Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Estados Unidos

Empieza la temporada del mango brasileño con preocupación por los retrasos en los envíos

Esta pasada semana, el Caribe ha padecido un huracán tras otro conforme la temporada de tormentas tropicales va llegando a su máximo. En los países en los que el impacto ha sido directo, los ciudadanos se enfrentan a largas y duras jornadas de limpieza mientras la vida va poco a poco regresando a la normalidad.



Los productores de mango, en su mayor parte, se han librado de la destrucción, pues las regiones productoras se han mantenido fuera del alcance de los recientes huracanes. Sin embargo, para la mayoría de los estadounidenses que importan este producto de Centroamérica y Sudamérica, son los retrasos en los envíos la principal causa de preocupación en el sector.

Danny Pollak, de CarbAmericas, explica que los huracanes del mar Caribe son los que más consecuencias tienen en forma de retrasos de los envíos. "Los huracanes no han tenido un efecto directo en las regiones productoras, ni el terremoto. No obstante, lo más probable es que suframos largos retrasos en los envíos marítimos por las impracticables condiciones meteorológicas, que, potencialmente, interrumpirán la continuidad de la oferta y afectarán a los mercados en el corto plazo".

La temporada brasileña se presenta positiva
La mayor parte de la temporada mexicana llegará a su fin la semana que viene y Brasil abastecerá los mercados estadounidenses en los próximos meses. Además, la temporada se presenta positiva en cuanto a continuidad de la oferta y a calidad de la fruta. "Se estima que la temporada brasileña se asemejará a la del año pasado", añade Pollak.


"Se prevé que el mercado alcance un buen nivel y se mantenga uniforme durante toda la temporada", continúa. "La calidad de los primeros contenedores que hemos recibido ha sido excelente y esperamos que sigan llegando esas hermosas frutas de blush completo que estamos acostumbrados que lleguen de Brasil".

La demanda es estable, pero el precio podría subir por los retrasos
La fruta pequeña de Brasil resulta atractiva a los compradores, pero en estos momentos el mercado se mantiene estable, pues la oferta de los productores mexicanos sigue llenando los lineales. Pollak aclara que los retrasos en los envíos todavía no se están traduciendo en subidas de precios, pero el mercado está listo para reaccionar si empieza a evidenciarse una falta de oferta.

"La fruta brasileña sigue compitiendo con los grandes Keitt que llegan de México y que cuestan de 5,50 a 6 dólares la caja", continúa Pollak. "La fruta pequeña tiene un poco más de demanda y cuesta en torno a 6,50 dólares por caja. Si los retrasos son amplios a causa de los huracanes, es posible que veamos un buen aumento de los precios hasta que lleguen los siguientes contenedores".


Más información: 
Danny Pollak
CarbAmericas
Tel.: +1 (732) 655 4223

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor