El comercio mundial de mandarinas aumenta pero la exportación española disminuye

El comercio mundial de mandarinas sigue creciendo, aunque no en España, el exportador más importante del mundo. La exportación de mandarina española ha disminuido en aproximadamente un 10 por ciento en 10 años, mientras que la exportación de todos los demás países combinados ha aumentado en un 60 por ciento en ese mismo período. En la exportación (neta), la participación de España ha disminuido del 40 al 30 por ciento.

Turquía y Marruecos en particular, ahora exportan más mandarinas que hace 10 años. Además, es evidente que las mandarinas del hemisferio sur están en aumento, aunque su participación en la exportación (neta) todavía fue bastante modesta hasta el año pasado, con un 14%. España juega un papel tan dominante en el mercado internacional de la mandarina y los Países Bajos reexportan una cantidad considerable. Como país importador, Holanda ocupa el sexto lugar a nivel mundial con una importación de más de 240.000 toneladas en la temporada 2017/18, de las cuales 110.000 toneladas fueron reexportadas.

Un tercio del comercio mundial
Un tercio del comercio mundial de mandarinas tiene lugar entre países de la UE, y tres cuartas partes de esa cifra corresponden a las exportaciones españolas a países socios. En los últimos 10 años, la importación de todos los países de la UE se ha mantenido en un nivel estable de alrededor de dos millones de toneladas. El porcentaje de importaciones de fuera de la UE ha aumentado del 16 al 23 por ciento, lo que visto en cifras absolutas sería: de 330.000 a 450.000 toneladas. Otro flujo importante es el de las mandarinas asiáticas, particularmente las turcas, a Rusia. Un tercer flujo importante es el de los países del sur y este de Asia. En el continente africano, Marruecos y Sudáfrica son importantes exportadores de mandarinas.

Las clementinas dominan la UE
En el comercio internacional de mandarinas, se puede hacer una distinción entre tres grupos: el grupo Clementina, el grupo de los híbridos y el grupo variado que incluye Satsumas. Dentro de la UE, las satsumas también se registran por separado.

A nivel mundial, el grupo de mandarinas variadas es el más importante, con una participación de casi el 45 por ciento en la exportación mundial. La proporción de clementinas es de aproximadamente el 35 por ciento. En la exportación española y marroquí, las clementinas son el grupo más importante: ambos países tienen una participación del 70 por ciento. Dos tercios de la exportación turca de mandarina consiste en el grupo variado, mientras que la exportación china consiste prácticamente en este tipo. En la exportación de mandarina de Sudáfrica no hay un grupo dominante. La importación de productos sudafricanos en la UE consiste en un 40 por ciento de clementinas y un 16 por ciento de Satsumas.

Exportación española enfocada en la UE
España sigue siendo el país exportador de mandarinas más importante a nivel mundial. Con 1,39 millones de toneladas, se exportaron ligeramente más en la temporada 2017/18 que en la temporada anterior. Hace unos años, España llegó a exportar 1,7 millones de toneladas de mandarinas.

La exportación española está muy centrada en otros países de la UE. En las últimas temporadas, la exportación a países fuera de la UE ha sido inferior a 100.000 toneladas.

Alemania es el comprador más importante, con una participación de más de un cuarto en total. Francia va en el segundo puesto con un 20 por ciento, y el Reino Unido tercero con un 10 por ciento. Combinados, los tres primeros han tenido una participación del 57 por ciento en la temporada 2017/18. En los últimos 10 años, esa proporción se ha mantenido prácticamente igual.

Los siguientes dos países, Polonia e Italia, claramente compran menos que en el pasado. Los Países Bajos y Bélgica son los números 6 y 7 en la lista de compradores de mandarinas españolas. La exportación a los Países Bajos ascendió a casi 77.000 toneladas la temporada pasada, y a Bélgica ascendió a 45.000 toneladas. Para ambos países el volumen fue mayor que en la temporada anterior, pero inferior a la del pasado.

Paises Bajos: 30% de importación española
En los distintos países de la UE, la participación de España en la importación total de mandarina varía. En Alemania, las mandarinas españolas tienen una posición dominante, siendo la cuota de España del 90 por ciento. La participación en Italia y Bélgica (el 70 por ciento) también es grande, y en Francia es del 60 por ciento. En el mercado polaco, las mandarinas españolas representan casi la mitad, y en el mercado británico, la participación española es del 35 por ciento.

En los Países Bajos, la participación española en la importación total de mandarina es sólo de alrededor del 30 por ciento. Hace diez años era de más del 40 por ciento. En la temporada pasada, los Países Bajos importaron 77.000 toneladas de mandarinas de España. Marruecos y Sudáfrica son otros dos proveedores importantes, con volúmenes de 49.000 y 42.000 toneladas respectivamente en la temporada 2017/18. Perú también está empezando a coger fuerza con 20.000 toneladas. Los últimos tres países cada vez abastecen más a los Países Bajos.

Los Países Bajos importa mucho en los meses de verano
Debido al creciente interés en los países del hemisferio sur como Sudáfrica y Perú, el sector ha comenzado a centrarse menos en el período de octubre a abril en los Países Bajos. Los países del hemisferio sur están en su mayoría en el mercado en los últimos meses. La temporada marroquí comienza aproximadamente un mes después de la temporada española, y también termina en abril.

Las mandarinas sudafricanas y peruanas ingresan al mercado en abril, y la temporada termina en septiembre. Las mandarinas de los hemisferios norte y sur, por lo tanto, compiten en los meses de septiembre y abril.

Chile es el tercer proveedor más grande del hemisferio sur, pero apenas ofrece mandarinas a Europa. Prácticamente toda la exportación del país, 60.000 toneladas en 2017, fue destinada a los Estados Unidos.

Rusia, el importador más importante 
Rusia es, con diferencia, el importador más grande de mandarinas. En 2107, alcanzó un volumen de hasta 810.000 toneladas. Con 342.000 toneladas, Marruecos es el proveedor más importante, seguido por Turquía con 211.000 toneladas. Pakistán, China y Egipto son los otros proveedores importantes. Varios países, activos en el mercado ruso, no exportan mucho a Europa occidental, excepto Marruecos.

Para Turquía y Marruecos, Rusia es el comprador más importante, y también es un mercado importante para Sudáfrica, como tercer comprador. China y Pakistán, los países exportadores número 4 y 5, además de a Rusia, exportan en su mayoría en su propia región.

Sudáfrica crecerá en los próximos años
Sudáfrica es un importante exportador de mandarinas, pero considerando que la mayor parte de sus plantas son jóvenes, la producción aumentará considerablemente en los próximos años. La producción sudafricana se destina principalmente a la exportación.

La superficie marroquí también sigue creciendo, aunque no tan rápido como hace unos años. Del total de la producción marroquí de mandarina, alrededor del 60 por ciento se destina al mercado interno. El otro aspecto notable es que Marruecos exporta grandes volúmenes de mandarinas a Canadá y los Estados Unidos. En la temporada pasada, esos países importaron 68.000 y 57.000 toneladas, respectivamente.

 

Para más información:
Jan Kees Boon
Fruit and Vegetable Facts
www.fruitandvegetablefacts.com 
fruitvegfacts@gmail.com 


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019