Alemania:

Las piñas ecológicas ahorran costes climáticos y agua

Las piñas ecológicas de Nature & More ya eran honestas sobre su origen. Los consumidores pueden usar los códigos que se muestran en las piñas para ver qué productor de Costa Rica las ha producido y en qué lugar, antes de que llegue a los lineales. Con unos clicks más, el consumidor puede encontrar información sobre los agricultores, la región y la agricultura sostenible. Sin embargo, ahora las piñas también revelarán los costes ocultos de su cultivo, con una etiqueta sujeta a la corona. Estas cifras muestran claramente que merece la pena pagar por las piñas ecológicas.


 
A comienzos del año, Nature & More, la marca de Eosta para frutas y hortalizas ecológicas, lanzó una campaña en toda Europa llamada "El verdadero coste de nuestra comida". Los productos como las peras, las naranjas, los limones y las uvas se ofrecían con dos folletos de fácil lectura sobre los costes ocultos de la producción de alimentos. Sin embargo, la información no siempre llegaba a los supermercados y a los clientes.

No obstante, las piñas son el embajador ideal para hacer llegar el mensaje de los costes ocultos. Es fácil fijar una tarjeta informativa a la corona de esta fruta. Las piñas de Nature & More, con la etiqueta informativa sobre los costes ocultos, se venden en tiendas de alimentación y supermercados en Alemania, Países Bajos, Suecia, Bélgica, Francia, Dinamarca, Finlandia y otros países.

Por ejemplo, la etiqueta de las piñas de Costa Rica, cultivadas por Andres, nos informan de que ahorran 2.013 euros en costes climáticos y 805 euros en agua frente a las piñas convencionales; no por piña, por supuesto, sino por hectárea y año. Y esto es únicamente porque no se utilizan pesticidas y fertilizantes químicos.

El método de cultivo sostenible incrementa la fertilidad del suelo, que almacena más CO2; purifica el agua subterránea y protege la biodiversidad natural. Las piñas de cultivo convencional, más baratas, tienen costes adicionales, los cuales paga el contribuyente, es decir, el propio consumidor de la piña. Por ejemplo, el agua subterránea se debe purificar en plantas depuradoras, las cuales paga el Gobierno. Por lo tanto, una piña "barata" se convierte en una mala compra, y vale la pena pagar por las piñas ecológicas.

 
Nature & More ha creado un vídeo de animación que explica en un momento "El verdadero coste de la comida". En menos de dos minutos, el vídeo muestra lo importante que es incluir todos los costes de la producción de alimentos, entre ellos los costes sociales y ecológicos ocultos.

Más información: www.natureandmore.de

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor