Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global de la cebolla

La variedad de la información que llega del sector de la cebolla hace imposible resumir la situación en una única frase. Algunos países esperan escasez, aunque por diversas razones. Los productores de Sudáfrica mencionan el mercado pobre del año pasado como uno de los incentivos para plantar menos. En España y Bélgica, el calor y la sequía han dado lugar a calibres más pequeños. En Argentina, las condiciones meteorológicas también han tenido una fuerte influencia sobre la cosecha. La India tiene sus propias razones para hablar de crisis; aparte del mal tiempo, las técnicas anticuadas han dado lugar a una menor producción. Además, las autoridades fiscales del país ha iniciado una investigación que ha suspendido la comercialización en un mercado mayorista. En Australia, se teme una sobreproducción de cebolla por el solapamiento de las temporadas, mientras que en los Estados Unidos los productores tienen buenas perspectivas para la nueva temporada.

Crisis en la India
En estos momentos, el mercado de la cebolla está inmerso en una crisis. Debido al mal tiempo, entre otros factores como unas técnicas anticuadas, se ha producido escasez de cebollas. "La cosecha es más reducida, pero la demanda se mantiene alta tanto en el mercado interno como en el internacional. Las exportaciones se han reducido notablemente con respecto al año pasado, lo cual hace subir los precios", explica un comerciante. Es posible que las exportaciones caigan un 30%.

La India exporta principalmente cebollas rojas, para las que existe mercado todo el año. Sin embargo, la temporada alta va de noviembre a julio. Las cebollas blancas suelen ser de menor calidad, según un comerciante, lo que significa que el producto no es lo bastante bueno para la exportación. La región del Golfo es una gran compradora de cebollas indias.

Este mismo mes, se ha cerrado un mercado mayorista debido a que las autoridades fiscales se encuentran desarrollando una inspección.



Sudáfrica espera déficit
El sector de la cebolla se enfrenta a un periodo "muy interesante" debido a que se espera escasez desde enero. Los productores del Cabo Occidental han plantado menos cebollas de lo normal. Algunos ni siquiera han sembrado ninguna cebolla este invierno, pues prefieren usar el agua en los cultivos permanentes. Un productor indica que ha plantado un 30% de la superficie habitual. Si en octubre llueve mucho, plantará un poco más.

Las cebollas del Cabo Septentrional estarán en el mercado desde finales de octubre. Aquí también se prevé menos volumen por la reducción de las plantaciones. Como el año pasado hubo malos precios, algunos productores no han plantado cebollas y han decidido cambiarse a otros cultivos.

Las regiones del norte aportan la mitad de la producción, en especial en cuanto a cebollas blancas. Esta región está en el mercado hasta mediados de octubre con volúmenes más pequeños de lo normal. En la provincia Noroccidental, las fuertes lluvias retrasaron la plantación en febrero, y aquello se tradujo en menos volumen disponible. Un comerciante que visitó las plantaciones predijo un vacío en la oferta. Los precios ya están subiendo y confirma que se espera escasez. Un gran productor espera que los precios se mantengan altos hasta septiembre de 2018 y teme que la producción crezca de forma brusca, lo que provocaría un descenso de los precios tras este periodo de pico. Esta predicción no tiene una aceptación amplia en el sector.

EE. UU.: Estado de ánimo positivo para la temporada
La temporada de la cebolla en Wisconsin dura de septiembre a abril. Después, la oferta se desplaza al sur de Texas, Nuevo México y Washington. Así se garantiza suministro todo el año. En la actualidad, además de cebollas convencionales, se envían desde Washington cebollas blancas y rojas, pero pronto llegará la oferta de temporada de Wisconsin.

Es un "año de agricultores", según un comerciante. Esto significa que los precios son mucho mejores que el año pasado. Al comienzo de la temporada, el precio era de 7 dólares por 50 libras (22,5 kilos) y se ha incrementado a 9 dólares. Las cebollas blancas cuestan 18 dólares. El noroeste es la zona de mayor producción y ha tenido un verano caluroso, por lo que la productividad se ha reducido y los calibres son más pequeños. Además, la superficie de cultivo también es algo menor que el año pasado.

Australia: Potencial de exportación por la sobreoferta
Ahora mismo, existe algo de sobreoferta. Australia meridional sigue en el mercado y Queensland está a punto de comenzar, por lo que las temporadas coincidirán. Se espera sobreproducción de cebollas, aunque tal vez escasee la variedad roja. El precio se ha mantenido estable en el último trimestre. Normalmente, hay una pequeña perturbación cuando Queensland toma el relevo en el mercado, porque los costes de cosecha allí son más altos que en el sur. Las temporadas de Nueva Gales del Sur y Queensland se presentan prometedoras, con productividad alta y buena calidad.

Las exportaciones a Sudáfrica han tendido al alza en los últimos años, y eso beneficia al mercado. Al parecer, hay oportunidades de exportación a Tailandia y también hay potencial para el resto del Sudeste Asiático. Entre los mercados de exportación se cuentan Malasia, Hong Kong, Japón y los Emiratos Árabes Unidos.

Egipto: Precios altos y menos exportación
Con una cosecha que va de abril a mediados de julio, el final de la campaña de exportación ya está próximo para las cebollas rojas, según un retailer, que explica que la calidad es insuficiente. Los precios son buenos, lo que complica encontrar buena calidad para la exportación. Se exporta sobre todo a los países árabes y a la India. En cuanto a las cebolletas, el país se centra en los Países Bajos, el Reino Unido y Alemania. De hecho, el Reino Unido es una de las mejores oportunidades en este momento porque el tipo de cambio es favorable.

España espera una gran escasez de calibres grandes
La cosecha y comercialización de cebolla de conservación española arrancó de forma prematura en agosto en Castilla -La Mancha, principal zona productora de España, debido a las extremas temperaturas en junio y julio. De acuerdo con Procecam - la Asociación de Productores de Cebolla de Castilla-La Mancha-, estas altas temperaturas han provocado no sólo que la cebolla se adelante, sino también una bajada de los calibres y por lo tanto, de los volúmenes de producción. En el resto de España también se han dado caídas de producción, ya sea por pedriscos o por precipitaciones abundantes.

"Si normalmente cosechamos en torno a los 80.000 kilos de cebolla por hectárea, esta campaña los rendimientos se ubican entre los 50.000 y 60.000 kilos por hectárea, siendo Albacete la provincia más afectada", comenta Luis Fernando Rubio, responsable de comunicación de Procecam. "Las altas y continuadas temperaturas han provocado que las plantas produzcan muy rápido y la cebolla no se forme correctamente, dando lugar a una abundancia de calibres medianos y pequeños y escasez de calibres altos. Estas afectaciones se dan sobretodo en las variedades de cebolla de siembra, las cebollas de trasplante han sufrido mucho menos los efectos del calor".

De acuerdo con el portavoz de Procecam, esta bajada de la producción ya se ha notado en los mercados, ya que la cebolla mantiene precios bajos pero estables en estos momentos, suficientes para cubrir los costes de producción. "Cabe resaltar además, la gran diferencia de precios entre calibres altos y calibres pequeños", añade.

A pesar de los problemas de calibre Luis Fernando destaca la sanidad de la cebolla este año, con pocos problemas de trips. Castilla -La mancha continúa recolectando cebolla en estos momentos "con una meteorología ideal".

Continúa aumentando la exportación española de cebolla
A pesar de que el mercado nacional es muy fuerte para la cebolla española, la exportación sigue incrementándose significativamente de acuerdo con Luis Fernando.

"Alrededor del 47% de la producción española de cebolla es exportada, principalmente a los países de la UE y en menor medida, a países terceros, con nuevos mercados recientemente abierto como Taiwán y Estados Unidos", explica.


Grecia: La atención se centra en el mercado nacional
El sector griego está en una situación difícil. La temporada dura de abril a diciembre y, en los primeros meses, de abril a agosto, los comerciantes se concentran en las exportaciones, tras lo que se pasa al mercado nacional. En estos momentos, el sector está en el periodo de transición hacia el mercado nacional. "Aunque nuestras cebollas son famosas por su buena calidad, eso no ha bastado para salvarnos del momento difícil que está atravesando el sector", reconoce un comerciante. Según él, hay demasiadas cebollas en el mercado, lo que se traduce en precios bajos. "La situación no ha cambiado desde el año pasado, pero confío en que el sector se recupere en los próximos meses".

Israel
Los precios de mercado actuales para las cebollas son 0,90 euros por kilo en el caso de las variedades rojas, y 0,70 para las blancas. Estos precios están algo por encima de la media, pero son normales para el periodo vacacional judío. Los niveles de precios se mantienen relativamente constantes en todas las temporadas gracias a que hay capacidad de cultivo y conservación todo el año. El clima cálido y seco de Israel permite plantar y cosechar cebollas casi todos los meses, con la excepción de los periodos lluviosos de enero y febrero. Las cebollas de calidad premium se cultivan a finales del otoño y principios de primavera, y se comercializan en fresco, mientras que las cebollas de menor calidad se cultivan de forma ininterrumpida de marzo a diciembre y, en su mayoría, se almacenan. En el pasado, se ha intentado exportar las cebollas de calidad premium, pero la disponibilidad de producto de calidad de exportación cae en los mismos periodos que en otros importantes países productores de Europa, que es el principal mercado de destino. Estos esfuerzos de exportación solo han tenido éxito para los productores israelíes en momentos de baja oferta mundial. Un productor de la región norte del Néguev, en el sur de Israel, menciona que este año podría haber algunos nichos para la exportación de cebollas blancas, pero las cebollas rojas tienen más demanda en el mercado interno, por lo que la mayoría de los productores se concentran en esta dirección. Los productores en general se ven obligados a depender del mercado interno en primer lugar, pues la demanda del mercado de exportación es voluble.

Italia: Suben los precios de la cebolla blanca
En el mercado de la cebolla blanca hay movimiento y los precios están al alza, como informa un importante comerciante. Debido al calor del verano, esta temporada la calidad no ha sido excepcional. Las cebollas blancas han tenido un alto rendimiento por hectárea. "Recibí un pedido de los Emiratos Árabes de cebollas de calidad alta y calibre medio, pero no podía garantizar una oferta constante, así que tuve que rechazarlo", explica un comerciante.

En cuanto a las cebollas amarillas, la situación sigue siendo mala. Según un comerciante, los precios son peores incluso que los del año pasado. "Les aconsejé a algunos productores que dejaran sin cosechar las cebollas porque, de lo contrario, perderían dinero", resume un comerciante. Puesto que la oferta es grande, el precio ronda los 10 céntimos de euro. Las cebollas blancas cuestan alrededor de 25 céntimos.

Los Países Bajos son un productor pequeño, pero un gran exportador mundial
El sector de la cebolla está compuesto por alrededor de 3.000 productores y entre 30 y 40 empresas clasificadoras, que no siempre exportan ellas mismas, y en torno a 10 exportadores importantes. Si bien los Países Bajos aportan menos del 2% de la producción mundial de cebolla, es un jugador destacado en lo que a exportación se refiere. El anterior récord de exportación de cebollas holandesas, el de la campaña 2015-16, se superó la temporada pasada. A finales de la campaña 2016-17, el volumen total casi había alcanzado 1,1 millones de toneladas, un 4% más. Las exportaciones de cebollas holandesas llegaron a 130 países la temporada pasada. De media, en torno al 60% del volumen se envía en la primera mitad de la temporada y tan solo el 40% en la segunda mitad, a destinos que también son relativamente limitados en términos de volumen. En el pasado, ocurría exactamente lo contrario.

Tras las fuertes lluvias de la semana pasada, esta semana la cosecha ha vuelto a estar a pleno rendimiento. Todavía es muy pronto para evaluar el alcance de los daños que han sufrido las cebollas por el exceso de agua. El inicio de la temporada de exportación ha sido mucho más duro este año. Las exportaciones se centraron en África occidental en las primeras semanas, y Senegal, el mayor comprador de cebollas holandesas, ha impuesto una cuota de importación de 65.000 toneladas. Además, la mayor parte de la demanda es de cebollas grandes, y estas casi se han agotado. Aunque, tradicionalmente, estas semanas son un periodo de mucho ajetreo, ahora mismo no es el caso. No obstante, los exportadores siguen viendo con optimismo la temporada. Ciertamente, un año de buena calidad y precios más bajos son los ingredientes para abastecer a muchos mercados de exportación.

Bélgica: Mercado complicado y menos cebollas grandes
En Bélgica, los productores continúan con las labores de cosecha. Dentro de unos 10 días, se prevé que toda la producción esté en los almacenes. Actualmente, las exportaciones son bastante complicadas, según un comerciante, pero el mercado nacional tampoco es fácil. Cabe destacar que esta temporada abundan las cebollas pequeñas y que escasean los calibres grandes, y eso debido a la sequía de los meses de verano. Todavía resulta imposible predecir el curso que tomarán las cosas en las próximas semanas, pues la cosecha todavía no ha finalizado.

Las cebollas peruanas regresan a Colombia
Después de cuatro meses de negociaciones, Colombia ha reabierto sus fronteras a las cebollas peruanas. En abril, se cerró la frontera después de que se le negara la entrada a un envío debido a algunos problemas de calidad. Ahora la frontera vuelve a estar abierta, aunque las normas se han endurecido. Colombia es un mercado atractivo para los exportadores. La temporada comenzó en julio. En la primera mitad del año, las exportaciones se redujeron un 34% con respecto al año anterior. El principal mercado de exportación son los Estados Unidos, seguidos de Colombia. Juntos, estos mercados suponen el 70% de las exportaciones. Otros clientes importantes son España, los Países Bajos, Chile, Alemania y Panamá.

Argentina: Temporada complicada para Santiago del Estero
En la región de Santiago del Estero, la superficie de cultivo para esta campaña de otoño/invierno asciende a 3.500 hectáreas. La siembra se produjo entre marzo y mayo. Los meses de junio y julio estuvieron marcados por una escasez de agua que produjo problemas de riego. Además, en la zona se registraron grandes fluctuaciones de temperatura, con 25 grados centígrados durante el día y 8 grados por la noche. Como resultado, aparecieron hongos en las hojas. Además, se sufrió una plaga de langostas. La cosecha comienza en agosto y alcanza su pico en septiembre. El año pasado, en el Mercado Central de Buenos Aires salieron a la venta 114.943 toneladas de cebollas, un 3,3% que en el año anterior. La mayoría de las cebollas se cultivan en la región de Buenos Aires. Le sigue Santiago del Estero en segundo lugar, con una cuota del 13,3%.

Brasil: Se reducen las hectáreas en Piedade
El país exporta cebollas a varios destinos, entre ellos los países de la región. En junio, el precio se situaba en 11 $ el kilo, un precio alto en comparación, por ejemplo, con el de las cebollas argentinas. La cosecha ya ha comenzado después de que en julio acabara la temporada de siembra. La temporada dura hasta diciembre y las primeras estimaciones son satisfactorias. La superficie de cultivo en la región de Piedade se sitúa en 550 hectáreas, un 15,4% menos que en la temporada anterior, como consecuencia del aumento de los costes de producción. Además, los productores se están cambiando a otros productos tras los bajos precios que se pagaron la temporada pasada.

Crece la producción mexicana
La producción en Tamaulipas se ha incrementado significativamente. La región produce 116.396 toneladas, destinadas tanto al mercado internacional como al interno. Los volúmenes totales ascienden a 1,3 millones de toneladas anuales. Así, México se sitúa en el puesto número 14 de la clasificación mundial de los principales productores.

La producción boliviana, en aumento
La producción de cebollas en Bolivia ha pasado de 55.000 toneladas en 2006 a 87.000 toneladas en 2017. En 2015, las importaciones crecieron de 228 toneladas a 15.000 toneladas. En los seis primeros meses del año, ya se habían importado 6.000 toneladas. La región de Cochabamba es el máximo productor de cebollas del país, con un 40% del total. Otras regiones importantes son Chuquisaca, Santa Cruz y La Paz. Aunque ya se había exportado anteriormente, se había dejado de hacerlo desde 2010.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor