Seminario de etnomarketing VLAM:

"Al consumidor musulmán no le gustan las hortalizas envasadas porque prefiere tomarla con las manos"

El sector de las frutas y hortalizas de Flandes se centra principalmente en el consumidor occidental clásico, mientras que 1 de cada 5 belgas tiene un origen no europeo. Durante la feria Agriflanders que tuvo lugar en Gante (Bélgica), VLAM celebró un seminario sobre etnomarketing el viernes 11 de enero. Hubo varios conferenciantes que esbozaron los hábitos de compra y alimentación de los consumidores musulmanes y de cómo los empresarios pueden responder frente a eso.

Consumidores turcos y marroquíes
"Hay un gran número de consumidores musulmanes, la mayoría de Marruecos y Turquía", dice Lies Vandaele, de la oficina de investigación Ipsos. La oficina ha investigado los hábitos de compra de los consumidores turcos y marroquíes. "Uno de los resultados más llamativos es que las familias con mayor nivel económico tienen más libertad para adoptar influencias externas y están más preocupadas por la salud. Comer juntos es muy importante para la cultura turca y marroquí, pero la preparación de platos tradicionales lleva mucho tiempo que muchas familias no tienen durante la semana, por lo que se consumen principalmente los fines de semana". 

Productos frescos
En las culturas orientales los productos frescos representan una forma de mostrar amor. "Estos consumidores casi nunca compran comidas preparadas. Las ven un poco como si fueran alimentos inferiores. Sin embargo, los consumidores marroquíes y turcos están abiertos a los hábitos de alimentación occidentales y los primeros productos que han adoptado de la cultura alimentaria belga son las patatas fritas, los canónigos y las endibias", dice Lies. "A la hora de comprar frutas y hortalizas, el consumidor musulmán se fija en el color y el olor. También les gusta valorar el producto cogiéndolo con las manos y, por lo tanto, no son fanáticos de las hortalizas o frutas envasadas. Al mismo tiempo, gran parte de los consumidores no está de acuerdo en que muchas de las hortalizas y frutas del supermercado estén clasificadas por color y tamaño".

"Los calabacines y las berenjenas son productos que el consumidor musulmán prefiere no comprar en el supermercado. Prefieren el calabacín verde claro y la berenjena de color morado claro a las variedades que se encuentran principalmente en los supermercados. Para conseguirlos, han de ir a supermercados étnicos. En el caso de los productos frescos, la higiene y el precio también desempeñan un papel importante y la investigación muestra que los consumidores marroquíes y turcos prefieren comprar en Lidl, Aldi y Colruyt debido a los bajos precios. Son muy sensibles a las ofertas. A los consumidores que viven en la ciudad les gusta ir al Albert Heijn debido a la gran cantidad de productos exóticos", dice Vandaele.

"Ecológico no es garantía de calidad"
La investigación concluye que las hortalizas se compran más a menudo en los supermercados normales y las frutas en los supermercados étnicos, debido a la mayor oferta de productos exóticos. Las especias se compran principalmente en los supermercados étnicos porque se pueden comprar allí en grandes cantidades", dice Lies. El etiquetado correcto de los productos es muy importante para el consumidor musulmán, porque tiene en cuenta el concepto halal. Sin embargo, el conocimiento sobre el halal es bastante limitado y se basa principalmente en la confianza en marcas o personas. Los productos ecológicos no tienen importancia para estos consumidores; tienen poca confianza en los productos ecológicos y no confían en que tengan la calidad garantizada.

"Los consumidores marroquíes y turcos son un grupo accesible para las empresas. La situación económica determina las mayores diferencias entre los consumidores. La cultura gastronómica marroquí es una mezcla de diferentes influencias, en contraste con la turca. Ambos consumidores a menudo almacenan grandes existencias, porque comer juntos es muy importante dentro de ambas culturas. Como resultado, al consumidor musulmán le gusta comprar en los supermercados más baratos. Es importante comprender a este sector, porque es un grupo en crecimiento dentro de Bélgica", concluye Lies.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor