La UE pospone la firma del CETA

La Unión Europea ha decidido posponer su decisión final sobre el CETA, acuerdo de libre comercio con Canadá. Varios Estados miembros, sobre todo Bélgica y Rumanía, ya habían expresado anteriormente sus preocupaciones con respecto al CETA.

Los ministros de Comercio de la UE no fueron capaces de llegar a un acuerdo sobre los detalles del acuerdo con Canadá el martes en Luxemburgo. La decisión se ha pospuesto hasta la próxima semana.

Aunque varios países habían manifestado sus preocupaciones con respecto al controvertido acuerdo, el ministro de Comercio eslovaco, Peter Ziga, dijo que, al final, fueron las reservas belgas las que detuvieron el proceso. Actualmente, Eslovaquia preside la UE.

Ziga añadió que seguía confiando en que el acuerdo con Canadá se pudiera firmar el 27 de octubre, durante la cumbre entre la UE y Canadá, como estaba programado originalmente. "Me cuesta imaginar que Bélgica sea el último escollo", apuntó Ziga, en referencia a los estrechos vínculos lingüísticos entre el país y Canadá.

No obstante, los observadores esperan que los detalles se desmenucen durante la próxima cumbre de la UE esta semana. Los líderes del bloque están citados en Bruselas el 20 y el 21 de octubre para la cumbre anual, que pondrá el foco en las políticas comerciales. La comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström, también ha señalado que tiene esperanzas en que el CETA pueda rubricarse a tiempo.

Todas las miradas están puestas en Bélgica
El Parlamento regional belga de Valonia ya había impedido que su Ejecutivo concediera al Gobierno federal el visto bueno para apoyar el acuerdo. Bélgica no puede suscribir el CETA sin el respaldo de los cinco subgobiernos federales, en representación de sus regiones. El ministro de Exterior belga, Didier Reynders, subraya que su Gobierno seguirá trabajando en la búsqueda del apoyo de todos los gobiernos regionales.

Bulgaria y Rumanía también habían expresado su oposición anteriormente, afirmando que querían que la entrada sin visado en Canadá fuera una de las condiciones para firmar el acuerdo.

El CETA es una propuesta de acuerdo de libre comercio diseñado para eliminar el 98 por ciento de los aranceles entre Canadá y la UE. Quienes se oponen alegan que debilitará los derechos del consumidor europeo, entre ellos la legislación sobre seguridad alimentaria. Los defensores del CETA afirman que este aumentará el comercio bilateral un 20 por ciento y dinamizará la economía de la UE en 12.000 millones de euros (13.400 millones de dólares) anuales.

Fuente: www.dw.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor