Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El producto está demasiado tiempo fuera en muchos aeropuertos

El incremento en el transporte aéreo viene dándose desde hace algunos años, según Alain Tulpin, del Grupo Tulpin, quien opina que el transporte aéreo estaba destinado al fracaso. Pero gracias a un cambio en el transporte marítimo, los buques portacontenedores más grandes y el menor esfuerzo de navegación desde 2006, el transporte aéreo podría recuperarse. Los viajes ahora son más largos. Antiguamente, un contenedor de Brasil a Zeebrugge viajaría por el mar durante siete días. Los buques viajaban un promedio de 1.000 kilómetros al día. Esa velocidad se ha reducido a la mitad hoy en día. Ahora incluso existe la navegación súper-lenta, para lo que los barcos necesitan ser equipados con nuevos motores. Los buques se han convertido en almacenes ambulantes. El transporte aéreo se ha recuperado gracias a esto.



A nivel de producto, se pueden observar cambios entre los diferentes métodos de transporte. Alain comenta, que si es absolutamente necesario, se envían uvas en avión, pero todo estaba planeado para ser enviado por barco hace unos años. Sin embargo, esos cambios son en ambos sentidos. Las legumbres, por ejemplo, solían viajar en avión, pero ahora se envían más a menudo en barco. Luego están los productos como las fresas y los frijoles, que tienen que transportarse siempre en avión, porque con productos con una vida útil corta. 

La piña ya no se transporta en avión
Otro de los cambios es el del país de origen. Anteriormente, las frambuesas volaban desde Chile durante los meses de invierno. Ahora Egipto, Portugal y Marruecos, también recogen este cultivo, por lo que las rutas aéreas se han desplazado al Mediterráneo. Los mangos maduros también se envían vía aérea, aunque es una situación temporal. Se están construyendo más instalaciones de maduración de mangos, y aunque no sabe igual, los consumidores están conformes con el precio. Un avión de mango cuesta alrededor de 2,5 veces más que los barcos, por lo que incluso cuando el mango del barco está maduro, sigue siendo más barato. A largo plazo, Alain espera que los mangos vía aérea se alejen del mercado, como pasó con las piñas en el pasado. Esta fruta tropical se enviaba, al principio, sobre todo vía aérea, pero el transporte actual es solamente el barco.

Otros productos que siempre viajan en transporte aéreo, son los frutos exóticos como la guayaba, granada o chili, que se importan en volúmenes más pequeños. Para los productos de poco volumen, volar sigue siendo lo ideal. Los productos que son muy conocidos entre los inmigrantes en Europa también suelen enviarse en avión, productos como el plátano, la berenjena, el quimbombó o el melón amargo, según resume Alain. Estos últimos tardan una semana en llegar a los importadores, un contenedor sería demasiado para ellos. Además, entre los países más conocidos que exportan estos productos se encuentran Uganda y Benín, que no tienen puerto marítimo y es necesario el transporte aéreo.

Carga combinada
El peso o el volumen son factores decisivos en el transporte aéreo. Alain comenta que un Boeing 747 puede manejar 120 toneladas de carga. Cuando este avión se carga de fresas, puede llevar sólo 60 toneladas de peso. Esto hace que se tenga que combinar la carga, por ejemplo, puedes cargar la mitad inferior con judías de Egipto y la parte superior con fresas, para obtener una mezcla favorable para el precio del transporte aéreo. Además, los importadores suelen demandar varios productos.

Alain explica que reciben menos volumen de uva de Egipto este año, porque la de India lleva más tiempo en el mercado. Algunos importadores eligen el transporte a través de Koper, Eslovenia, otros piensan que el precio es más importante, por lo que importan las uvas a través de Amberes o Róterdam. También hay importadores que eligen transportar una mezcla de productos, de manera que se importa una cantidad por cada una de estas rutas, y se facilita una garantía de suministro.

El frío en España
El agente belga de transporte aéreo de mercancías, ofrece servicios en varios aeropuertos del Benelux y Alemania Occidental. Los servicios a Frankfurt y Düsseldorf han sido detenidos por varias razones. Los vuelos de Lufthansa tenían prioridad en Frankfurt, lo que creaba una atmósfera de competencia desleal. La empresa utiliza los aeropuertos de Bruselas, Lieja, Ostende, Colonia, Luxemburgo, Amsterdam y Maastricht.

Durante los primeros meses del año, Alain vio aumentar la demanda de transporte aéreo. A causa del clima frío en España en enero y febrero, la temporada de fresa española comenzó lentamente, por tanto, continuaron con las fresas egipcias por un período más largo. Alain comenta que, por primera vez en 16 años, enviaron lechuga iceberg de Egipto a Escandinavia. Se envió por avión y después se transportó más al norte en camión, fue la elección más acertada, pues tenían nieve en Murcia y las cabezas de lechuga iceberg se podrían o eran demasiado pequeñas, un gran contraste con respecto al año anterior. Alrededor de Navidad ya había un montón de fresas españolas.


Competencia en refrigeración
El enfriamiento es un medio de competencia entre los proveedores de transporte aéreo. Alain comenta que en Ostende tiene celdas para 240 palés de madera, y dos enfriadores rápidos BG Door. Puede enfriar una carga completa de un Boeing 747, y además, las celdas de refrigeración del aeropuerto también están disponibles. Tulpin Group no tiene celdas de enfriamiento en otros aeropuertos, pero las cargas pueden ser almacenadas en frío con los socios. En Alemania, el suministro de celdas de refrigeración es limitado. No se trata tanto de las opciones en los aeropuertos, sino del hecho de que el enfriamiento en los aeropuertos es caro. Debido a eso, muchas compañías deciden no enfriar, pero en la mayoría de los aeropuertos el almacén general de la carga llega a los 18 grados durante el invierno, lo que no beneficia a ningún producto.

La velocidad con la que los productos pueden ser recogidos por los representantes es importante. Especialmente en aeropuertos grandes puede que los lotes tengan que esperar varias horas, según cuenta Alain. Cuanto más grande es el aeropuerto, más desastroso, cuando está bien organizado, no hay ningún problema, pero la mayoría de los representantes no proporciona refrigeración porque es más caro. Alain expresa la situación con un dicho belga: “La alegría del precio más barato se olvida rápidamente cuando la calidad es mala."

A lo largo del camino, también pueden surgir problemas en los aeropuertos. La mayoría de los aviones se enfrían a cuatro o siete grados. El problema es que los aeropuertos en el sur suelen dejar los productos fuera demasiado tiempo. Hay muchos problemas de calidad con las fresas que viajan vía aérea, porque la fruta está afuera a más de 40 grados por demasiado tiempo. Además, algunas líneas aéreas han comprado muchos aviones, provocando presión en los precios del transporte aéreo. Alain cuenta que hay días en los que hay muy pocos aviones Jumbo en el aeropuerto de Nairobi, lo que resulta en precios bajos. A veces el transporte aéreo de Nairobi a Amsterdam es más barato que de París a Amsterdam en camión.


Más información:
Tulpin Group
Alain Tulpin

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor