Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Se recomienda a África adoptar variedades genéticas para aumentar la seguridad alimentaria

Las economías africanas deberían tomar la delantera en la adopción de variedades genéticas de cultivos para intentar mejorar la seguridad alimentaria y la agricultura sostenible, dijeron los expertos el miércoles.

El llamamiento se realizó durante el foro regional de la Unión Africana sobre la Aplicación del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (ITPGRFA, por sus siglas en inglés) en Kigali, la capital de Ruanda.

El Tratado fue adoptado por la Trigésimo Primera Sesión de la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) el 3 de noviembre de 2001. Sus objetivos son la conservación y el uso sostenible de todos los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura y el reparto justo y equitativo de los beneficios derivados de su uso para la agricultura sostenible y la seguridad alimentaria.

Ruanda fue el país anfitrión de la reunión celebrada del 19 al 20 de septiembre. Este reunión allana el camino para la séptima reunión del Consejo de Administración del ITPGRFA que se celebrará en Kigali del 30 de octubre al 3 de noviembre de 2017.

La reunión de dos días contó con la presencia de expertos en agricultura de toda África y se habló sobre la contribución de los recursos fitogenéticos para aumentar la productividad agrícola y la suficiencia alimentaria en el continente donde hay inseguridad alimentaria con más frecuencia.

"En la mayoría de los países del continente, los problemas relacionados con la malnutrición y el bajo rendimiento de las cosechas son la principal preocupación de la inseguridad alimentaria". Los recursos fitogenéticos y las semillas resistentes tienen muchas posibilidades de aumentar el rendimiento y hacer que los campos de cultivo sean más productivos", dijo Kent Nnadozie, secretario de ITPGRFA.

Según el ITPGRFA, los recursos fitogenéticos son las materias primas de las variedades nuevas de cultivos que son esenciales para la lucha contra el hambre. Janet Edeme, Directora interina del Departamento de Economía Rural y Agricultura de la Comisión de la Unión Africana, pidió a los gobiernos e instituciones africanos que proporcionen entornos favorables a la genética de cultivos para prosperar y contribuir a la reducción de la pobreza y la hambruna.

"Se necesitan inversiones en investigación agrícola, biodiversidad de cultivos y desarrollo para asegurar que las semillas de cultivos nuevos tengan un impacto positivo en la productividad y, en última instancia, mejoren el sustento de los agricultores", agregó. Janet Edeme dijo que el foro proporciona una plataforma para que África pueda negociar una posición conjunta sobre la conservación y el uso de la biodiversidad de las semillas bajo el ITPGRFA.

La reunión también se centró en cómo la agricultura puede adaptarse a un clima cambiante para construir un sistema de producción de alimentos resistente en África, basándose en la diversidad disponible de los cultivos.

Los participantes pidieron la participación de los agricultores en actividades como el mejoramiento de plantas, selección de variedades y conservación de variedades de semillas mejoradas. El hambre aumenta en el mundo, ya que, en general, las personas que pasan hambre aumentaron a 815 millones en 2016 de 777 millones en 2015, según un informe de la FAO. Entre los 815 millones de personas que pasan hambre, 243 millones están en África, según el informe.

El informe dice que África tiene la tasa más alta de hambruna en el mundo, en promedio, afecta a una de cada cuatro personas en el continente, en comparación con la tasa global de una de cada diez personas.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor