California recibirá a los perros que detectan el citrus greening

El Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) está investigando de nuevo el uso de caninos o "perros rastreadores" para la detección temprana de los árboles infectados con HLB (citrus greening).

A través del programa HLB Multi-Agency Coordination (MAC), el Servicio de Inspección de Salud Animal y Vegetal (APHIS) del USDA ha invertido millones de dólares en la investigación y entrenamiento de perros detectores para encontrar árboles enfermos.

Una reunión reciente en Riverside, a la que asistieron representantes del APHIS y el Servicio de Investigación Agrícola, y líderes del sector citrícola de California, ha allanado el camino para probar a los perros en California.

"Nos reunimos para hablar sobre dónde nos encontramos y dónde queremos estar en cuanto a la utilización de perros como estrategia de detección en los cítricos de California, ya sea en jardines, viveros o en plantaciones comerciales", dijo Gary Schulz, presidente de la Junta de Investigación de Cítricos de California. "Llegamos a un consenso sobre algunas cosas. Hay muchos vacíos por completar y muchos puntos que conectar, pero creo que hemos progresado bastante".

Los resultados de las pruebas previas han demostrado que los perros entrenados adecuadamente pueden identificar árboles de cítricos en una etapa muy temprana de la enfermedad con hasta un 98 por ciento de precisión. Los perros son más precisos cuando la HLB no se ha extendido mucho y se encuentra sólo en una pequeña parte. Se pretende llevar a los perros a California porque la enfermedad ha estado geográficamente aislada y los brotes se han limitado a árboles individuales.



Schulz dice que se espera que los perros lleguen en diciembre de 2018 o enero de 2019.

Tim Gottwald, un investigador del USDA en Florida, está supervisando las pruebas iniciales. "Gottwald es el investigador principal del proyecto HLB MAC, y los perros son propiedad de APHIS, por lo que el trabajo de los próximos probablemente 18 meses se hará bajo su supervisión", explicó Schulz.

Schulz señaló que hay varios temas que abordar antes de que los perros puedan trabajar en las plantaciones de California: "¿Cómo los mantenemos familiarizados con el olor? ¿Cómo trabajamos con las agencias reguladoras para utilizar a los perros en zonas que podrían ser un problema en términos de confidencialidad? ¿Cómo trabajamos con los grupos de productores para aumentar su aceptación y confianza en los perros para tomar medidas de gestión si los perros alertan sobre los árboles?


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor