Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Herbafrucht

La alta demanda provoca escasez de cebollino y albahaca

La demanda de hierbas aromáticas es alta entre noviembre y febrero. "La temporada en pleno apogeo con una velocidad constante y estable de ventas", explica Georg Steinkeller, de la compañía Herbafrucht, de Múnich. "Los precios son bastante estables, pero eso es normal en el mercado de las hierbas". Al contrario que ocurre con las frutas y hortalizas, los precios son bastante constantes".


Georg Steinkeller, de la compañía Herbafrucht

Escasez
El mayorista importa sus hierbas aromáticas principalmente de Israel y la India. "Recientemente, ha habido un aumento inesperado de la demanda", asegura Georg Steinkeller. "El mercado no estaba preparado para eso". El aumento de la demanda ha provocado escasez, principalmente de cebollino y albahaca. "Mientras que el resto de hierbas están disponibles, el suministro de cebollino y albahaca es bajo en estos momentos", añade el mayorista.

Pérdida de cultivos
En la escasez no ha tenido que ver solo la alta demanda, sino también las condiciones meteorológicas, según el experto. "En las dos últimas semanas las bajas temperaturas han provocado una pérdida de cultivos en Alemania. Esto ha causado que la temporada finalice antes".

Aumento de la demanda
En torno a Navidad, el mayorista espera un incremento todavía mayor de la demanda. "Igual que ocurre con el resto de productos, la demanda de hierbas aromáticas aumentará en torno a Navidad. Fuera de eso, el mercado de las hierbas aromáticas es muy estable y regular. En estos momentos no hay grandes fluctuaciones, ni al alza ni a la baja".

Georg Steinkeller
Herbafrucht GmbH
Mercado mayorista de Múnich
Tel. +49 (0)8065 - 906 190 2
info@herbafrucht.de
www.herbafrucht.de

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor