Siguiendo el ejemplo de sus colegas latinoamericanos

Carta abierta de los productores de banana africanos a los supermercados

El problema de los precios de compra de las bananas en los supermercados ha estado en los medios de comunicación durante varias semanas. Después de la protesta de sus compañeros latinoamericanos, ahora los productores de frutas africanos también han redactado una declaración.

Dice lo siguiente:

Mientras la controversia internacional sobre el precio de compra de las bananas para los supermercados en 2019 lleva creciendo varias semanas, nosotros, los productores africanos de frutas, queremos expresar nuestra solidaridad con el enfoque de nuestros colegas y competidores latinoamericanos y, en nuestro deseo de avanzar hacia un mundo y un comercio más justos, queremos enfocarnos en el continuo deterioro de las condiciones bajo las cuales se compran nuestras frutas. Al solicitar una disminución adicional de casi el 9% en el precio de compra de las cajas de banana en 2019, y aún más en el precio de la piña, los supermercados demuestran su falta de comprensión de las cadenas de valor de la fruta y la indiferencia ante los desafíos socioeconómicos de las zonas productoras de fruta del mundo, una situación demasiado común en el sector.

Deseamos firmemente unirnos a la llamada de nuestros colegas y competidores latinoamericanos porque compartimos con ellos la preocupación de ver modelos económicos justos y sostenibles, teniendo en cuenta los intereses de todos los implicados, en lugar de una espiral perpetua de competencia ciega. Un precio de compra justo para las bananas permitiría recuperar los costes que contribuyen y promueven una distribución equitativa del trabajo. También debería proporcionar a sus partes los recursos para invertir en la transformación y adaptación continua de su modelo económico, social y ambiental integrado.

El sector bananero lidera las inversiones en las comunidades rurales africanas a través de infraestructuras de educación, salud y vivienda y promueve de manera continua la búsqueda de buenas prácticas culturales. De esta manera, contribuimos al crecimiento económico sostenible e inclusivo que realmente beneficia a todos los interesados.

Sin embargo, los supermercados no parecen estar preocupados por estos aspectos cruciales en su política de suministro de bananas y otras frutas, mientras que los consumidores, que son ante todo ciudadanos, son cada vez más sensibles a los problemas sociales relacionados con los productos que compran. Además, las autoridades públicas, ya sean europeas o africanas, se comprometen a construir en conjunto los cimientos para una producción sostenible y compartida entre los dos continentes.

Al reducir constantemente los precios, los supermercados tienen el poder de destruir a un sector africano que genera riqueza y empleos en Costa de Marfil, Camerún, Ghana y otros países del continente. En Côte d'Ivoire, Camerún y Ghana, el sector bananero proporciona más de 28.000 empleos directos y 50.000 empleos indirectos, con un impacto considerable en el desarrollo de las zonas rurales. Para los jóvenes y las mujeres de estas zonas, el sector representa una oportunidad única para acceder a empleos no calificados y calificados, ofreciendo un salario decente y oportunidades para el progreso profesional en sus propios países, sin tener que recurrir a la búsqueda de empleo en Europa y otros lugares.

Este problema, que afecta a los productores de banana más grandes del mundo en Latinoamérica, es aún más grave para nosotros, los productores a pequeña escala, cuyos modelos son más sensibles a las variaciones de precios. Estas presiones conducen a una compresión continua de la cuota de mercado y amenazan la supervivencia de las diferentes competencias, y como consecuencia, a las opciones de los consumidores de bananas.

Los precios excesivamente bajos no son precios justos, y los ciudadanos y las autoridades públicas son los primeros que lo tienen en cuenta. Es por eso que hacemos un llamado a todos los interesados (autoridades públicas, empresas bananeras, supermercados, consumidores) a que se reúnan y acuerden un precio más justo, más sostenible y más humano.

Es a través de iniciativas de sentido común sobre temas clave que todos podemos aportar nuestro grano de arena para apoyar los buenos modelos de negocios, reducir las desigualdades y la división Norte-Sur y facilitar la creación de un mundo más equitativo.

 

Los signatarios

Joseph Owona Kono, presidente de Afruibana

Jean-Marie Kakou Gervais, vicepresidente de Afruibana

Anthony Blay, vicepresidente de Afruibana


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor