Preocupación entre los patateros por la prohibición de un anigerminativo

El sector europeo de la patata está preocupado porque a partir del próximo 31 de julio, podría prohibirse el antigerminativo Chlorpropham (CIPC), utilizado para evitar la germinación de los
tubérculos cuando se almacenan.

Actualmente está aprobado para la campaña 2018/19 pero parece que podría no autorizarse para la próxima campaña. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha aconsejado que no se renueve.

En el Comité Permanente de Plantas y Animales de diciembre pasado, estaba prevista la votación sobre la renovación de la autorización, tanto en su uso como herbicida como de antigerminativo. Sin embargo, al final, la votación no se produjo, aunque se espera que tenga lugar próximamente.

Los productores franceses consideran que si se prohíbe el antigerminativo, el período de conservación será más corto, por lo que una de las soluciones sería escalonar los cultivos desde
la primavera hasta el otoño. También señalan que hay riesgo de que las transiciones entre las preocupación porque no se renueve la autorización del producto es elevada. Tanto es así, que la interprofesión (AHDB de patata) ha decidido la creación de un fondo de ayuda para el almacenamiento dotado de 900.000 euros, dada la incertidumbre y desafíos a los que se enfrentan los patateros británicos este año (después de una campaña difícil).

La AHDB ya venía invirtiendo 900.000 euros al año en investigación sobre almacenamiento e intercambio de conocimientos y en contar con un grupo de expertos en almacenamiento para asesorar a los profesionales.

 

Fuente: agrodigital.com


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor