Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Italia: El cultivo de pistacho está en auge y la demanda mundial aumenta

"Los pistachos son una buena alternativa en agricultura: las plantas son muy resistentes, no requieren mucho mantenimiento y el producto tiene demanda. Con el suelo adecuado y las temperaturas ideales, se pueden lograr resultados excepcionales", explica Salvo Grassia, propietario de un vivero en Bronte (CT).


Arriba: Salvo y Vincenzo Grassia con un portainjertos UCB1 de un año 

Solo Italia, Grecia y España producen el llamado "oro verde" en la UE. En Italia, lo introdujeron los árabes y Sicilia es la única región que produce cantidades considerables. Gracias a las condiciones edafoclimáticas, el cultivo de pistacho representa una buena fuente de ingresos alternativa y permite utilizar las tierras abandonadas o degradadas por cultivos invasores.

El suelo ideal debería drenante y suelto. Las plantas prefieren primaveras suaves seguidas de largos veranos cálidos. Teniendo en cuenta la naturaleza del suelo, casi todo el sur de Italia es apto para este tipo de cultivo. En el pasado, los pistachos se cultivaban en zonas de secano, mientras que ahora, gracias a injertos innovadores, se pueden plantar campos mecanizados de regadío. Además, el tiempo de fructificación se ha reducido.


Portainjerto UCB1 de un año en invernadero

"Estamos autorizados por la Regione Sicilia para multiplicar y comercializar pistachos. Nos hemos especializado en este segmento y tratamos de mejorar nuestros conocimientos de portainjertos y nuevas variedades año tras año".

La empresa atiende consultas para la planificación y la gestión de cultivos intensivos pequeños, grandes y muy grande, y también utiliza una red profesional interna que proporciona asistencia posventa.

"Nuestro vivero ocupa 2 hectáreas, de las cuales 3.000 metros cuadrados están invernadas. Producimos una media de 25.000 plantas al año, sobre todo para productores profesionales. Hace unos años, comenzamos a trabajar con África, pero el 60-70% de nuestras plantas se envían al sur de Italia. Sicilia representa un tercio de nuestra facturación".

Un campo de pistachos necesita al menos una planta macho por cada ocho plantas hembras, en una disposición de 6 x 6 metros. Una hectárea puede albergar 280 árboles. Los pistachos son plantas de clima desértico, así que requieren veranos secos y largos e inviernos con un mínimo de 700 horas de frío. Algunas variedades necesitan menos horas de frío (con temperaturas de entre 0 y 7 °C) y otras pueden soportar hasta -10 °C.

Los árboles adultos pueden alcanzar 6 metros de alto con un diámetro de follaje de 5 metros, y se pueden plantar todo el año, aunque la época ideal es entre finales de octubre y finales de marzo. Una planta injertada cuesta en torno a 20 euros, pero su precio varía en función del tipo de injerto, la cantidad, el tamaño y el momento de injerto.


Plantas de pistacho injertadas de 2 años

La floración se produce en marzo/abril y dura una semana, mientras que la cosecha se lleva a cabo entre finales de agosto y el 20 de septiembre.

Pero ¿cuáles son los portainjertos más adecuados? Grassia tiene varias soluciones, dependiendo del tipo de suelo y la fructificación, pero las más viables comercialmente son tres:

Pistacia terebinthus (Scornabbeco)
Planta rústica muy resistente a la sequía. Crece despacio y prefiere el suelo suelto mezclado con grava y guijarros. Tiene un sistema de raíz columnar y no tolera el estancamiento de agua. Fructifica de 7 a 8 años después del injerto. Se utiliza como portainjerto en Sicilia, Siria, Turquía y otros países del este.

Pistacia atlantica
Planta muy rústica resistente a la sequía, aunque el riego mejora la producción. El tipo de suelo debe ser similar al de la Pistacia terebinthus. Fructifica 5 años después del injerto. Su sistema radicular cuenta con muchos capilares y su porte es erguido. Muy común en Grecia.

Pistacia Ucb1#
Híbrido entre una hembra de Pistacia atlantica y un macho de Pistacia integerrima, y el mejor portainjerto conocido hasta la fecha. Se adapta bien a suelos salinos y puede fructificar antes y con más abundancia. Soporta sin problemas las fases de trasplante y se puede utilizar en regadío, lo cual comporta notables ventajas productivas.


Árboles injertados de un año en campo abierto

¿Qué tipo de suelo precisan los árboles de pistacho y cuánto tiempo pasa antes de alcanzar la plena producción? Le hemos pedido a Grassia una respuesta para que nuestros lectores se hagan una idea.

"Las plantas de pistacho son flexibles y se pueden cultivar en diferentes tipos de suelo. No obstante, donde más producen es en suelos arenosos y sueltos, mezclados con grava y guijarros, y con un pH de entre 6 y 8, en particular".

"No toleran el estancamiento de agua y no son adecuados para suelos arcillosos. La fructificación comienza a partir del cuarto o quinto año con pequeñas cantidades que van incrementando gradualmente a partir del sexto o séptimo año, hasta alcanzar su máximo en 2,5 o 3 toneladas por hectáreas del octavo o décimo año en adelante".

En Bronte –la principal zona de producción, procesamiento y comercialización de Italia–, muchas empresas recogen toda la producción local, por lo que los productores tienen varios destinos entre los que elegir.

Más información:
Vivai Grassia
C.da Sciaranuova (S.S. 284)
95034 - Bronte (CT)
Tel.: +39 3922979015
Fax: +39 0957721223
Email: info@vivaigrassia.it
Web: www.vivaigrassia.it

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor