El mercado europeo de la grosella está mucho más establecido que el de Estados Unidos

Las grosellas siguen teniendo dificultades para ganar impulso en el mercado estadounidense. A diferencia de Europa, donde la fruta es mucho más aceptada y es una parte establecida del sector de productos, las grosellas todavía se tratan como un producto especial en los EE. UU.

"Las grosellas son generalmente más populares en Europa, y particularmente en Alemania, donde se ha hecho un trabajo interesante con el producto fresco y deshidratado", dijo Robinson Martínez, de Global Agricultural Trading, en California. "En los EE. UU., las grosellas están disponibles desde hace casi 10 años, mientras que en Europa desde hace más de 20 años".

Europa "más allá de la fase de prueba"
Por supuesto, esto ha resultado en un enfoque diferente a la hora de comercializar y vender la fruta. Martínez señaló que, dado que Europa ha pasado esa etapa de "prueba", el mercado está sintonizado para centrarse más en el volumen y el precio, en lugar de en su lanzamiento. "El mercado europeo hace mucho que pasó la etapa de prueba", expresó. "Los consumidores conocen la fruta y cómo usarla. Hay menos obstáculos en general y ahora se enfocan en la oferta, la demanda y los precios. Los precios ya suplen la base de los costes, por lo que es más una cuestión de volumen".

Trabajadores clasificando grosellas en Colombia

El consumidor estadounidense de grosellas espinosas, por otro lado, es diferente al consumidor habitual de grosellas en Europa. "Debido a que las grosellas son un producto especial en los EE. UU., el consumidor que las compra no es su comprador típico", señaló Martínez. "Las usan para hacer zumos, para ocasiones especiales y también las demandan por sus propiedades de salud. Generalmente son consumidores de alto nivel, lo que significa que el enfoque del consumidor en los EE. UU. es muy diferente al de Europa".

Obstáculos para el mercado estadounidense: El flete
Hay algunas razones por las cuales las grosellas continúan intentando tener una base sólida en el mercado estadounidense, y una de ellas es la carga. En general, todo va bien en cuanto al envío de grosellas desde las plantaciones principales en Colombia a Norteamérica. Sin embargo, durante las fiestas, la carga es un problema mucho mayor, y los proveedores tienen dificultades para llevar las berries al mercado.

"La carga generalmente va bien, excepto en las fiestas", dijo Martínez. "Las próximas vacaciones de Acción de Gracias y Navidad serán de nuevo un gran desafío ya que los artículos producidos en Colombia experimentan una competencia significativa de flores en términos de espacio de carga".

Obstáculos para el mercado estadounidense: El papeleo
Probablemente el mayor desafío para los productores de grosellas e importadores es la gran cantidad de papeleo y los requisitos administrativos que deben cumplir para obtener su producto desde las plantaciones de Colombia a las tiendas en los Estados Unidos. No sólo los canales oficiales son engorrosos. Para poder enviar productos, las empresas tienen que trabajar en conjunto con organizaciones locales que también tienen sus peculiaridades.

"Hay mucho protocolo y papeleo", explicó Martínez. "Primero, debes pertenecer a un grupo establecido en Colombia para poder enviar el producto. No dejan entrar a nadie, ya que tienen un historial probado de operaciones confiables. En segundo lugar, debes cumplir con muchas regulaciones estipuladas tanto por las autoridades colombianas como por el USDA. Hay numerosas inspecciones estrictas que se requieren en cada paso del proceso, lo que pone aún más presión en la producción".

Un empleado de GAT inspecciona la calidad de la fruta

Todos estos pasos adicionales hacen que la producción y la importación de grosellas en los Estados Unidos sean más caras. Además, no es sólo el impacto directo en forma de costes adicionales, sino también el impacto indirecto que, según Martínez, es parte de la razón por la cual las grosellas son un producto especial en los EE. UU. "Es difícil crear programas con un entorno de importación tan desafiante", dijo. "Creemos que las regulaciones adicionales impuestas a los productos colombianos obstaculizan la producción y aumentan los costes para los productores".

Movimiento constante pero esperanzas de que aumente en el futuro
En este momento, Global Agricultural Trading comentó que disfruta de una producción estable y una buena oferta. La empresa actualmente abastece a gran parte de la Costa Oeste desde Los Ángeles, pero le gustaría ver más movimiento. "Hacemos envíos semanales y tenemos una buena cantidad de oferta para la Costa Oeste", compartió Martínez. "Sin embargo, debido a las regulaciones, no está creciendo al ritmo que nos gustaría".

Martínez espera que los requisitos se relajen una vez que las autoridades y los consumidores vean más frutas de Colombia y se familiaricen y se sientan más cómodos con las condiciones de producción allí. "Colombia, al igual que muchos países de Sudamérica, tiene un clima único y experimenta problemas como la presión de los insectos", dijo. "El país disfruta de una amplia gama de artículos exóticos, pero también tiene que enfrentar los desafíos inherentes. A medida que más productos se envíen desde Colombia a los EE. UU., será más fácil para los proveedores obtener productos en el futuro. Un ejemplo es la fruta del dragón amarilla, cuyo programa ha sido un gran éxito".

 

Para más información:

Robinson Martinez
Global Agricultural Trading
Tel: +1 (877) 609-6006
robinsonm@gat-global.com
www.gat-global.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor