Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Bélgica lanzará un robot cosechador de fresas el año que viene

Unos fabricantes de robots de Bélgica llevan tres años trabajando en secreto en unos robots cosechadores, pero, ahora, por fin, pueden mostrar un prototipo. Exhibieron su máquina en el Día Internacional de la Mecanización y la Demostración del Centro de Investigación de Hoogstraten (Bélgica).



Máquina cosechadora
Una pinza agarra las fresas desde abajo, las retuerce, corta el tallo y las coloca en una cesta. Ese es el funcionamiento básico del robot cosechador en el que han estado trabajando los ingenieros de la oficina belga Octinion. "La idea de esta máquina es que recolecta el 70% de las fresas a un ritmo de una fruta cada tres segundos", explica el director técnico Jan Anthonis, y añade que la máquina costará lo mismo que contratar a un recolector, pero cosechará 24 kilogramos por hora en lugar de los 12-20 kilos que podría cosechar un humano en el mismo tiempo. Es más, el robot puede trabajar las 24 horas del día.

Cosechar desde abajo y retorcer los tallos de lado son dos características importantes de esta máquina. "Hemos descubierto, gracias a nuestra cooperación con los centros de conocimiento, que es más fácil cosecharlas así", comenta Anthonis. "El tallo ofrece menos resistencia si se cosecha en vertical, y es un método muy parecido a la cosecha manual". Por ahora, solamente están cosechando las frutas maduras, pero, más adelante, se podrían añadir otras etapas de maduración con una tecnología de visión.



Bélgica contra Japón
Bélgica no es el único país que está desarrollando un robot cosechador de fresas: Japón también está trabajando en esta tecnología. Según Anthonis, la diferencia con su sistema es que todo el invernadero tiene que estar organizado alrededor del robot. "Nosotros utilizamos un sistema que se puede usar en un invernadero actual o en un cultivo con andamios". Es más, la máquina belga cosecha las fresas sin el tallo. "En Japón, las fresas se envasan de forma individual, por lo que los tallos no suponen un problema, pero, en bandejas, los tallos perforarían las otras frutas".



Dribble
El robot cosechador se combina con Dribble, otra innovación de Octinion. Esta plataforma autónoma trabaja con su propio sistema GPS basado en una serie de balizas. Dribble estará listo para presentarlo al mercado a principios de 2017, y Octinion ya está sopesando varias opciones. Este robot es el primer paso para crear una plataforma de cosecha autónoma.

En colaboración con el Centro de Investigación de Hoogstraten, continúan investigando cómo utilizar Dribble para combatir el oídio con luces ultravioletas, y también podría servir para fumigar los invernaderos.



¿Sustituirá a los humanos?
El año que viene, la máquina se probará en el Centro de Investigación de Hoogstraten y en las plantaciones de varios productores, y debería llegar al mercado en 2018. "Es un proceso complejo y todavía no hemos terminado, aunque creemos que ya hemos superado la parte más difícil", opina el director ejecutivo, Tom Coen. ¿Habrá llegado el momento de sustituir a los recolectores de los invernaderos? Según Anthonis, no hay que verlo de ese modo. "Lo consideramos una oportunidad para que no decaiga el cultivo en Bélgica. En el sector de la fresa, la calidad y el sabor son muy importantes. Hacen falta recolectores experimentados y los productores se quejan de que son difíciles de encontrar. El robot cosechador ofrece una oportunidad de conservar este cultivo en Bélgica".

Demostración del prototipo del robot cosechador de fresas; en primer lugar, la plataforma autónoma Dribble y, por último, la pinza:



El aspecto final que tendrá el robot:




Más información:
Octinion
Interleuvenlaan 46,
B-3001 Heverlee-Leuven
Bélgica
Tel.: +32 16 38 73 10
info@octinion.com
www.octinion.com



Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor