El tribunal se pronuncia en el caso Fyffes contra Chiquita

Diferencias suficientes entre las marcas Hola Banana! y Hoya

Tan solo hay una letra de diferencia entre Hoya y Hola, pero ha bastado para que el gigante de las bananas Fyffes llevara a su competidor Chiquita a los tribunales. Hoya y Hola son marcas de bananas, lo cual resulta confuso, según la multinacional irlandesa. Recientemente, un juez se ha pronunciado sobre el caso.

La marca HOYA fue registrada en la categoría de frutas y hortalizas frescas por Fyffes en los 80. A ello se le sumaron dos registros más en los 2000, cuando el nombre de la marca se enmarcó en un diamante dentro de un óvalo. Esta marca se usa para el mercado europeo.



Chiquita vende bananas con las marcas Chiquita y Consul en el mismo mercado europeo. En 2015, se presentó la marca Hola Banana!, la cual sería vendida por Brothers Van Aarle, de Schijndel, entre otros. La presentación de la nueva marca se anunció en nuestras páginas webs, tras lo cual Fyffes decidió escribir una queja.

El 29 de marzo de 2016, Fyffes exigió a Chiquita a través de una carta que dejara de utilizar la marca Hola Banana! Al final, el caso se llevó ante los tribunales para llegar a una decisión al respecto. Fyffes solicitaba que Chiquita dejara de utilizar la marca, dado que estaba infringiendo los derechos de marca registrada. Los argumentos fueron los siguientes: Chiquita emplea la marca Hola Banana! para un producto similar al de la marca Hoya de Fyffes. La incorporación de "Banana!" tiene poco valor, porque la marca se distingue mediante "Hola". "Hola" y "Hoya" son muy similares, lo que podría causar confusión entre los consumidores.

Chiquita reaccionó afirmando que Fyffes llevaba cinco años sin utilizar la marca Hoya en Europa. El volumen vendido era muy pequeño y, en su mayor parte, se destinaba a la exportación fuera de la UE. Además, a Chiquita no le pareció convincente el argumento de que las bananas eran compradas por los consumidores, puesto que las facturas que Fyffes aportó mostraban que las entregas se realizaban a mayoristas e instalaciones de maduración.

El Tribunal de La Haya se ha pronunciado y ha decidido que Fyffes no llevaba la razón. La similitud entre ambas marcas no es suficiente, ni siquiera fonéticamente. Además, Fyffes no ha podido probar ningún daño económico, según el tribunal.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor