Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Reemoon se centra en el mercado egipcio y sudafricano"

"Máquinas más eficientes a un precio más razonable"

La temporada de exportación de naranja 2018/2019 acaba de comenzar en Egipto. Para garantizar que la clasificación y el envasado de la fruta transcurra sin contratiempos, sería de gran ayuda contar con una buena línea de clasificación, que automatiza los procesos y, así, disminuye las pérdidas y acelera el proceso de producción. Reemoon Technology Holdings Co., Ltd. es una proveedora internacional de líneas clasificadoras para diferentes tipos de frutas, entre ellas las naranjas. Conoce muy bien las preferencias del sector y puede proporcionar las máquinas y los servicios adecuados para que el procesamiento de fruta sea más estandarizado y más veloz.

Clasificadora Reemoon con 12 carriles en Egipto Egypt

Sam Zhao, director de Asuntos de Ultramar en Reemoon Technology Holdings Co., Ltd, señala: “Ahora estamos trabajando en nuevos proyectos en Egipto para líneas clasificadoras de naranjas. A las empresas egipticas les proporcionamos una máquina que ya hemos instlado en Sudáfrica, donde está funcionando muy bien. Los compradores egipcios prefieren máquinas más rentables y las nuestras pueden satisfacer sus necesidades con la tecnología adecuada".

Pero tener una buena máquina no lo es todo. ¿Cómo mantienes los estándares correctos? Además de proporcionar la máquina y la tecnología, Reemoon aporta otro valor importante interesante para las empresas que exportan a China. "Ayudamos a las empresas extranjeras a ceñirse a los estándares adecuados para la exportación a China u otros países, algo que no siempre resulta sencillo. Ahí es donde está nuestro valor añadido: las ayudamos a diversificar su estándar de calidad del producto para los diferentes mercados".

Como explica Sam Zhao, la competencia en la industria de las máquinas clasificadoras es muy intensa. "Tenemos algunos competidores internacionales, pero somos capaces de destacar. Nuestra principal estrategia es mantener alta la calidad, pero también tratar de proporcionar una máquina con buena relación calidad-precio. Nuestras máquinas pueden lograr relativamente las mismas soluciones tecnológicas que otras máquinas a un precio más razonable. De esta manera, conseguimos que nuestros equipos sean asequibles para las plantas envasadoras de tamaño pequeño y mediano, algo que no siempre es posible con las máquinas de la competencia".

Hoy en día todavía existen muchos prejuicios en cuanto a los productos chinos, como que son baratos porque son de calidad baja, aunque Sam Zhao afirma: "Sí, en el pasado los productos chinos tal vez no fueran de la mejor calidad, pero ahora es diferente, ya no se pueden comparar con los anteriores. Nos hemos desarrollado y progresado mucho en las últimas décadas. Ahora se invierte más tiempo y esfuerzo en investigación y tecnología, y eso beneficia mucho a la calidad de los productos chinos".

Sam Zhao menciona que es difícil empezar a hacer negocios en un país o un mercado nuevo por este tipo de prejuicios. No obstante, una vez las empresas conocen el producto de Reemoon y empiezan a utilizarlo, las ventas en ese país se duplican al año siguiente la mayoría de las veces. "Nuestros productos son de buena calidad y, con el mantenimiento adecuado, se pueden utilizar al menos diez años. Al principio es difícil ganarse la confianza de una empresa, pero si ve que la máquina funciona como debería, le siguen otras empresas. Sudáfrica y Egipto se están convirtiendo en nuestros principales mercados, así que, por experiencia, sabemos que labrarse una buena reputación también es muy importante".

 

Más información:

Sam Zhao
Reemoon Technology Holdings Co., Ltd.
http://www.reemoon.com/en/
+86 188 7973 0096
overseas2@reemoon.com.cn 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor