Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Tratamiento en frío de fruta en tránsito

Temperatura de la fruta monitoreada y corregida para cumplir con las regulaciones fitosanitarias

La fruta fresca viaja por todo el mundo, y uno de los mayores desafíos que enfrentan los exportadores e importadores, es cumplir con los diferentes protocolos de tratamiento en frío establecidos por los países importadores.

Requisitos de temperatura y duración
No existe un único tratamiento que sea adecuado para todos los destinos y productos y, como resultado, todos los países tienen diferentes protocolos. Cada país importador establece sus propias regulaciones fitosanitarias, que enumeran las condiciones que deben cumplirse en términos de temperatura y duración. La pulpa de la fruta (interna) se utiliza para medir la temperatura, que debe ser igual o inferior a la temperatura requerida por el protocolo del país importador individual. "Es importante mantener la fruta a esta temperatura durante toda la duración del proceso de tratamiento en frío", dice Christian DeBlasio, director general de Purfresh. Por ejemplo, para las uvas de mesa importadas a Australia, el protocolo de tratamiento en frío requiere que las uvas se mantengan a 0,9 °C o menos durante 12 días.

El tratamiento en frío puede tener lugar:
- En el país de origen, antes del envío de la fruta.
- En tránsito mientras la fruta está en el contenedor refrigerado.
- En un puerto de transbordo antes de llegar al país de destino.
El protocolo del país importador determina dónde debe llevarse a cabo el tratamiento en frío y no todos los países permiten las tres opciones.

Monitoreo en tiempo real para clientes de Purfresh. El sistema permite a los clientes ver dónde están sus contenedores en el mar, cuál es la trayectoria de viaje del barco, pero también cuál es la temperatura dentro de los contenedores.

Monitoreo de la temperatura durante el tránsito
"En Purfresh, nos especializamos en ofrecer gestión del tratamiento en frío en tránsito", dijo DeBlasio. "Vigilamos la vida útil del producto para el cliente, pero lo más importante es que monitoreamos las temperaturas de la pulpa de la fruta continuamente mientras la fruta está en el agua". El proceso de Purfresh para el tratamiento en frío incluye cambios de temperatura en el contenedor refrigerado durante el tránsito, cuando sea necesario. Esto no sólo facilita el proceso de descarga a su llegada, sino que también garantiza a los clientes que se cumplirá el protocolo del país importador. "El valor de un contenedor con fruta varía de $ 20.000 a $ 150.000 y si el producto no pasa el protocolo, en muchos casos la carga puede ser rechazada y el valor total puede perderse", compartió DeBlasio. "Hay mucho dinero en riesgo".

Monitorización de la temperatura en tránsito

Aprobación del protocolo previo a la llegada del barco

Para medir la temperatura, se instalan de tres a cuatro sondas en la fruta. Estas sondas registran la temperatura de la fruta en varios puntos dentro del contenedor. La mayoría de los contenedores tienen conectores de sonda de temperatura instalados. El sistema de monitoreo de datos de Purfresh puede descargar los datos de temperatura de las sondas y enviarlos por correo electrónico al gobierno del país importador. “Entre diez y dos días antes de la llegada del barco, transmitimos los datos electrónicamente al gobierno o al receptor de carga para que puedan aprobar el tratamiento en frío”. Esto ahorra un valioso tiempo de tránsito. Los datos se transmiten vía satélite directamente desde los contenedores individuales refrigerados.

Garantía del 100%
Antes de que la fruta llegue al agua, Purfresh establece umbrales de alarma de temperatura de la sonda con los clientes. “Nuestro sistema automatizado controla la temperatura de la fruta 24/7 y si nuestro sistema detecta una temperatura demasiado alta, enviamos una señal al contenedor para cambiar la temperatura del contenedor. Es nuestro trabajo abordar los problemas antes de que las temperaturas de la carga varíen a la de los protocolos”, expresó DeBlasio. "Es posible que se rechacen hasta 1 de cada 15 contenedores bajo tratamiento en frío, pero con nuestro servicio ofrecemos a nuestros clientes una garantía del 100 por ciento".

Patrick Inkster, presidente de Fiesta Fruit, en California, utiliza los servicios de Purfresh para monitorear la temperatura de las uvas enviadas desde los EE. UU. a Australia. "Estamos muy contentos porque Purfresh controla la temperatura mientras las uvas están en tránsito y hace ajustes durante el mismo si es necesario". Los contenedores de Fiesta normalmente se colocan en la cubierta superior del buque, que es donde el sistema de Purfresh funciona mejor, según Inkster . Los datos descargables de Purfresh han demostrado ser muy valiosos. "Una vez, el sistema de monitoreo del contenedor no funcionaba, pero los datos descargados de Purfresh fueron suficiente. El gobierno australiano aceptó la carga sin problemas”.

 

Para más información:

Christian DeBlasio 
Purfresh 
Tel: (+1) 813-546-0274 
cdeblasio@purfresh.com 
www.purfresh.com
www.intellipur.com


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor