Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Corné y Mario Meesters, a la búsqueda de nuevos mercados y compradores

"La endibia belga tiene muchas oportunidades"

Mario y Corné Meesters llevan cuarenta años cultivando endibias belgas. Tras algunos años de bajada, los hermanos se muestran optimistas en cuanto a las oportunidades de la endibia belga. Mario indica: "El año pasado se sembraron menos hectáreas y se cosecharon menos endibias, sobre todo en Francia y Bélgica. Dado que el pasado invierno los precios fueron buenos y el volumen de endibias usadas fue mayor, ya se ha procesado mucho más producto que de normal. Muchos productores tienen un suministro insuficiente de endibias, por eso están bajando el ritmo de producción y la nueva cosecha no será temprana. Durante la siembra ha hecho frío y no ha llovido, y el surgimiento y el crecimiento llevan un poco de retraso. En particular en Bélgica y Francia se habla de que la situación es mediocre. Hay mucha demanda de endibias viejas y la demanda de la endibia belga también es buena, mucho mejor que en los últimos años. Está yendo bastante bien y miramos hacia el futuro con optimismo. Por fin el productor de endibias belga puede volver a ganar algo de dinero".

Endibia belga cultivada magistralmente en el oeste de Brabante
En el oeste de Brabante, la compañía de los hermanos Meesters existe desde hace cuarenta años. Todo esos años, la compañía ha estado activa en el cultivo de hortalizas, y desde el comienzo, se ha producido endibia belga. Los padres de los Meesters fueron los iniciadores y sus hijos Corné y Mario han continuado y han ampliado la compañía. Desde 2008, solo se cultiva endibia belga durante todo el año. En invierno, la compañía funciona a máxima velocidad, con una producción de alrededor de 40.000 kilos semanales. Se envían recién cosechados a los clientes, previo pedido. Existe posibilidad de varios calibres y envases, el cliente es quien manda.



Producción adaptada a la demanda
En otoño e invierno, el vivero está totalmente lleno. Entre Pascua y Pentecostés, las cantidades planificadas coinciden con la demanda esperada, conforme a la experiencia de años anteriores. Corné explica: "Llevo ya años trabajando en el cultivo en los viveros y también visito a los agricultores. Cultivamos las endibias por contrato y vigilamos cuidadosamente si la cantidad de endibias se corresponde con nuestro objetivo de cultivo. No sirve de nada cultivar endibias belgas si no hay demanda en el mercado, por eso reducimos la producción en primavera y verano. Desde mediados de agosto, lo incrementamos de nuevo para poder tener un suministro abundante cuando se vuelven a abrir los colegios en toda Europa".

"Procesar los pedidos es mi tarea principal. También me encargo de la administración y las finanzas. Todos los días me pongo en contacto con los clientes para comprobar la producción, los calibres, los envíos, etc. Las ventas las llevamos a cabo mediante nuestra organización de productores Best of Four durante años, y funciona bien. En la compañía solo cosechamos si hay pedidos. Eso significa que el cliente siempre recibe una endibia belga fresca. Si en ocasiones hay menos pedidos, dejamos de preparar cosas y los trabajadores se van a casa un poco antes. A continuación, la endibia belga se enfría desde la raíz, y así podemos retrasar el crecimiento unos días. Cuando llegan los pedidos, reanudamos el trabajo. Con este sistema podemos trabajar de un modo muy orientado el cliente y también sabemos siempre para quién cosechamos. De aquí no sale ni un kilo sin haber acordado el precio", asegura Mario. Corné añade: "En el peor de los casos, a veces destruimos un poco, pero eso ocurre muy rara vez. Aunque preferimos hacer eso a suministrar a un precio que no cubra ni la mano de obra ni los costes de envasado".



A la búsqueda de nuevos mercados y compradores
En los últimos años se ha suministrado mucha endibia belga a los clientes minoristas en los Países Bajos. Sin embargo, desafortunadamente, las organizaciones de ventas han resultado ser incapaces de negociar un buen precio. Los volúmenes tienen prioridad ante el precio y la calidad y los hermanos consideran que esto es un callejón sin salida. También se observa esto en las tiendas, en especial en las de descuento y en los compradores de precios. La calidad suele ser pésima en estos establecimientos, pero no es de extrañar con los precios que se pagan. Por eso, tras consultar con Best of Four, decidieron abrir nuevos horizontes. Se vende más en el mercado belga, y mediante mayoristas y exportadores. Eso significa más pedidos y más cambios, porque cada cliente tiene sus demandas concretas. Corné indica: "Siempre y cuando se pague un precio justo, no tenemos problema en hacer algo extra para nuestros clientes". Y Mario añade: "No siempre tiene que ser a un precio premium, siempre y cuando la relación sea buena y las cantidades sean bastante constantes".

"El 95% de nuestras endibias se cultivan en Noordoostpolder. Llevamos trabajando con Flevolof allí algunos años. Flevolof lleva especializado en el cultivo de endibias belgas hace ya casi cuarenta años. Una compañía hermana de Flevolof también cultiva endibias belgas. Nosotros compartimos regularmente información sobre cultivo y ventas con ellos". Mario indica: "Entrar juntos al mercado y complementarse, eso es lo que te hace más fuerte. También hablamos regularmente sobre el funcionamiento de las varias parcelas de endibias del otro en los viveros. Nos gusta ofrecer a nuestros clientes una endibia belga recién cosechada con una larga vida útil".

Información de ventas: 
Best of Four
Ziedewij 5
2991 LA Barendrecht
Tel. +31 (0)180 622 499
Fax +31 (0)180 820 222
Correo e. info@bestoffour.nl

Más información:
Maatschap Meesters
Drossaertstraat 1
4751 Oud Gastel
Tel: +31 611 070 293
m.meesters13@kpnplanet.nl

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor