Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global de la cebolla

Aunque las perspectivas de la nueva cosecha de cebolla en Europa son positivas, también subyacen algunas preocupaciones. Los productores británicos están teniendo un verano seco, los productores franceses sufrieron fuertes lluvias en marzo y el sector holandés espera que los precios no suban demasiado para que el mercado siga siendo atractivo. Este mercado internacional es complicado para los productores panameños, ya que son incapaces de competir con las cebollas importadas, aunque ayudaría la puesta en marcha de algunas medidas. Brasil, por su parte, podría arreglárselas con algunos socios nuevos tras detener las exportaciones a Argentina, aunque hay que decir que también se está invirtiendo en la producción nacional. Los exportadores chinos tendrán muchas cebollas almacenadas en las cámaras debido a la abundante cosecha de la India. India exporta a muchos destinos, como Malasia e Indonesia, que son los principales mercados de China. La industria australiana prefiere mantener cerradas las fronteras y está satisfecha con la garantía de dos cadenas de supermercados de que solo ofrecerán cebollas australianas.

Buena temporada en Países Bajos
Pese a los altos precios y la baja calidad de las cebollas, las exportaciones a mediados de junio alcanzaron el mágico umbral de los mil millones de kilos. Mientras tanto, la nueva temporada de cebollas de siembra ya está muy avanzada y ya se han cosechado las primeras cebollas de simiente. La superficie plantada se ha incrementado en 1.200 hectáreas y suma un total de 32.900 hectáreas, un 4 por ciento más que en 2015 y un 65 por ciento más que en 2000. La superficie dedicada a las cebollas de simiente es la que más ha incrementado. La mayor parte de las cebollas cultivadas se destina a la exportación.

La temporada holandesa de cebollas de siembra ha tenido un buen comienzo y la demanda en este periodo incluso supera la oferta, porque se necesita tiempo para secar ventilar y clasificar las cebollas y así poder entregar un buen producto de exportación.

Las cebollas de simiente están llegando al mercado un poco más tarde, porque lo que hay espacio de sobra para las cebollas de siembra. En estos momentos, el precio ronda los 20-21 céntimos de euro, un precio excelente. Con las exportaciones actuales, los comerciantes esperan un precio fijo. Si llega pronto más suministro, habrá que esperar a ver cómo se desarrolla el mercado. El precio no debería subir demasiado para mantenerse competitivo en el escenario mundial.

Actualmente, las exportaciones a ultramar son considerables y la calidad parece buena hasta el momento. Más del 90 por ciento de las cebollas holandesas cruzan las fronteras hacia una amplia gama de destinos. Con dos puertos internacionales cerca, el sector holandés pude suministrar cebollas a todo el mundo en un periodo de tiempo corto.

Anteriormente, la mayoría de las exportaciones tenía lugar en la segunda mitad de la temporada, pero en parte debido al veto ruso, ahora se hacen en la primera parte de la temporada. Senegal, puerta de entrada al mercado africano, abrirá sus fronteras a partir del 22 de agosto y, con la celebración del festival Tabaski el 11 de septiembre, hay buenas perspectivas de envío a África.

El mercado global de la cebolla es otra historia. Los volúmenes cosechados en la India y en China son buenos y los precios no son demasiado altos. Hace dos años, Brasil salvó la temporada holandesa, pero ahora el país no está en el mercado. Además, Países Bajos se ha enfrentado a mucha competencia en el mercado brasileño por parte de las cebollas españolas.



Crece el cultivo de cebollas en Bélgica
Bélgica es un país de patatas, pero la producción de cebollas está empezando a aumentar. Tanto los productores flamencos como los de Valonia cultivarán más cebollas, aunque todavía no se conocen cifras claras sobre el alcance de este crecimiento. El año pasado, la superficie era de 2.450 hectáreas. Tradicionalmente, Bélgica ha cultivado, sobre todo, para la industria transformadora. En los próximos años, se cultivará más producto fresco para el mercado. Los supermercados buscan producto local, lo cual no excluye a las cebollas.

Según los productores y comerciantes belgas, se trata de una posible amenaza para Países Bajos en el futuro. La reacción de los comerciantes holandeses es, actualmente, un poco lacónica, según los belgas, pero no hay que subestimar el volumen que se está formando.

La diferencia entre las cebollas belgas y las holandesas reside, principalmente, en su aspecto. El color de las cebollas belgas es más dorado o tostado. Los productores belgas están adquiriendo experiencia rápidamente y cada vez son más capaces de abastecer al mercado con su producto propio. El tema del envasado todavía es un cuello de botella. Según los comerciantes, las cebollas belgas se siguen envasando a menudo en Países Bajos para acabar en los supermercados belgas.

Ahora mismo, el mercado es estable; todavía dura el periodo vacacional. Los precios son bastante aceptables, según un mayorista belga, quien también confirma la expansión de la superficie de cultivo de cebolla, que ya se estima que ha crecido en torno a un 10% con respecto al año pasado. En cuanto a las cebollas de siembra, en Flandes se han sufrido muchos daños, aunque, según se informa, en Valonia no han sido tantos.

La temporada se adelanta en Dinamarca
La temporada transcurre sin sobresaltos. La cosecha de chalotas comenzó hace dos semanas y la próxima semana lo hará la de las primeras cebollas tempranas. Según un mayorista danés, en los próximos meses solo habrá disponibles cebollas danesas. Se espera un volumen de producción dentro de la media, tal vez un poco mayor que el año pasado. La temporada ha comenzado antes de lo habitual debido al calor y a la abundancia de lluvias. Normalmente,las cebollas se entregan a los mayoristas en sacos de 5 o 10 kilos. El envase para el consumo al por menor suele pesar 300 gramos. Las cebollas se clasifican hasta Año Nuevo, cuando empieza la temporada de exportación. Los principales mercados son el sur de Europa, Alemania y la República Checa.

Los productores británicos sufren la sequía
El grueso de la producción británica de cebolla se ubica en el este del país, una región que, últimamente, se ha visto afectada por el mal tiempo. Al contrario que el año pasado, ha hecho demasiado calor y ha llovido muy poco. El crecimiento de las cebollas va por buen camino, pero hay escasez de agua, como informa un productor. La temperatura es demasiado alta (24 °C-30 °C), lo que hace difícil garantizar un riego suficiente. Así, pues, es complicado estimar cuál será la cosecha. La producción depende mucho de la cantidad de agua aportada, que varía de un campo a otro.

Los productores necesitan calibres grandes para conseguir un buen precio, preferiblemente entre 50 y 80 mm. La cosecha empieza el próximo mes. La superficie se mantiene estable y la cosecha del año pasado totalizó 466.000 toneladas.

La demanda en este periodo suele ser más baja, pero las ventas avanzan bien, con precios razonables. En estos momentos, escasean sobre todo las cebollas rojas. España ha exportado algunas cebollas de este color y en las próximas dos o tres semanas empezarán a llegar envíos del norte de Reino Unido y del norte de Europa.

España teme precios bajos
La cosecha en la región productora de cebolla más importante de España, Castilla-La Mancha, ya ha comenzado. Actualmente, las cebollas cosechadas son de media conservación. Las cebollas de larga conservación también empezarán a cosecharse pronto. Pese a los buenos resultados de este año, la oferta y la demanda están desequilibradas, lo cual dio lugar a una caída de los precios en julio.

La superficie de cultivo ha aumentado un 4% este año, lo que combinado con las favorables condiciones meteorológicas ha garantizado una buena cosecha. Se calcula que el volumen disponible ha crecido entre un 8% y un 10%.
Los exportadores se están enfrentando a algunos desafíos. Alemania y el Reino Unido esperan una cosecha más abundante, lo cual implicará menores oportunidades de exportación para España. Brasil tampoco parece ser una alternativa viable este año, ya que se ha invertido en ampliar la superficie de cultivo y la cosecha será mayor. Otros posibles destinos son el norte de África y Taiwán, pero también son mercados más complicados.



La cosecha francesa es incierta
La cosecha debería comenzar dentro de alrededor de un mes, así que es difícil ofrecer una estimación fiable del desarrollo de la temporada. Sin embargo, preocupa que las fuertes lluvias de marzo den lugar a una cosecha más pequeña y de menor calidad. Además de que los campos se inundaron, hubo problemas con la aparición de enfermedades y mildiú. Todavía se desconoce si esto pasará factura a las cebollas.

La cosecha de chalotas ya ha empezado y, aproximadamente, se han completado ya dos tercios de esta. La producción es buena, pero menor a la del año pasado. En torno a la mitad de las chalotas francesas se venden en el mercado europeo.

El cultivo ruso se expande
La producción rusa de cebolla ha crecido gradualmente en los dos últimos años, por lo que entre junio y abril se cubrió gran parte de la demanda local con cebollas nacionales. Cada vez más productores emplean técnicas modernas. una gran cadena de supermercados asegura estar satisfecha con la mejora de la calidad de las cebollas este año. La temporada está avanzando sin problemas, con abundancia de cebollas para el mercado interno. En los próximos meses, llegarán al mercado las cebollas egipcias. El mercado ruso tiene una buena demanda de cebollas durante todo el año. Las cebollas se venden a granel o en sacos de 0,5 o 1 kilo. La variedad más abundante es la Dayton, cuyo precio ronda los 16 rublos (0,25 dólares).

Espacio en el mercado brasileño
Las exportaciones argentinas de cebolla se están reduciendo. Mientras que en 2010 el total de envíos rondaba las 250.000 toneladas, el año pasado la cifra cayó a 80.000 toneladas, lo cual ha creado algo de espacio para la entrada de otros países al mercado brasileño. En 2014, Países Bajos logró una posición importante en este país, pero el año pasado España también logró un buen agarre. El país exportó casi 50.000 toneladas de cebollas a Brasil, lo que dio lugar a una oferta un poco menor en el mercado europeo. Brasil es uno de los principales importadores de cebolla del mundo y su cuota de mercado es de alrededor de un 4%.

Las importaciones perjudican a los productores panameños
Según los productores panameños, el Gobierno está alentando la importación de cebollas en lugar de promocionar los cultivos nacionales. Los productores se están preparando ahora para la llegada de la próxima temporada. En la primera mitad de este año, el país ha importado 12 millones de toneladas de cebollas, mientras que el año pasado el total de importaciones ascendió a 35 millones de toneladas. En los meses de enero y febrero es cuando se importaron más cebollas. En esos meses, la producción local también puede satisfacer fácilmente la demanda. La mayoría de las importaciones proceden de Estados Unidos, seguido de Países Bajos y Perú.

La organización de productores revela que hay productores que se preguntan si vale la pena mantener la superficie de cultivo actual, dadas las altas cifras de importación. No obstante, los productores han empezado a plantar.

La producción del país satisface el 90% de la demanda nacional entre enero y abril, mientras que en el periodo de abril a diciembre es necesario importar, ya que la producción nacional solo puede cubrir el 20% de la demanda del mercado. Los productores han organizado protestas contra la normativa de importación. El Gobierno ha dado algunos pasos, pero habrá que esperar a la próxima temporada para saber si bastarán para reducir la presión del mercado. Actualmente, hay escasez de cebollas y los puertos de Panamá están abiertos a las importaciones.

Roya en las cebollas colombianas
En ocho fincas de La Bella y La Florida se ha detectado un brote de Puccinia allii (roya de la cebolla). El hongo no solo amenaza a las cebollas, sino también a los ajos y al cebollín. Ocho compañías ya han reportado daños. Las autoridades están realizando inspecciones en la zona y tomando las medidas necesarias para prevenir la propagación del brote.

Los productores australianos esperan buenos precios
En las próximas semanas, comenzará la temporada de la cebolla en el norte de Australia, Queensland y el Territorio del Norte. La cosecha de cebollas de día largo en el sur acabó a mediados de mayo. Ahora mismo se están sacando cebollas de las cámaras. Los precios están subiendo en el mercado nacional, lo que, probablemente, se traducirá en un buen precio para los productores, tal vez mejor que en los seis años anteriores. Hay menos cebollas en las cámaras debido a unas temperaturas inesperadamente altas durante la temporada. Algunos productores del norte ya han empezado a cosechar pequeños volúmenes de cebollas tempranas y en las próximas semanas el volumen empezará a alcanzar su máximo.

Dos cadenas de supermercados, Coles y Woolworths, se han comprometido a vender solo cebollas australianas. La industria espera que más supermercados se sumen a su ejemplo. Según los productores, las importaciones no son imprescindibles.

Precios bajos en China
Las zonas de China que más cebolla producen son las provincias de Shandong, Gansu y Mongolia Interior. El año pasado, los precios eran altos, 2.000 yuanes (265 euros) por tonelada. Como resultado, más productores decidieron plantar cebollas. Según las estimaciones, la superficie en las provincias de Gansu y Mongolia Interior se ha incrementado entre un 15% y un 20%. En respuesta, los precios han caído 1.000 yuanes por tonelada. Por ahora, no se esperan incrementos de precios. La cosecha en Gansu y Mongolia Interior empieza a mediados de agosto.

En cuanto a las exportaciones, los comerciantes se han visto afectados por la gran cosecha que ha habido en la India. Los principales destinos de exportación están en el Sudeste Asiático, concretamente, Malasia e India. Este año, las baratas cebollas de la India están arrebatándole cuota de mercado a la producción china. Hasta junio de este año, las exportaciones de China se situaron en 265 toneladas, un 8% por debajo de las 290.000 toneladas logradas el año pasado.

Estado de ánimo positivo en Estados Unidos
Los productores de Nueva York todavía no han empezado a cosechar, pero ven una buena demanda de cebollas amarillas de tamaño medio y jumbo de California. Washington también se está preparando para el inicio de la temporada. La cosecha en el condado de Orange, Nueva York, comienza en septiembre y se espera que la oferta, la calidad y el precio se mantengan estables.

La cosecha ya está en pleno funcionamiento en Idaho. Este año, las cebollas son más grandes que el año pasado. Por ahora, la temporada ha sido muy buena para los productores este año. Aunque la superficie de cultivo ha aumentado ligeramente, la producción se ha reducido un poco. Los precios son buenos por el momento, entre 9 y 12 dólares por bala de 50 libras (casi 23 kilos) de cebollas amarillas españolas Super Colossal de Idaho y Oregón (el 18 de agosto).

Las perspectivas son optimistas en otros estados. La cosecha en Washington avanza bien; Colorado ha comenzado a cosechar cebollas blancas y Míchigan ha tenido la "mejor cosecha en años" este mes. Las noticias que llegan en Utah no son tan buenas, ya que las cebollas son más pequeñas como resultado del caluroso verano.


Cada semana, FreshPlaza y AGF.nl publican un resumen de la situación del mercado de un producto en su contexto global. Con estos artículos, nuestro objetivo es ofrecer una idea de un mercado global que se vuelve cada vez más pequeño como resultado de la globalización. El próximo artículo se centrará en los arándanos.



Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor