Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Israel, potencia global en el sector del mango

Los mangos son originarios de India, donde se consideran la fruta nacional y se cree que se remontan al siglo V a. C. Sin embargo, los mangos indios son muy diferentes de los que se encuentran en el mercado global. Son más pequeños, tienen otra coloración y su olor y su sabor son más fuertes. Estas frutas se parecen más a los mangos silvestres que se cultivaron por primera vez, antes de que se cruzaran con otros para desarrollar las variedades que se cultivan actualmente por todo el mundo. Fue en el siglo XIX cuando los mangos viajaron a Norteamérica, donde se crearon algunas de las variedades más famosas, como la Tommy, la Keitt, la Kent y la Hayden, para adaptarse al clima y las preferencias de los consumidores.

Desde entonces, los mangos se han extendido por muchas otras regiones y su consumo en occidente se ha disparado. En total, se comercializan 40 millones de toneladas de mangos al año, la mayor parte en las Américas. Israel no es el mayor productor, pero sus mangos tienen muy buena calidad. Los mangos llegaron a Israel por primera vez en los años 20 y, poco después, comenzaron a desarrollarse variedades nuevas que se adaptaran mejor a su clima caluroso. La Maya fue la primera variedad israelí, y después de su rotundo éxito, llegaron la Shelly, la Omer, la Noa, la Tali, la Orly y la Tango. Israel posee la patente de ocho variedades comerciales, de las cuales algunas ni siquiera se producen en Israel, ya que rinden bien en distintos climas y tienen mucha demanda en diversos mercados globales. De hecho, en los últimos años, Israel ha obtenido el mayor rendimiento por hectárea del mundo, con una media de 30 o 40 toneladas por hectárea en comparación con la media global, de 10 toneladas por hectárea.

La mitad de los mangos israelíes se exportan, principalmente a Europa, por lo que los investigadores continúan mejorando las variedades que cumplen los requisitos de exportación y la demanda de los mercados de destino. "En primer lugar, nos interesa crear variedades superiores para dar ventaja a los productores israelíes", afirma Yuval Cohen, botánico del instituto Vulcani sobre la investigación agrícola de Israel. "Queremos desarrollar frutas atractivas y del calibre adecuado, que tengan buena durabilidad y una temporada larga", añade. "Son exigencias muy grandes, pero hemos logrado satisfacerlas. Hemos presentado el nuevo mango al mercado europeo y esperamos seguir innovando".

Fuente: Haaretz

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor