almería. FreshPlaza pudo comprobar de primera mano la situación actual del manejo de la Gestión Integrada de Plagas en Almería.



Conferencia sobre la situación actual en Almería en cuanto a protección de cultivos.


Normativas de la EFSA
Tras la crisis de residuos de 2006, la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) puso en marcha una normativa de límite máximo de residuos (LMR) para la industria de los productos hortofrutícolas frescos. Los productores de invernadero de la UE debían disminuir los residuos hasta un nivel específico fijado para 2014. Y es que, los productos con residuos por debajo de ese nivel se consideran seguros para la salud pública. Actualmente, el 97,5% de los productores de invernadero en Europa cultivan hortalizas con un nivel de plaguicidas más bajo del LMR permitido. Se trata de un gran logro, pero, según la ECPA, todavía se puede seguir mejorando.

Proyecto de Gestión de Residuos
"Los niveles de residuos de los productos hortofrutícolas frescos podrían continuar disminuyendo usando más la GIP [Gestión Integrada de Plagas]”, asegura Monika Roth, quien lidera el Proyecto de Gestión de Residuos (Residue Management Project). La ECPA inició este proyecto en 2013 en Almería, tiene el objetivo de fomentar la reducción de residuos mediante la promoción de los principios de la GIP y las buenas prácticas agrícolas en más países. Este proyecto ya se ha iniciado en Turquía, donde, con distintos recursos y circunstancias, esperan alcanzar el mismo éxito que en Almería.

“Para permanecer por debajo de este LMR, los productores tienen que cumplir con las buenas prácticas agrícolas (BPA), que tienen como principio básico utilizar el mínimo posible de plaguicidas y solo cuando sean necesarios. Mediante la GIPM, los productores evalúan cuidadosamente qué producto fitosanitario usar dependiendo de la plaga o enfermedad específica, en lugar de utilizar un solo producto. Además, el control es muy importante y, por ello, se pueden tomar medidas preventivas en lugar de reactivas”, explica Monika Roth.

Para apoyar a los agricultores españoles, la ECPA se ha asociado con el centro de investigación Las Palmerillas con tal de desarrollar un programa para compartir las mejores prácticas. Este proyecto ha desarrollado un programa de entrenamiento para técnicos, con un manual de mejores prácticas expresamente para los pimientos y tomates cultivados en invernadero.


Estación Experimental Las Palmerillas utiliza Amblyseius Swirskii como depredador para la mosca blanca.


Plagas en Almería
En Almería, los productores sufren principalmente plagas como los trips, la moscas blanca, los áfidos y hongos como el Botrytis. Gracias a la introducción de insectos depredadores beneficiosos en los invernaderos, está siendo posible combatir las plagas de forma sostenible, además de la utilización de trampas adhesivas para para atrapar determinados insectos que suponen una amenaza dentro del invernadero.

Mientras que la Botrytis se minimiza mediante un sistema de techo doble para la condensación del agua de lluvia, las plagas o enfermedades secundarias se controlan mediante tratamientos específicos que no perjudicarán a los depredadores beneficiosos. Además de controlar las plagas en el invernadero, ya se pueden tratar las semillas con productos fitosanitarios para hacerlas resistentes a ciertas enfermedades cuando las plantas sean adultas. A su vez, la utilización de injertos en plántulas más resistentes, como por ejemplo las de calabaza, aplicables a todas las cucurbitáceas, está resultando clave en la lucha contra las plaga.


Visita al vivero Tecnobioplant

Restricciones de los supermercados
Otro motivo por el que el proyecto es beneficioso para los productores es que tienen que cumplir con la normativa de los supermercados. Aunque los LMR los establece la Comisión Europea, algunos productores no pueden vender sus productos a los supermercados pese a cumplir con esta normativa. Como explicó Manuel Escánez, productor de invernadero de Almería, en la visita al invernadero, “cada vez hay más supermercados que demandan LMR más bajos de los definidos por la CE. Por ello, los productores se ven obligados a utilizar una estrategia de GIP y a buscar formas innovadoras de producir los cultivos con niveles de residuos bajos”.

Porcentaje de uso de GIP con utilización de Control Biológico por producto
El cultivo con más utilización de GIP con empleo de Control Bilógico es el pimiento, con un 100% del total de su superficie, es decir, alrededor de 9.378 has.

En segundo lugar se encuentra el tomate con alrededor del 80%, aunque esta campaña se espera que el Control Bilógico alcance a emplearse en el 90% de la superficie total. Hay que recordar que hace cuatro campañas sólo llegaba al 20%.

Por lo que respecta al pepino y la berenjena, la utilización de Control Biológico supone el 50%, aunque este año podría superarse el 60%.

En cuanto al calabacín, solo se cubre el 20% del total de la superficie, siendo el cultivo que más requiere de investigación e inversión en este sentido.


Proyecto en Turquía
Debido a que el Proyecto de Gestión de Residuos está dando buenos resultados en Almería, la ECPA realizó su primera ponencia en Antalya, Turquía, recientemente. Antalya tiene el mismo clima que Almería, lo que hace que este proyecto sea especialmente útil. Además, Turquía es un país que exporta un gran número de productos hortofrutícolas frescos a la UE y, por lo tanto, también debe cumplir la misma normativa que los productores de la Unión. La ponencia se realizó ante cuarenta asesores que harán llegar la información a otros agricultores de invernaderos de la zona. Las primeras opiniones de estos asesores ha sido positiva.


Más información:
European Crop Protection Association
T: +32 2 663 15 50
Fax: +32 2 663 15 60
www.ecpa.eu
 
 

Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor