Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Vicente José Serisuelo, director comercial de Serifruit:

"El sector citrícola está en proceso de ‘concentración natural’"



El sector citrícola está evolucionando en la Comunidad Valenciana; la distribución de las tierras, la desaparición de empresas y crecimiento de otras, el peso de la gran distribución, son cambios que determinarán su futuro en la principal zona productora de España. Así lo cuenta a FreshPlaza Vicente José Serisuelo, director comercial de Serifruit, que hace un balance de la campaña actual hasta el momento.


Vicente José Serisuelo, mostrándonos una confección de naranjas marca Capri.

Ubicada en Bechí, Castellón, la empresa familiar Serifruit se constituyó en 1997, aunque sus orígenes se remontan a 1960, la cual se conocía por el nombre de Frutas Ibáñez y que llegó a tener una fuerte presencia en el mercado nacional. En 1997, a causa del relevo generacional, decidieron vender la empresa, que terminó desapareciendo. Mientras que la antigua empresa estaba orientada a la comercialización en mercados mayoristas españoles, Serifruit se centra en la gran distribución tanto a nivel nacional, en un 30%, como europeo, en un 70%. La empresa castellonense mueve un volumen de 100 millones de kilos de naranjas, clementinas y mandarinas tanto de producción propia como asociada y compras a terceros.


Calibrado electrónico y mecánico de mandarinas.



Cítricos con mínimo residuo solo para Europa
“Trabajamos con marca de distribuidor en casi todos los países de Europa incluyendo los países del Este, siendo los principales mercados Francia, Alemania, Holanda y Bélgica. Aunque hemos hecho envíos a ultramar en el pasado, no hemos continuado por ese camino. Preferimos especializarnos en el mercado europeo, ya que trabajamos fruta con mínimos de tratamientos poscosecha, algo que nos ayuda a diferenciarnos de nuestros competidores”, explica José Vicente Serisuelo.



Renunciar a la calidad de Sudáfrica por precaución

De julio hacia mediados de octubre, Serifruit inicia la importación de Argentina y Uruguay para poder suministrar naranja durante los doce meses del año. “Hemos detenido las importaciones de Sudáfrica por los problemas de Black Spot. Importábamos naranjas Navel y Valencia sobre todo. Es una pena no poder contar con estos cítricos de tan buena calidad, pero tenemos muy claro que no vamos a poner en peligro nuestras propias plantaciones”, señala.


Mandarinas en mallas para supermercados europeos

Menos disponibilidad de calibres pequeños a partir de diciembre

En palabras de Vicente José Serisuelo, “este año tenemos entre un 20 y 30% menos de cítricos, ya que las olas de calor en primavera provocaron un aborto masivo de las flores. Dadas las circunstancias, de momento estamos ante un mercado receptivo con precios significativamente superiores a la temporada pasada. Siempre es previsible que haga un ajuste de precios a partir de diciembre, como suele pasar por la concentración de volúmenes en tales fechas, aunque con la disponibilidad de este año seguramente será mucho menos marcado que el año pasado. Además, prevemos que a partir de mediados de diciembre haya menos disponibilidad de calibres pequeños, por los cuales se pagarán buenos precios”.
En cuanto a las naranjas, afirma que “las Navelinas han empezado bien también, mejor que el año pasado. No obstante, la gran distribución empieza ahora a ejercer una gran presión para bajar los precios con tal de ser más competitivos, algo que en el contexto de esta campaña no tiene ningún sentido”.



El sector citrícola está en proceso de “concentración natural”
“Es muy difícil que se dé una concentración de producción consensuada en el sector citrícola español, ya que competimos también con países terceros como Marruecos y Egipto. Si nos uniéramos para marcar los precios a la gran distribución estaríamos allanando el camino a estos países terceros cuya competencia en precios es casi imposible. Cada empresa lleva a cabo su propio marketing y fideliza a sus clientes. Otros países productores de cítricos han concentrado su oferta y han perdido fuerza en el mercado. Creo que debemos aceptar que estamos en un mercado libre, con sus ventajas y sus desventajas”, comenta el director comercial.



No obstante, añade que “es cierto que se está dando una ‘concentración natural’, tanto en campo como en comercialización. Si echamos la vista atrás, vemos que las muchas empresas pequeñas han ido desapareciendo, mientras que las medianas y grandes empresas continúan creciendo. En el campo también se da esta evolución, ya que aquellos agricultores con pequeñas explotaciones terminan por venderlas a productores más grandes o simplemente abandonarlas. Sin embargo, con el cambio de generación, heredan la tierra y esperan un tiempo para ver qué hacen con ella”.

Vicente José asegura que “el sector debería unirse, en cambio, para impulsar el consumo de producción europea en nuestro continente. Es nuestro mayor reto”.


Izquierda: mercancía lista para expedición. Derecha: cámara de desverdización.

Serifruit adquiere una central de envasado con más capacidad

Serifruit es de los que no para de crecer. Este año han abierto una planta nueva dedicada solamente al trabajo de la naranja. “Disponíamos de dos centrales de confección, una en Bechí y otra en Villarreal. La necesidad de ampliar nuestra capacidad de confección nos ha llevado a vender la nave de Villarreal para para abrir este año una nueva central más grande aquí en Bechí, a unos metros de nuestras oficinas”.

Castellón es una zona más dedicada a la producción de clementinas que de naranjas, aunque Serifruit se abastece también de la provincia de Valencia, Tarragona y Andalucía.



Limas y kumquats “made in Valencia”
Aunque Serifruit es especialista en cítricos, también comercializa melón Piel de Sapo, melón Amarillo y sandía, y recientemente está invirtiendo en la producción de caqui. Pero lo que más destaca es su producción propia de kumquats y lima, algo más difícil de ver en el campo valenciano y de los cuales dispone alrededor de 200.000 toneladas, tanto para el mercado nacional como internacional, con disponibilidad desde agosto hasta noviembre.



”La calidad de estas limas es superior en comparación con el producto brasileño y mexicano por la cercanía. Nuestra lima puede estar en el mercado una semana después de ser cosechada, mientras que el producto de ultramar tarda alrededor de treinta días. Las diferencias en sabor y aroma son importantes. Vicente José cuenta que este año ha sido una campaña extraña para la lima. Es un producto que suele tener precios más estables, pero este año ha habido mucha oscilación. La media de precios a estado por debajo de 1,00 euro el kilo, algo muy poco habitual”.

”Estamos experimentando con granadas en estos momentos, no cerramos las puertas a trabajar con productos que pueden tener un futuro prometedor”.


Vicente José Serisuelo en su estand, en la última edición de Fruit Attraction.
 



Para más información:
Vicente José Serisuelo
Serifruit
Polígono Cayaret. C/Sur, s/n.
Bechí, Castellón. España
M: +34 626978961
vicentejose.serisuelo@serifruit.com

www.serifruit.com



Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor