Anuncios

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

John Bostock - Bostock

"Los chinos demandan la calabaza Marron d'Or"

Bostock, uno de los principales productores de Nueva Zelanda, está aumentando la oferta de su nuevo híbrido de calabaza kabocha, Marron d'Or, al mercado chino, ya que el envío inicial del año pasado fue un gran éxito entre los consumidores.

El propietario, John Bostock, dice que la empresa envió 1.000 toneladas el año pasado "como muestra", con  planes de aumentar los volúmenes durante el próximo año.

"Es una variedad japonesa que no está disponible en China", dijo. "A los chinos les gusta la cocina japonesa y está ganando mucha popularidad. Tiene un sabor dulce y con un toque a nuez, realmente deliciosa. Se mantiene verde durante bastante tiempo y no se descompone tan rápido como otros tipos de calabaza. Los chinos las están demandando mucho, lo que ha sido una gran sorpresa para nosotros. Creo que los chinos son muy receptivos a la nueva cocina y a sabores nuevos y extraños como este. Es un nuevo sabor que complementa la oferta de calabaza china local".

El mercado asiático es importante, ya que Bostock representa alrededor de una quinta parte del envío anual de 50.000 toneladas de variedades de calabaza de Nueva Zelanda a Japón, así como una quinta parte de las 20.000 toneladas a Corea, y las cifras van en aumento, con mercados existentes también en Hong Kong y Taiwán.

"Creemos que el volumen de Nueva Zelanda se duplicará de nuevo", dijo Bostock. "En 2017, Nueva Zelanda envió alrededor de 1.500 toneladas, y en 2018 Nueva Zelanda envió alrededor de 3.000 toneladas, y creo que Nueva Zelanda enviará alrededor de 5.000 o 6.000 toneladas en 2019. Nosotros (Bostock) enviamos alrededor de un tercio de la calabaza el año pasado, así que supongo que enviaremos un tercero el próximo año, pero los volúmenes podrían ser mayores. Queremos crecer de forma mesurada y sostenible".

La empresa es el mayor exportador de manzanas ecológicas del país, con alrededor de un millón de cajas, que se duplicarán en los próximos cuatro o cinco años, dados los árboles que ya se han plantado. Alre dedor del 45 por ciento de la producción actual se destina a los Estados Unidos, el 10-15 por ciento a Asia, y el resto a otras partes del mundo.

Bostock también está lanzando nuevas variedades de manzanas a Asia, con volúmenes comerciales de Dazzle y Posy, tanto ecológicas como convencionales, para la temporada 2019, y Bostock expresa que ya hay "mucho interés".

"Muchas de estas nuevas variedades son específicamente para Asia, dulces y con un delicado aroma, pues a los asiáticos no les gusta el ácido, mientras que el sabor europeo tiene un equilibrio de agridulce. Estamos buscando un rápido crecimiento en Asia, y sentimos que lo ecológico está comenzando a despegar y queremos estar listos y preparados para el mercado. Pero también creemos que las nuevas variedades serán atractivas para los europeos, porque hemos hecho algunas pruebas de sabor y, especialmente Dazzle, podría ser popular en Europa. Tiene un sabor fresco y no es demasiado dulce. También tenemos un socio en los Estados Unidos para Dazzle, para ofrecer la manzana 12 meses al año; habrá una gran demanda en Estados Unidos".

Agrega que, aunque siempre habrá espacio para las manzanas de fuera de temporada de Nueva Zelanda en el mercado estadounidense, la ampliación de la oferta a Asia podría ser una alternativa, teniendo en cuenta la potencial guerra comercial que se avecina, que podría abarrotar el mercado de EE. UU.

Bostock no está demasiado preocupado por la competencia de otras variedades nuevas que constantemente golpean los mercados de todo el mundo.

"Creo que es algo realmente emocionante, porque está expandiendo el sector de la manzana", dijo Bostock. "La gente está realmente interesada en las manzanas con nuevos sabores, aromas, marcas, promociones, creando más entusiasmo en todo el sector. De hecho, ganaremos espacio en los estantes y ampliaremos el mercado".

Bostock está reemplazando los métodos convencionales en todas las líneas de productos con productos ecológicos, y dice que ha descubierto que las personas eligen los productos cultivados ecológicamente porque saben mejor, no sólo porque son más saludables. La empresa también convertirá su producción de cebolla en ecológica.

"Las cebollas son muy difíciles de producir ecológicamente, porque son una semilla diminuta", explicó Bostock. "Las malezas y enfermedades son bastante fuertes en las cebollas, por lo que es todo un desafío. Necesitamos variedades resistentes a las enfermedades y tecnología para manejar las malezas, como equipos GPS y cámaras, etc."

Pero el enfoque no se limita sólo a mejorar los métodos de producción, sino también a introducir envases ecológicos.

"Hemos desarrollado un envase de bandejas de cartón y estamos estudiando una película biodegradable para las manzanas", comentó. "Creemos que esta es la respuesta, porque si se introducen al océano, se descompondrán, cuando otros envases no lo hacen necesariamente. Eso es importante para nosotros, así como buscar maneras de minimizar el envasado. Esto significa buscar otras formas de reutilizar la caja de cartón, por ejemplo. Pero la simplicidad es importante y lo mejor de los envases biodegradables es que pueden ir con sus restos y descomponerse con sus pieles de plátano, de naranja, etc."

For more information:
Catherine Wedd
Bostock
Tel: +64 212886770
Email: catherinew@bostock.nz
www.bostock.nz

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor