EE. UU.: “El exceso de uva local ocasiona una transición muy lenta al producto importado”

De acuerdo con información entregada por Mark Greenberg, Presidente y CEO de Capespan Norteamérica, a la semana 49-2018, y a medida que continúa la temporada de uva de mesa local, también continúa el nivel de ansiedad entre los productores, importadores y vendedores nacionales y extranjeros. “La transición de las fuentes nacionales (California) a las importaciones no ha ganado ninguna tracción real. Los vendedores nacionales todavía tienen mucho producto que mover. Pero mientras que los productores extranjeros han intentado valientemente mantenerse alejados del mercado estadounidense tanto como sea posible, existe un límite sobre lo que se puede introducir en otros mercados”, precisó el profesional de Capespan.

Greenberg agregó que al gran volumen doméstico de uvas de mesa frescas, se agrega un stock (almacenamiento en frío) de uvas un 37% mayor a igual fecha de la temporada pasada, según datos entregados por el Servicio de Marketing Agrícola (AMS) del USDA que se emitió a principios de esta semana, mostrando que al 15 de noviembre de 2018 habían 10.745.620 cajas de uvas de mesa almacenadas en frío, cifra mayor a las 7.800.339 cajas a la misma fecha del año pasado. “Con el reciente clima lluvioso y brumoso en el Valle Central, la mayoría de los productores han completado su cosecha, dejando solo un pequeño puñado para recoger de variedades tardías rojas".

"La disminución neta en las tenencias de casi 3 millones de cajas por semana, sugiere que California debería estar sin fruta para fines de diciembre. Pero pocos creen que este será el caso, pues el movimiento más lento y la mayor transición minorista a las importaciones en las semanas previas a la Navidad afectarán la tasa de venta de uvas locales. Como resultado, algunos transportistas de California sostienen que tendrán uvas rojas sin semillas todo diciembre y hasta el año nuevo”, puntualizó el CEO.

El presidente de Capespan Norteamérica añadió que el impacto de la gran cosecha de uvas de mesa de EE. UU. se ha exacerbado por la imposición de aranceles de represalia a los productos agrícolas de Estados Unidos que ha debilitado la demanda de exportación. “Así, con el fin de ofrecer cierto alivio a los agricultores de uva de mesa por las dificultades que estas tarifas han causado, el USDA anunció planes para aplicar US $ 10.000.000 para la compra de uvas de mesa. Se supone que las compras se realizarán a precios de mercado, durante las próximas semanas. Este programa podría absorber hasta 600.000 cajas de uvas de mesa del inventario nacional restante”, observó el ejecutivo.

Hoy en día, el precio para las uvas blancas sin semillas de California está llegando al nivel de entre US $ 20-22, FOB. Si bien hay informes de un mayor número de rechazos por parte de los minoristas de uvas blancas sin semillas, estos rechazos han sido esporádicos y pueden ser simplemente un reflejo de “usted obtiene lo que paga” en lugar de la evidencia de que el producto, generalmente, no cumple con las especificaciones de los minoristas.

Los precios para las uvas rojas sin semillas de California están rondando los US $ 16.95 y menos si el vendedor no tiene uvas blancas para acompañar. Existe poca expectativa de que los precios para las uvas sin semillas rojas aumenten, incluso a medida que disminuyen los inventarios nacionales. Hay Crimsons peruanas y otras variedades rojas sin semillas esperando al margen, y las llegadas están aumentando.

Precios a la baja
Mark Greenberg indica que es interesante notar que los datos del USDA indican que los precios promedio de la uva de mesa en la Semana 47, FOB, fueron un 22% más bajos que en la temporada anterior a la misma semana. Durante el mes de octubre de este año, los precios fueron un 12% más bajos que en octubre pasado.

“Las uvas de mesa importadas continúan llegando desde Perú. Desde la semana 42, los transportistas peruanos.

han cargado 1.916.000 cajas de uvas de mesa sin semillas a América del Norte, con 1.502.000 enviadas a la USEC. Los volúmenes cargados en las semanas 47 y 48 aumentaron sustancialmente con respecto a las semanas anteriores. De hecho, los transportistas peruanos han cargado 988.000 cajas de uvas sin semillas a la Costa Este en las últimas dos semanas, lo que se traducirá en un gran número de llegadas hacia el final de la Semana 50 y la Semana 51″.

En cuanto al precio de las uvas blancas sin semillas peruanas en la USEC, el profesional destaca que el valor refleja el aumento del inventario, mientras que los vendedores intentan esperar a la temporada de California. Sugarones y Thompson Seedless se cotizan en US $ 24-26 (dependiendo del tamaño) aunque la fruta se está moviendo en pequeño volumen a precios a veces sustancialmente más bajos. Existe cierta expectativa, o tal vez solo una esperanza, de que los minoristas pronto se trasladarán a fuentes blancas importadas sin semillas. Pero, por ahora, no hay evidencia de ningún cambio sustancial aparte de los compromisos preprogramados.

La oferta de uva roja sin semillas de Perú en la USEC hasta ahora ha estado compuesta principalmente de Crimsons y Flames. Debido a que el inventario de uva de California tiende a variedades rojas sin semillas, las peruanas Crimsons y Flames se negocian a US $ 18 – 22 en un movimiento muy lento. En las últimas semanas, se han cargado nuevas variedades de rojas sin semillas, y el mercado pronto verá un aumento en los volúmenes de Sweet Celebration y Allison.

Para agregar complejidad al mercado de la uva de mesa, la cosecha en la III Región de Chile (Atacama) también está en marcha y esa fruta pronto llegará a la USEC. Si bien se anticipa que Chile enviará menos Flames tempranas, la fruta que será enviada llegará a competir tanto con fruta de California como de Perú.


Fuente: SimFRUIT según reporte de Mark Greenberg


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor