Radicchio de Chioggia: Los precios no son satisfactorios

No es un buen momento para el radicchio de Chioggia, ni para el radicchio en general. Así lo confirma el presidente del Consorcio de Tutela, Giuseppe Boscolo Palo, quien analiza la situación actual del mercado. "La oferta es notable, ya que las temperaturas algo más altas de lo normal han ayudado a que el producto madure de manera más repentina. Y esas mismas temperaturas, sin heladas, hacen que en el campo haya otras verduras que crean una especie de competición con el radicchio".

Según el presidente, en este momento los precios no llegan a cubrir los costes, o apenas los cubren. La gran distribución no puede absorber la producción actual y también hay un excedente en los mercados.

"Se ha adelantado la producción - agrega Boscolo Palo - y lo que normalmente recolectamos justo antes de Navidad, este año se está recolectando ahora. Esperamos la llegada del frío de verdad, el que impulsa el consumo de radicchio y saca del mercado otros productos más otoñales".

En el Véneto se produce más de la mitad del radicchio de toda Italia y el radicchio de Chioggia se encuentra en primer lugar según área cultivada, cantidad de producción y presencia en el mercado, mientras que en todo el mundo han ido apareciendo tipologías que lo imitan, pero no lo igualan.

Pueden presumir de la denominación de origen exclusivamente las producciones obtenidas a partir de la semilla autóctona transmitida y custodiada por las familias de hortelanos locales, quienes las cultivan según unas estrictas normas en el territorio de 10 municipios de las tres provincias colindantes de Venecia, Padua y Rovigo. Las especificaciones de la IGP Radicchio di Chioggia distinguen entre dos tipos de producción: "temprana", con recolección del 1 de abril al 15 de julio, y "tardía", con recolección del 1 de septiembre al 31 de marzo.

En los últimos meses, en el Véneto se ha hablado mucho de reorganizar los mercados mayoristas. En este ámbito, Boscolo Palo afirma que "Chioggia tiene las cuentas en orden y la participación mayoritaria está en manos privadas, un 58%, frente a un 42% público. Pero la participación pública también es importante. Creo que la ley de Madia debería tener en cuenta las realidades sanas y permitir seguir adelante con la administración actual que, además, aporta beneficios a las arcas municipales".


Fecha de publicación :
©



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018