Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Caen las exportaciones de Panamá por efecto de la situación internacional

No es mera coincidencia que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya reducido las perspectivas de crecimiento para América Latina y el Caribe y que —según el último informe de la Contraloría General de la República— las exportaciones de bienes hayan caído un 10,8% en Panamá.

De enero a mayo de 2014, las exportaciones de bienes sumaron $324 millones, en cambio, en igual periodo del 2015 el monto fue de $289 millones.

Al observar las cifras se nota la tendencia negativa de la mayoría de los rubros. Se notan caídas abruptas como la del café, que pasó de $3 millones a $0,8 millones. Así mismo, la venta en el extranjero de larvas de camarón fueron nulas. La exportación de piña se fue de $15,9 millones a $9,6 millones entre otros productos que han sufrido reducciones.

En el periodo evaluado, hubo algunos renglones positivos. Tal es el caso del melón, con una expansión del 79,4% o el banano (6,2%).

Sobre este panorama, la economista y docente Aracelly De León considera que hay falta de acción por parte del Gobierno. "Hay poca conciencia de que estamos al borde de un precipicio", dice De León, al tiempo que señala que en "economía estamos como en salud, se la pasan poniendo curitas y no hay un plan estructurado para prevenir lo que vendrá".

En el caso específico de los agroproductores, la docente señala de forma crítica el carente apoyo que se le da, lo que queda reflejado en las cifras de Contraloría. "Esta es una crisis a corto plazo", augura De León.

Fuera de fronteras
Los números panameños son un espejo de lo que pasa afuera. Según el informe del FMI, "la crisis financiera global y la crisis de la zona del euro continúan incidiendo en los resultados de la economía mundial".

Las perspectivas de crecimiento para América Latina y el Caribe serán del 0,5% para 2015, informó el FMI hace unos días, lo que supone una desaceleración de la actividad por quinto año consecutivo.

El expresidente de la Asociación Panameña de Empresas (APEDE), Fernando Aramburú Porras, asegura que en el caso de Panamá se esperaba la desaceleración, por lo que no hay razón para entrar en pánico. El fuerte de esta economía siguen siendo los servicios (cerca de un 80%), sostiene.

No obstante, esto es un efecto dominó. Aramburú Porras matiza que aunque la situación en Estados Unidos va mejorando, el ritmo no es el esperado. Para el FMI, ese débil crecimiento (más de lo previsto) al comienzo del año ha empujado a la baja las perspectivas de crecimiento en México, América Central y el Caribe, comportamiento que inevitablemente toca a Panamá, recalcan ambos entrevistados.

A esto se le suma el descenso de los precios de las materias primas, que ha debilitado aún más el entorno externo para la mayoría de los países de América del Sur. Al mismo tiempo, el ente internacional señala que algunos factores internos de estos gobiernos se han sumado a las dificultades de carácter externo, lo que contribuye a debilitar la confianza de las empresas y los consumidores y, por tanto, a reducir la demanda privada.

La moderación de los precios de las materias primas y el alto nivel de apalancamiento de las empresas implica que la inversión siga siendo débil, recalca el FMI.

Sumatoria de factores
Al unir cada punto, queda en evidencia que las perspectivas económicas en la región se enfriarán aún más. Y las proyecciones no solo son para este 2015. El FMI prevé un repunte más débil en 2016.

Los datos preliminares para el segundo trimestre, en Brasil, apuntan a un mayor deterioro del entorno económico, incluido el mercado de trabajo, aun cuando la inflación se mantiene en un nivel inquietantemente elevado.

También se espera que otros países del sur crezcan menos de lo previsto antes, como el caso de Perú, Chile y Colombia. En Argentina, se prevé que la actividad económica se mantenga estancada en 2015 y 2016.

Aunque la situación de la economía panameña sigue siendo estable, la profesora De León considera que hace falta ver un plan de acción estructurado, tanto para lo económico como para lo ambiental, puesto que esto último tiene una fuerte incidencia en la producción del agro y, por ende, en la economía nacional, sobre todo si puede llegar a afectar la movilidad por el Canal.


Fuente: laestrella.com.pa

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor