Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Protocolos de tratamiento hidrotérmico para controlar los trastornos poscosecha

El tratamiento hidrotérmico ya se utiliza en la práctica comercial para los productos agrícolas completos, como pimientos, tomates, manzanas, cítricos, entre otros. Este tratamiento está desarrollado para el control de hongos e insectos, así como otros trastornos poscosecha. El producto tratado mantiene una mejor calidad poscosecha gracias a su mayor firmeza (manzanas), mejor color (brócoli, espárragos) o ausencia de daños causados por el frío (pimientos).

El equipo de investigación dirigido por Maria Grzegorzewska en el Instituto de Investigación de Horticultura (InHort, Skierniewice, Polonia) acaba de concluir la entrega n. º 4.26, cuyo objetivo era obtener un protocolo para el tratamiento hidrotérmico de las hortalizas de IV gama: col china (Brassica rapa L. var. pekinensis), rúcula (Eruca sativa M.) y melón (Cucumis melo). Además, también se estimó la durabilidad de las hortalizas de IV gama durante el almacenamiento a corto plazo.

El tratamiento hidrotérmico se realizó sumergiendo las hortalizas de IV gama en el baño de agua a temperaturas de entre 38 y 60 ºC y tiempos de entre 20 minutos y 3 segundos. Los parámetros de agua caliente se evaluaron en sucesivas pruebas dependiendo de los resultados obtenidos anteriormente con las diferentes hortalizas.

Las muestras se almacenaron a diferentes temperaturas: 0 °C, 5 °C, 10 °C, 15 °C y 18-20 °C (según el experimento). La calidad de los productos de IV gama se calculó cada 2-3 días durante el almacenamiento y en función de nueve escalas de grados. Asimismo, se hicieron análisis sensoriales, químicos, microbiológicos y microscópicos a las muestras de tratamientos seleccionados.

Los resultados obtenidos en la col china cv. Bilko F1 se vieron afectados positivamente por una inmersión breve en agua caliente a una temperatura de entre 53 y 55 °C (durante 3-5 segundos). El pardeamiento de la superficie de la hoja cortada se retrasó, y la col de IV gama conservó una mejor calidad sensorial durante un periodo de almacenamiento corto. Grzegorzewska concluye: "Basándonos en estos resultados, fue posible proporcionar un protocolo de tratamiento hidrotérmico para su posible aplicación a nivel industrial".

En cuanto a la rúcula de IV gama, la breve inmersión (3-5 segundos) en agua caliente a una temperatura de entre 50 y 55 °C redujo el amarilleo de las hojas durante un periodo de almacenamiento corto. Por otro lado, el tratamiento hidrotérmico logró una mejor calidad sensorial en los siguientes tipos de melones:

1. Melón Galia tratado a 55 °C durante 3 segundos y almacenado a 5 °C y 18-20 °C,

2. Melón Cantaloupe tratado a 53 °C durante 1,5 minutos y almacenado a 0 °C y 18-20 °C.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor