El aumento de los precios del combustible en Marruecos lleva a la huelga nacional de transporte

Marruecos se ha visto afectado por el aumento de los precios del combustible, con el diesel y la gasolina cada vez más caros. Los precios destacados en las estaciones de servicio muestran que los precios de la gasolina son aproximadamente de MAD 11,7-11,8 por litro (€ 1,08), mientras que los precios del diesel se estiman en MAD 10,5-10.7 por litro (€ 0,98).

El Secretario General de la ODPT, Mustapha Chaoune, declaró que los servicios de transporte están paralizados en todo el país; taxis, autobuses y algunos transportistas de carga están en huelga en más de 70 provincias en todo Marruecos. Chaoune pidió al gobierno que actúe y rompa el silencio sobre el aumento de los precios del combustible, que tiene un gran impacto en el coste del transporte. Añadió que "el coste del transporte depende del 30 al 35% del precio del combustible".

El 27 de octubre, el Ministerio de Fomento expresó que organizaría una reunión en noviembre entre los transportistas de carga y el ministerio de supervisión para examinar los precios del diesel y su impacto negativo.

A principios de este mes, los camioneros se declararon en huelga por los precios del combustible. La huelga, por parte de los conductores que transportaban frutas y hortalizas a Casablanca, causó aumentos en los precios de los productos. El periódico marroquí Assabah informó que la oferta de frutas y hortalizas había disminuido en un 33 por ciento.

Menafn.com describe el impacto del aumento de los precios del petróleo a nivel mundial que ha causado tensiones en los últimos meses. En junio, el Alto Comisionado de Planificación reconoció que los precios de los combustibles habían aumentado un 9,1 por ciento desde su desregulación en 2016.


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor