Los fruticultores polacos dan la voz de alarma

NFO informa de que, en las últimas semanas, las noticias sobre la producción de fruta polaca han girado en torno a los bajos precios y la mala situación en la que se haya el sector. La semana pasada, los fruticultores protestaron en tres plantas procesadoras de zumo de Lublin para pedir una subida de los precios. Exigen una compensación de 0,35 eslotis (0,08 euros) por kilo de manzanas.

También en las redes sociales se presta mucha atención a la delicada situación de los fruticultores. En Facebook, un productor escribe en un mensaje que se ha visto obligado a tirar las manzanas en el campo, y su publicación se ha compartido más de 2.000 veces. La empresa procesadora le había comunicado que el precio se había ajustado todavía más a la baja: de apenas 4,5 céntimos a ni siquiera 4 céntimos el kilo. Así que decidió ese mismo día dejar de proveerla y tirar sus manzanas. En agosto, los precios eran de 5 céntimos el kilo, un 70% inferiores a los de agosto de 2017. Los precios de las cerezas, las ciruelas y las peras para industria también son mucho más bajos que el año pasado.

La asociación de fruticultores polacos está negociando con los fabricantes para lograr precios más altos. Uno de los obstáculos es que algunas fábricas son propiedad de inversores chinos, por lo que los gerentes polacos tienen que hablar primero con los propietarios chinos para que las negociaciones puedan continuar. Otro factor que supone un obstáculo para los productores polacos es que el consumo de zumo de manzana no está creciendo en todo el mundo, y que los productores polacos cada vez tienen más competencia de países como Moldavia y Ucrania. La oferta de manzanas para industria está aumentando, mientras que las ventas en el mercado no varían.

El consejo agrícola polaco de la provincia de Swietokryska se ha dirigido al comisario de Agricultura de la UE, Phil Hogan. Los bajos precios de las manzanas no solo perjudican a los productores polacos, también son una amenaza para el mercado de la UE. El consejo agrícola afirma que las medidas de apoyo de la UE relativas al veto ruso se mantienen en vigor. Este año, se deberían retirar del mercado 500.000 toneladas de manzanas para la producción de bioetanol, por ejemplo. El sistema actual de libre distribución no está funcionando. Debería retirarse también las ayudas para nuevas plantaciones y aumentar el apoyo para la construcción de nuevas cámaras frigoríficas.

Pese a las muchas quejas sobre el malestar del sector, algunos fabricantes no tienen miedo de asumir su responsabilidad. En portalspozywczy.pl, Zbigniew Cholyk, presidente de LubApple, escribe: "Hemos aprendido a no producir 30, sino 60 u 80 toneladas por hectárea. Tenemos campos modernos con elevadas producciones, pero todavía no somos capaces de conservar bien la fruta. Tenemos demasiadas manzanas de mala calidad". De los 4,5 millones de toneladas cosechados en Polonia, tan solo 1,5 millones de toneladas serán aptos para el mercado de productos frescos.

Fuente: NFO


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor