Los consumidores holandeses se decantaron por la conveniencia en 2018

Los holandeses compraron un 8 por ciento más de hortalizas ya preparadas en 2018 y comieron más hortalizas frescas fuera de casa. Cada vez más holandeses compran paquetes preparados de comida o sopa de manera habitual. También el sector de la hostelería elige cada vez más la conveniencia: la compra de mezclas de hortalizas en ese sector aumentó un 36 por ciento. El motivo es claro: es saludable y es fácil.

En volumen, la compra de hortalizas frescas en el sector de la hostelería aumentó un siete por ciento, lo cual supone una desaceleración después de un fuerte crecimiento en los años anteriores. El sector hostelero elige cada vez más productos de lujo, como los tipos premium y las mezclas precortadas. La explicación se basa en la creciente presión sobre los chefs para que sean originales con los menús sin mucho trabajo adicional, y al equilibrio entre porciones suficientes y menos desperdicios. Sigue creciendo la demanda de arándanos y frambuesas, y la industria de la restauración está sorprendiendo cada vez más a sus comensales con el uso del mango.

Volumen de compras de hortalizas (izquierda) y frutas (derecha) frescas por el conjunto de los hogares holandeses (en millones de kilos)

El sector hortofrutícola presta mucha atención a la transparencia respecto al origen de los productos y a la forma en que se cultivan, cobrando importancia la producción y el comercio sostenible, la seguridad alimentaria y las condiciones laborales justas. Las frutas y hortalizas deben ser buenas no solo para el consumidor, sino también para toda la sociedad.

Más gasto en frutas y hortalizas
En 2018, el consumidor gastó un 5 por ciento más en frutas y hortalizas frescas para uso doméstico. Los holandeses compraron algo más de hortalizas frescas (+ 1%), pero menos fruta fresca (-3%). Para el consumidor, el precio medio de un kilogramo de fruta fresca fue un 10 por ciento más alto, por lo que el gasto en la compra de fruta aumentó un 6 por ciento. En concreto las manzanas fueron más caras debido a la baja oferta en la primera mitad de 2018, lo que se tradujo en una bajada del 10% en su compra. Esto demuestra que el precio del producto influye en los hábitos de compra. Las manzanas representan el 20 por ciento de la compra total de fruta, lo que significa que una disminución provoca un impacto importante en la compra total de fruta. El sector hortofrutícola teme que el aumento del IVA de las frutas y hortalizas tenga un efecto negativo en las ventas, especialmente para los consumidores con menor capacidad económica. Es precisamente este grupo el que tiene más dificultad para consumir la cantidad diaria recomendada de frutas y hortalizas.

Compras de hortalizas (izquierda) y frutas (derecha) frescas realizadas por el sector de la hostelería a mayoristas (en millones de kilos)

Más productos más caros
Los holandeses también compraron menos naranjas. Por otro lado, el interés en productos más caros como los frutos rojos, la fruta exótica y la fruta recién cortada incluso aumentó. El cálido verano tuvo un efecto positivo en la venta de verduras para ensaladas como los pepinos, los tomates y los pimientos.

Para más información:
Groentenfruit Huis
www.groentenfruithuis.nl  


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor