"La tormenta tropical Rosa no es el monstruo que se había predicho"

La tormenta tropical Rosa dejó entre 8 y 15 centímetros de lluvia en los estados de Baja California y Sonora el lunes, lo cual provocó algunas inundaciones en la zona. Esta región de México está produciendo ahora mismo espárragos y se prevé que el suministro crezca en las próximas una o dos semanas. Bram Hulshoff, de la empresa Desert Farms, con sede en Caborca, informa de que los fuertes vientos han causado algunos daños a las esparragueras. "Parece que se avecina más viento y lluvia, así que por ahora lo único que tenemos que hacer es esperar y ver cómo va".

Inundaciones en Caborca. Foto de Bram Hulshoff, de Desert Farms. 

Caída de la temperatura
Desde el norte de México, la tormenta avanzó hacia el noroeste en dirección Arizona. "Aquí se había predicho una buena cantidad de lluvia", dice Pat Ramírez, de Carb Americas, en Kingman, Arizona. "Sin embargo, lo único que hemos visto es mucha nubosidad y que las temperaturas han caído a unos 23 grados desde el domingo", añade. Rosa comenzó en forma de huracán, pero con el tiempo ha entrado en tierra y se ha degradado a tormenta tropical. "Un huracán podría haber acabado con los cultivos del noroeste de México, pero Rosa no es el monstruo que se había predicho".

Las nubes han bajado el ritmo de crecimiento del cultivo
Oscar Trujillo, de Bridges Organic Produce, señala que los productores de la empresa no han tenido ningún problema. "Las nubes han bajado un poco el ritmo de crecimiento de los cultivos un par de días, pero no hay daños que declarar", añade. Trujillo ha estado en una finca de Hermosillo este fin de semana y todo estaba bien.

El sur de California disfruta de la lluvia
"La tormenta tropical Rosa nos ha bendecido con una buena cantidad de lluvia", dice Andrew Walsh, de Vida Fresh, con sede en Morro Bay, California. "Nuestra zona se suele ver afectada por los huracanes del final de temporada, así que la alerta se intensifica ahora y hasta noviembre. Hemos desarrollado formas de mitigar la presión de los huracanes y cualquier tormenta de hasta 160 kilómetros por hora provoca muy pocos daños, si bien aumenta los costes de mano de obra de preparación y recuperación", añade.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor