La experiencia de un productor de manzanas rumano

Las pérdidas poscosecha en manzana podrían reducirse sin grandes inversiones

Hace poco, Octat Dragan SRL vendió las últimas manzanas que había conservado durante 8 meses en cámaras de atmósfera normal. La compañía señala que las manzanas seguían frescas y firmes, sin ningún cambio en la textura o el sabor. La reducción de las pérdidas provocadas por el etileno, las bacterias y los mohos fueron del 25-30% y, así, la compañía ha salvado más de un 20% de manzanas más. Octavian Dragan, propietario de la compañía, declara: "Hemos logrado este resultado usando la solución Bio Turbo de Miatech, además del equipo de refrigeración instalado.



Según la FAO, cada año se desperdician en torno a 3,7 billones de manzanas, lo cual puede parecer sorprendente, ya que las manzanas no suelen considerarse una fruta muy perecedera. Sin embargo, en la práctica, tras 8 meses de almacenamiento en una cámara frigorífica, hasta el 30% de las manzanas muestran signos de moho, pudrición o ablandamiento, por lo que dejan de ser comercializables. Hace 2 años, la productora rumana de manzanas Octat Dragan SRL hizo frente a las mismas complicaciones en su cámara de Bistrita, Rumanía.

La compañía descubrió que la mayor fuente de pérdidas de fruta era la calidad del aire dentro de la cámara, dado que es un medio ideal para la propagación de hongos, bacterias, esporas de moho y etileno. Sin embargo, estos factores no están relacionados con la temperatura, pues hasta a 2‎ °C (36 ‎°F) las frutas continúan liberando etileno en el aire, el cual se propaga por toda la cámara frigorífica.

Muchos productores de todo el mundo siguen tolerando dicha contaminación cruzada y el desperdicio de alimentos sobre todo por dos ideas equivocadas muy comunes en lo referente a las soluciones para eliminar el etileno y los patógenos transmitidos por el aire. Las más frecuentes son que son ineficaces y caras.

Tal vez se cumpla en los generadores de ozono, los eliminadores de permanganato de potasio o las cámaras frigoríficas de atmósfera controlada, ya que requieren un mantenimiento constante y costoso, así como personal cualificado para operar el sistema, y los resultados no son impresionantes en exceso. Por ejemplo, los productores de manzanas que emplean ULO (oxígeno ultrabajo) informan de pérdidas de en torno al 5% o 10% tras 10 meses de almacenamiento, en función de la calidad de los productos almacenados.

Aunque, por otro lado, existen soluciones innovadoras y asequibles que eliminan de forma eficaz el etileno y los patógenos transmitidos por el aire. La solución por la que optó Octat Dragan SRL, Bio Turbo de Miatech, es un buen ejemplo de ello. Esta tecnología patentada requiere un mantenimiento bajo, tan solo reemplazar el kit de mantenimiento una vez al año. Minimiza las pérdidas provocadas por el etileno, las bacterias y los hongos hasta el 1%, al reducir de forma drástica la contaminación cruzada dentro de las cámaras frigoríficas y al crear un mejor entorno de almacenamiento. Gracias a que no emplea productos químicos perjudiciales, cumple plenamente los estándares internacionales de seguridad alimentaria.

Más información:
Oleg Kuts
Miatech
Tel. 1 (503)-659-5680

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor