El sistema UFO puede mejorar la producción de cereza

Según los autores de un nuevo estudio (HortScience, agosto de 2016), los sistemas de conducción de árboles de alta densidad pueden ayudar a los productores a lograr una producción de cerezas dulces más eficaz y a reducir el uso de pesticidas. Tiffany Law y Gregory Lang, del Departamento de Horticultura de la Universidad Estatal de Míchigan, han evaluado el primer año de aplicación del sistema UFO (upright fruiting offshoots) en cerezos dulces, y han determinado unas prácticas eficaces que, como sostienen, pueden incrementar el éxito del productor.

Law y Lang explican que el UFO es un sistema de conducción de alta densidad innovador y un tanto radical mediante el cual se produce fruta en diversos vástagos verticales que parten de un tronco similar a un cordón, como si se tratara de un emparrado de vides. "Esto proporciona unas copas altas y estrechas fáciles de conducir y podar para la renovación de los brotes", explican los autores. "El propósito de formar una estructura con el sistema UFO es desarrollar brotes verticales bien distribuidos y maximizar el crecimiento de los brotes en la espaldera".

Lang y Law experimentaron con árboles de viveros sin ramificaciones de la variedad Rainier sobre pie de Gisela, plantados con una densidad de, aproximadamente, 1,5 metros y divididos en 12 combinaciones de tratamientos. Los experimentos investigaron el ángulo del tronco, plantando los árboles a 30°, 45° o 60° con respecto al eje horizontal.

El ángulo de plantación, la altura del cordón y la selección de yemas influyeron significativamente en la formación de las copas de los árboles con el sistema UFO. En la plantación, los ángulos de 45° o 60° con respecto al eje horizontal dieron lugar a un mayor crecimiento de brotes verticales en comparación con la plantación a 30°, y también propiciaron una mejor distribución de brotes con respecto a los tratamientos sin selección de yemas. Con una altura del cordón de 45 cm, se incrementó la longitud total de los brotes verticales un 20% en comparación con una altura de 60 cm.

La selección de yemas mejoró la precisión del desarrollo de las copas gracias a que permite una distribución más equilibrada de los brotes verticales a lo largo del cordón. "La selección de yemas redujo el potencial de fructificación en el segundo y tercer año en comparación con los tratamientos no manipulados, pero superaron a estos en rendimiento anual estimado en el cuarto año y en rendimiento acumulativo en el quinto año", apuntan los autores. La selección de yemas incrementa la longitud total y media de los brotes verticales y mejora la distribución durante la formación, además de moderar el potencial de carga de cultivo temprano.

Más información en: phys.org

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor