Harry Deen, Denimpex:

"Las castañas no son fáciles de importar"

Como sabor en un plato otoñal de carne o asadas como aperitivo en un mercado navideño, las castañas se relacionan con el otoño y el invierno. Antes de llegar a las tiendas, hacen un largo viaje desde la cosecha hasta la distribución a través de mayoristas y supermercados, en el que todo debe realizarse con cuidado. "Una castaña es un producto muy sensible", dice Harry Deen, de Denimpex. El importador de Ámsterdam, Países Bajos, volverá a recibir castañas de China en la semana 43.

Las castañas también se producen en Italia, Francia, España y Portugal. "Pero", dice Harry, "en cuanto a precios, creemos que China es la mejor opción. Los franceses piden unos 20 euros por una pequeña paca, mientras que los chinos piden 13 euros. El tamaño es el mismo y la calidad es buena, en cuanto al sabor, los gustos difieren. Si al abrir una castaña el interior es de color amarillo, significa que la castaña tiene un sabor dulce. Si el interior es blanco, no está madura y tiene un sabor amargo".

Prevención de moho
Las castañas son muy sensibles al moho. Las temperaturas durante el transporte son muy importantes para la calidad. "Después de ser cosechadas, se bañan para protegerlas, y para mantener el nivel de humedad, se coloca un paño sobre todo el palé. Cuando las temperaturas aumentan, las nueces se secan. El resultado es que el sabor disminuye y el producto pierde peso y, naturalmente, no queremos eso".

Denimpex ofrece castañas a mayoristas y proveedores. La mayoría de las ventas se producen en países de Europa del Este, como República Checa y Polonia. Además, también hay compradores en los Países Bajos, Bélgica y Suecia. "En realidad, somos un canal de distribución", aclara Harry. “En esos países, el mercado es más grande que en los Países Bajos, pues las castañas son un ingrediente importante para la repostería allí".

Menos importadores
Desde 1990, Harry y Danny Deen son la segunda generación que dirige la empresa familiar fundada por Abraham Deen en 1955. Denimpex importa y exporta una amplia gama de diversas variedades de frutas, hortalizas y productos exóticos a nivel mundial, y ofrece castañas en su gama desde hace unos 15 años. A lo largo de los años, Harry ha visto el cambio del mercado. “Anteriormente, muchos importadores diferentes ofrecían castañas, pero ese número es mucho más bajo en la actualidad. Los que están en el negocio saben lo que están haciendo, pues la castaña no es un producto fácil de importar. Se trabaja con muchos canales de venta diferentes, y se debe poder garantizar calidad y frescura".

Han cambiado muchas cosas con los años. Los sacos de yute usados para envasar castañas han sido reemplazados con sacos de malla de plástico. “Debido a esto, hay más ventilación de aire para las castañas, por lo que la posibilidad de crearse moho se reduce. Una ventaja adicional es que los clientes pueden ver el producto. Ofrecemos envases de cinco kilos y también tenemos envases de un kilo y 500 gramos. La designación del tamaño a veces lleva a confusión, pues ofrecemos tamaños de 40 a 60, pero no son los centímetros, como en las cebollas, sino el número de castañas por kilo".

Las castañas tienen su pico alrededor de las fiestas navideñas. En los mercados de Navidad siempre se pueden encontrar puestos de venta de castañas asadas. La demanda disminuye después del cambio de año, por lo que, a mediados de enero, Denimpex deja de ofrecer castañas para enfocarse completamente en la distribución de otros productos.

 

harry@denimpex.nl 


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor