Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Novedades de la producción de melón y papaya en Brasil

Brasil: La producción de sandía aumenta con rapidez

La siembra de la producción de sandía en Itápolis (São Paulo) está avanzando rápido. En total se plantarán unas 2.500 hectáreas en octubre. El mes pasado, la producción cubrió aproximadamente el 50% de la superficie disponible. HF Brasil explica que el clima ha sido beneficioso para el cultivo de la sandía, ya que la lluvia en agosto redujo la necesidad de riego, y también redujo los costes de producción. Con una mayor producción desde el mes pasado, se espera un aumento en la oferta de esta región a partir de noviembre. Otras dos regiones de São Paulo, Marília y Oscar Bressane, terminaron su siembra en agosto, la primera cosecha se realizó en septiembre y se esperan mayores volúmenes a partir de esta semana.

A pesar de la crisis de agua en el nordeste de Brasil, algunos productores de Vale do São Francisco realizan inversiones en tecnología. Según HF Brasil esto aseguró una mejor calidad para los melones de esta región este año. Los melones cantaloupe de Bahía, Pernambuco, experimentan una buena demanda tanto de compradores nacionales como de compradores internacionales.

Papaya
La calidad de la papaya en las principales áreas productoras de Brasil se vio afectada por el invierno de 2017, debido a las lluvias y a las bajas temperaturas. HF Brasil informó que las lluvias de julio, principalmente en las regiones Bahía, Espírito Santo y la costa de Rio Grande do Norte, favorecieron el desarrollo de enfermedades fúngicas en las fincas. Como se mencionó en artículos publicados anteriormente, la papaya sufrió la aparición de puntos negros, lo que afectó las ventas. Además de esto, los bajos precios en el mercado hicieron que los productores fumigaran menos, lo que afectó de nuevo la calidad.

HF Brasil comenta que en la región de Rio Grande do Norte las precipitaciones de julio dieron como resultado una floración menos favorable y el suelo se volvió menos nutritivo. Esto aumentó los costes de producción y significó menores volúmenes disponibles. Aunque ha habido mucha lluvia, el déficit hídrico no se ha recuperado completamente.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor