Cierre de la Administración y muro fronterizo: la perspectiva del sur de Texas

La semana pasada, FreshPlaza informó sobre cómo el sector de productos agrícolas se está viendo afectado por el cierre parcial de la Administración en los Estados Unidos. Un mes después del cierre, hay más información que pone de relieve los muchos y variados problemas que enfrentan los productores y los exportadores de frutas y hortalizas frescas.

Dante Galeazzi (en la foto), presidente de la Asociación Internacional de Frutas y Hortalizas de Texas (TIPA), comparte las observaciones del sur de Texas, un eslabón importante en la cadena de producción de los Estados Unidos y también el centro de la causa del cierre: el muro fronterizo propuesto. Galeazzi confirma que la frontera está completamente abierta y funciona correctamente.

"El sur de Texas ha tenido la suerte de que gran parte del personal que opera en la frontera se considera 'esencial', por lo que se le ha autorizado para continuar trabajando durante el cierre", dice. "Los inspectores de la Oficina de Aduantas y Protección Fronteriza (CBP), los inspectores de la FDA y los entomólogos del USDA, seguirán trabajando en primera línea para que los productos sigan fluyendo".

No hay informes de mercado y transporte de USDA
Aunque los aspectos físicos de la frontera funcionan normalmente, falta otra función vital para los productores. El USDA normalmente envía informes regulares de mercado y transporte; sin embargo, desde que comenzó el cierre, no han sido publicados. Los informes suelen incluir una guía útil sobre cosas como cifras de envío, precios generales y tendencias.

"Los miembros de la TIPA están teniendo problemas, ya que los informes no se publicarán mientras continúe el cierre", lamenta Galeazzi. "Sin esos informes, muchas empresas confían en el boca a boca en lugar de una fuente imparcial de información, o directamente no tienen ningún tipo de información. La primera reunión del Consejo Asesor del Sector de Frutas y Hortalizas del USDA se pospuso como resultado del cierre, y esa reunión es la que suele proporcionar la información del sector al USDA para varios programas".

El sector espera que se reanuden las subvenciones y los programas federales
La semana pasada, los productores informaron a FreshPlaza de que varios programas se han parado mientras continúa el cierre, entre ellos la asistencia en caso de desastres, los seguros, los préstamos agrícolas y otros programas que ayudan a los productores y expedidores del sector hortofrutícola. También se ha informado de que los empleados federales no están cobrando, lo que también se extiende a ciertas agencias no gubernamentales que dependen de los programas en cuestión.

"Todos los programas o proyectos pendientes, incluidas las subvenciones y lo que proporcionan, no se están llevando a cabo", señala Galeazzi. "Eso afecta al progreso de la comercialización y la investigación en el sector. A nivel local, estamos trabajando en el desarrollo de un programa de contratación para las agencias federales locales, pero el programa no ha avanzado nada en tres semanas porque no hay nadie en DC que lo supervise".

El muro fronterizo
La principal causa del cierre de la Administración es el punto muerto al que se ha llegado sobre la financiación federal para el muro fronterizo propuesto. Con una frontera de 1.930 km con México, Texas está en el centro, especialmente porque el estado albergará la gran mayoría del nuevo muro. Los otros estados que comparten frontera con México, como California, Arizona y Nuevo México, ya tienen una barrera física en la mayor parte de su frontera. Texas, por otro lado, tiene una posición única porque el río Bravo constituye la mayor parte de la frontera y, por lo tanto, no hay una barrera física. Existe una gran preocupación por parte de algunos productores de que el muro propuesto divida vastas superficies de tierra agrícola.

"Estamos preocupados en esta zona por la construcción del muro fronterizo", asegura Galeazzi. "El sur de Texas no es como las zonas de California, Arizona o Nuevo México donde están las secciones más grandes del muro fronterizo. En ese estado los planes de construcción actuales requieren la construcción del muro a lo largo de un sistema de diques en el lado estadounidense de la frontera, desde 800 metros a varios kilómetros de la frontera. Por lo tanto, el muro separaría a Estados Unidos, y probablemente el Gobierno de los EE. UU. se apropiaría de las tierras agrícolas para construirlo. Supondría quitar recursos a nuestros agricultores estadounidenses y disminuir aún más la cantidad de hectáreas agrícolas viables en nuestra zona".

Galeazzi agrega que el sector apoya las medidas de control de fronteras, pero sugiere que otros métodos podrían ser más adecuados para la zona. "El presidente visitó McAllen la semana pasada y estamos agradecidos por los recursos federales adicionales, especialmente aquellos que ayudan a facilitar el comercio", expresa. "Nuestra zona apoya la seguridad fronteriza y la dedicación de los recursos necesarios para hacerlo. Sin embargo, nos gustaría que la Administración tomara un enfoque diferente, tal vez más acorde a las sugerencias del congresista Hurd para un plan de seguridad que utilizase tecnología para garantizar el control operacional de la frontera, especialmente para esta zona".

 

Para más información:

Dante Galeazzi
Texas International Produce Association
Tel.: +1 (956) 581-8632
dante.galeazzi@texipa.org
www.texipa.org


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor