Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

“Las piñas africanas no son una alternativa”

La lluvia en Costa Rica hace subir los precios de la piña a nivel mundial

Europa y EE. UU. dependen tanto del suministro de piñas de Costa Rica que la decepcionante primera mitad del año ha causado una caída inmediata de la oferta mundial. Después de unas fuertes lluvias y un periodo de crecimiento bastante desordenado, la oferta proveniente del país de América Central ha sido lenta. El resultado: bajos volúmenes y precios altos en Europa y en EE. UU. La industria también ha pagado buenos precios, lo que ha añadido presión sobre la oferta para el mercado fresco. Se espera que la situación mejore en las próximas semanas. Otras áreas de producción como Colombia y Ghana están invirtiendo en el cultivo de la piña, pero Costa Rica sigue siendo el principal agente para los mercados occidentales. China importa sobre todo de países de la región, fundamentalmente de Filipinas y Taiwán. Australia produce la fruta para el mercado nacional, ya que sus altos costes hacen que la exportación no sea rentable. EE. UU. tiene un cultivo limitado en Hawái.



El retraso en la cosecha costarricense influye en el mercado global
El tiempo está jugando malas pasadas a la cosecha, lo que supone que hay menos volumen en el mercado y, debido a la fuerte lluvia, la calidad no siempre es óptima. El año pasado la fruta se envió a Europa de todos modos, pero este año, la industria también está pagando un buen precio por la fruta, por lo que las compañías eligen este mercado en lugar de la exportación con más frecuencia. EE. UU. también demanda mucha piña y las multinacionales dan prioridad a los importadores estadounidenses. El periodo de crecimiento de este año además ha sido muy desordenado, según un exportador. Ha habido varios periodos de floración por las bajas temperaturas entre la semana 35 del año pasado y la semana 8 de este año. Esto ha hecho que la oferta se desestructure y ha creado problemas con los volúmenes. Los productores también han tenido dificultades para controlar la coloración de la fruta y las plagas, lo que ha hecho que muchos volúmenes que normalmente hubieran estado destinados a la exportación hayan acabado en el mercado nacional.

La piña sin corona está al alza, cada vez más compradores la solicitan. La motivación es la eficiencia en costes, un simple cálculo muestra que caben más piñas en un contenedor si viajan sin corona. Sin embargo, el desarrollo del volumen evoluciona despacio y gran parte de los compradores son de la industria del procesado. Este sector además ha comprado más este año por los problemas de los productores señalados anteriormente.

Los precios han sido malos. En Europa los precios eran bajos a principios de año, aunque la situación ha mejorado últimamente. El problema para el sector costarricense es que es difícil comprar a bajo precio por los altos costes de producción. Los precios han estado entre 6 y 6,50 dólares de media este año cuando, otros años, los precios fluctuaban más. Ahora mismo, los precios son altos, pero podría decirse que son estables en comparación con los cinco años anteriores.

En cuanto al transporte, la mayoría de las piñas se envían por barco. El envío aéreo solo es interesante para ciertos mercados exclusivos; su principal desventaja, su alto precio. Un mercado que está interesado en el envío aéreo es por ejemplo Oriente Próximo.

Colombia exporta 1,7 millones de kilos en el primer semestre de 2015
En este país sudamericano, los cambios meteorológicos preocupan menos. Según un productor, las plantaciones de piña están en una zona donde la temperatura durante el día no supera los 32 grados de media y baja hasta los 18 grados por la noche. Así, los productores tratan de mantener la producción estable y evitar retrasos. La mayor parte de la floración tiene lugar entre noviembre y febrero. En ese periodo las temperaturas han sido más altas que la media, lo que supone que la producción entre abril y junio ha sido mayor también que la media y se ha notado una caída entre agosto y septiembre.

La producción está entre 110 y 130 toneladas por hectárea. El 80% de la producción tiene unas características ideales para la exportación, según explica otro productor. Las piñas sin corona todavía no han medrado en Colombia. El 90% de las ventas de piña se siguen destinando al consumo fresco y el hecho de que los productores no cuenten con la infraestructura para ofrecer piñas sin corona también tiene su efecto. Según las estadísticas oficiales del Gobierno, se exportaron casi 1,7 millones de kilos durante el primer semestre de 2015, con un FOB de 939.676 dólares, es decir un FOB de entre 7 y 7,50 dólares por caja de 12 kilos.

Ghana entra en el mercado con piñas de pulpa blanca
En colaboración con una empresa belga, este año se comenzó un proyecto para el cultivo de piñas de pulpa blanca en el país. La variedad, verde por fuera y blanca por dentro, es muy dulce y contiene mucha vitamina C. Al otro lado del océano, los productores opinan que el color de la pulpa es importante para el consumidor y normalmente una pulpa amarilla denota una piña madura.

La piña es relativamente desconocida en China

Los importadores chinos normalmente obtienen sus piñas de Filipinas, Taiwán y, en menor medida, Tailandia. La temporada de importación va de mayo a junio y en estos momentos los volúmenes disponibles son pequeños.

China importa anualmente unas 45.000 cajas de piñas, el equivalente a 30 contenedores, provenientes de Filipinas, y unas 8.000 toneladas provenientes de Taiwán. La piña no goza de una gran familiaridad entre los consumidores chinos, aunque su popularidad está aumentando poco a poco. En varios supermercados la piña se ofrece envuelta para regalo con una guía de pelado y consumo. Las minipiñas de Tailandia, con su tamaño parecido al de una manzana, son bastante populares en el país.

Etileno para mantener el nivel productivo hawaiano

El mal tiempo de Costa Rica está asfixiando el suministro de los EE. UU. Los importadores que pueden mantener el nivel de suministro pueden contar con precios de venta altos. Según un importador se estima que habrá un descenso de entre el 15 y el 20% del volumen en comparación con el año pasado. Una caja de piñas que costaba entre 8 y 9 dólares el año pasado, sale ahora por entre 14 y 15 dólares. “La oferta podría volver a la normalidad dentro de tres semanas, hasta entonces tenemos un mercado potente”, explica un importador.

Dentro de EE. UU., se cultivan piñas en Hawái. La recolección se lleva a cabo en verano y en invierno. Los productores tratan de ampliar la temporada utilizando hormonas, para poder garantizar suministro durante todo el año. Además de esto, se utiliza etileno para colorear la piña, pero las lluvias pueden hacer que se extienda el etileno de forma no uniforme por el campo, lo que hace que algunas frutas se queden verdes, y la apariencia es importante para la venta. Aunque la corona no se come es poco probable que una piña con una mala corona acabe en las tiendas.

Europa
El mercado alemán ve precios altos
La demanda seguirá siendo mayor que la oferta durante las próximas semanas, según un gran importador alemán. La escasez en la oferta de Costa Rica también ha tenido consecuencias para el mercado del país. A partir de la semana 41 se espera una mejora del mercado. Los precios de los calibres más grandes de piña están entre 12 y 13 euros, y entre 10 y 11, los calibres más pequeños. A pesar de la escasez de piña, la calidad y los calibres son buenos. Según las estadísticas oficiales de PROCOMER, se ha exportado menos piña este año; en el primer trimestre, la exportación descendió un 15% en comparación con el mismo periodo de 2014.

Países Bajos: “Las piñas ni siquiera tocan el suelo”
La baja oferta de Costa Rica y la gran demanda han estado empujando los precios de las piñas a niveles muy altos desde hace semanas. Un comerciante describe la situación de la siguiente manera: “Hacia aquí se dirige poca piña y lo que llega apenas toca el suelo”. Esto ilustra la velocidad con la que se vende la fruta. Se espera que la situación siga así hasta la semana 42. Los últimos meses de verano también ha habido poca oferta, pero la piña competía con otras frutas de verano y el consumo también fue menor en vacaciones. Ahora la fruta de hueso ha salido del mercado y la demanda está creciendo. Esto se traduce en un aumento del precio. La oferta de melones brasileños también es lenta, lo que aún impulsa más la demanda de piña. Los importadores están empezando a mirar a otros países como Panamá, Ecuador y República Dominicana, pero esos países no tienen una amplia oferta. Los precios en los Países Bajos son comparables a los de Alemania. Los calibres 5-7 se venden por 12,50; los calibres 8, por unos 10,50, y los más pequeños, por entre 9 y 10 euros.

Los importadores británicos no prevén mejoras hasta Año Nuevo
Los importadores británicos están calculando una escasez de piña proveniente de Costa Rica de alrededor del 15% para el periodo hasta Navidad y los comerciantes están abiertos a la posibilidad de que la escasez siga hasta principios del año que viene. Panamá, Ecuador y Colombia tienen una oferta pequeña y el suministro proveniente de Sudáfrica también es limitado. Costa de Marfil es proveedor de Francia.

La principal variedad en el mercado británico es la MD2, el mercado es estable con precios altos y se espera que siga así. Las piñas sin corona se importan principalmente para la industria del procesado, porque no se ha de pagar transporte para la corona, lo que hace que las piñas sean más eficientes en coste. En los supermercados las piñas sin corona no triunfan. ASDA y Tesco han hecho algún intento, pero el producto no convence a los consumidores. “No entienden por qué no tienen corona”, explica un comerciante británico. La demanda de piñas frescas está aumentando, pero el crecimiento se debe sobre todo a los supermercados, que hacen ofertas.

El mercado italiano florece tras años de precios bajos
En los últimos años, la demanda de piñas ha estado estructuralmente por debajo de la oferta, lo que ha hecho que los precios se hundan por debajo del punto crítico. La presión sobre los precios llegó incluso hasta Costa Rica e hizo que los pequeños productores tuvieran que cerrar sus puertas. En Italia, el 95% de las piñas vienen también de este país de América Central. Este año, la situación ha mejorado, con precios más altos que podrían compensar la influencia negativa de la tasa de cambio. El consumo de zumo de piña ha subido a costa del zumo de naranja, lo que ha hecho que también los precios de la industria aumenten y ha provocado que muchos comerciantes suministren a la industria, de forma que también se ha reducido la presión sobre el mercado fresco.

España lidia con escasez en la oferta
Como en el resto de Europa, en España la oferta de piñas de Costa Rica casi se ha extinguido. Un comerciante afirma que ha aconsejado a sus clientes que no compren piñas porque la fruta no está madura. La fruta no sigue madurando después de la recolección y las condiciones meteorológicas en Costa Rica han hecho que se retrase el proceso de maduración, lo que ha llevado, como ya se ha explicado, a la escasez y a los altos precios del mercado. A partir de la semana 40 la situación volverá supuestamente a la normalidad. “Entonces tendremos todas las piñas que no se pudieron cosechar las últimas semanas, así que no esperamos problemas en el suministro para navidades”, explica un importador español.

Francia: Las piñas africanas no pueden reemplazar a las costarricenses
Los importadores franceses están también enfrentándose a la escasez de la oferta costarricense. Algunos importan de países africanos como Benín, Camerún, Costa de Marfil y Ghana, pero el producto africano es caro. La piña de la variedad Cayenne solo se suministra mediante envío aéreo y, aunque la fruta es menos dulce que su competidora costarricense, su aroma es mejor. “Es un producto mejor que el de Costa Rica, pero para consumidores con una cartera más abultada”, explica un importador francés. “El sabor también es diferente, menos dulce que la piña Extra Sweet de Costa Rica”.

Altas tasas de importación para las piñas israelíes

Varios pequeños productores están probando el cultivo de piñas mini y los métodos de cultivo ecológicos en Israel. Como hay cultivo nacional, la piña es un producto que está sujeto a estrictas condiciones de importación. La importación de frutas y verduras que compiten con las nacionales no está permitido, lo que supone que la piña tiene que importarse cortada o sin corona. Esto tiene consecuencias para el sabor. El precio también es mucho mayor que el del cultivo nacional.

Los productores australianos están preocupados por la importación de la “enfermedad fantasma”

En Australia no preocupan los menores volúmenes, el país produce piñas para el mercado nacional y la demanda y la oferta están bien equilibradas. “Ha hecho buen tiempo durante la temporada de la piña en los últimos años”, explica un comerciante. “Es un respiro después de tres temporadas muy húmedas entre 2011 y 2013”. La piña solo se vende en el mercado nacional. Los costes de mano de obra son demasiado altos como para poder competir en el mercado mundial y el tiempo de transporte también es demasiado largo. Incluso con la escasez de piñas en Europa, no es rentable enviar piñas desde Australia. Los productores, por otra parte, temían la importación de la “enfermedad fantasma” desde Malasia, pero este temor ha resultado ser infundado. Unos requisitos estrictos de importación deberían ser capaces de evitar que la enfermedad entre en el país. Los productores han advertido de que la enfermedad es incontrolable y que no existe protección de cultivo contra ella. En la primera mitad del año, el cultivo australiano se vio atormentado por el mal tiempo; un ciclón y la lluvia causaron problemas en Queensland, mientras que la sequía afectó al cultivo de Queensland Meridional.

Menor cosecha en Filipinas por la sequía de mayo-junio
Entre agosto y octubre es temporada baja en Filipinas. El mal tiempo ha hecho que las piñas sean pequeñas, pero la demanda de calibres grandes ha aumentado en Europa y Oriente Próximo. “Esperamos que en noviembre los calibres vuelvan a ser grandes”, comenta un exportador filipino. El tiempo seco de mayo y junio ha afectado a la cosecha. En julio hubo mucha lluvia, así que la expectativa es que los calibres y los volúmenes vuelvan a la normalidad en noviembre. Oriente Próximo, Kuwait, Dubái, Arabia Saudí e Irán son los grandes mercados de la piña filipina. El cultivo en filipinas es casi totalmente propiedad de Del Monte y Dole Philippines. Estas plantaciones, sin embargo, también ofrecen piñas a los pequeños exportadores, que las envían con sus propias marcas.

Todas las semanas FreshPlaza publica un resumen de la situación de mercado de un producto en un contexto global. Con estos artículos queremos mostrar una imagen de un mercado mundial que cada vez es más pequeño a causa de la globalización. El próximo artículo se centrará en los pomelos.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor