El mercado de la piña en Alemania, tranquilo por el momento:

"El año pasado fue difícil para todos"

"En este momento la piña está volviendo a respirar. El año 2018 fue extremadamente difícil para esta fruta, y 2017 tampoco fue fácil.
Esto se debió en parte al aumento masivo de la superficie de producción en Costa Rica", declara Carlo Dürbeck, de Anton Dürbeck GmbH, sita en Bad Homburg. Esto se explica por un lado por el exceso de oferta con mejores años para la piña antes de 2017, y, por otro lado, por los buenos precios pagados en el pasado por la industria a los productores. "Desde hace dos años tenemos sobreproducción y la industria paga precios ínfimos. Esto hace que una cantidad mayor de producto se acabe exportando".

Europa sigue siendo un mercado popular para los productos básicos de Costa Rica, también porque el mercado de los Estados Unidos está controlado en gran medida por los grandes importadores estadounidenses de piña. "Así que acaba demasiado producto en Europa y los precios se han reducido a un nivel con el que nadie de la cadena de suministro estaba contento".

Carlo y Mathias Dürbeck en el Convenience-Forum 2018 

Tranquilidad en las últimas semanas
"El comienzo del año es tradicionalmente un buen momento para la piña en Europa. Ello se debe, entre otras cosas, a una menor competencia de otras frutas (regionales) en los estantes de los supermercados". La demanda en los meses fríos tiende a ser ligeramente mejor. Los precios, por lo tanto, se encuentran actualmente en un buen nivel". Muchos de los supermercados alemanes ahora están trabajando con precios fijos de programas, por lo que no todos los importadores sienten el aumento de los precios del producto", explica Carlo.

El negocio navideño ya no es lo que era
Tradicionalmente, el negocio de la piña se concentraba en diciembre: "En los tiempos de la importación de piña de Costa de Marfil, ganábamos el 40% de nuestro volumen anual y el 60% de nuestra facturación anual en diciembre", dice Mathias Dürbeck, cuarta generación al frente de la empresa. "Especialmente en los países del sur y este de Europa, la fruta era parte integral de la Navidad, por lo que los productores planeaban tener producto disponible durante esas fechas. Sin embargo, en los últimos años la demanda no siempre ha sido capaz de mantenerse al día con la oferta. Como los volúmenes tienden a bajar después de Navidad, y durante la semana 52 debido a los días festivos a menudo se empaqueta menos mercancía en Costa Rica, los precios suben en enero".

Piña en el logo de la empresa, que importa piña desde hace 40 años
Por lo que respecta al mercado alemán, los programas anuales con venta al por menor de alimentos son casi inevitables. En Anton Dürbeck GmbH, una gran parte de los productos se destinan a programas planificados. "El año pasado, comercializamos alrededor de 800.000 cajas en toda Europa, desde España hasta Rusia", explica Mathias. También señala otra tendencia en la venta minorista de alimentos en el centro y norte de Europa: "Cada vez se exigen más certificados de Rainforest Alliance, lo cual es difícil de implementar, especialmente para los productores más pequeños. Aunque todavía no vemos las mismas proporciones que para las bananas de Comercio Justo, no se descarta para el futuro".

"En general, esperamos que el cultivo se mantenga estable o aumente ligeramente en la primera mitad de 2019 en comparación con el año anterior. Después será interesante, ya que muchos productores tendrán que decidir si replantar sus plantaciones con piña a un gran coste, si eligen otro cultivo o incluso si venden sus tierras". Eso podría afectar las cantidades de la segunda mitad del año, piensa el experto. Aún está por verse en qué medida, y si esto traerá cambios en los precios.

"Las piñas han sido nuestro caballo de batalla durante 40 años, y solíamos comprar productos de Costa de Marfil, donde también contribuía mucho al desarrollo económico del país". Karl Dürbeck fue nombrado Cónsul Honorario de Costa de Marfil en 1999. En aquel momento, la empresa había importado un millón de cajas de piña, una meta que vuelve a fijarse el negocio familiar hoy en día. "La variedad Cayenne Lisse, cultivada en Costa de Marfil, ha sido reemplazada por Extra Sweet, y el inicio de la Guerra Civil hizo que el comercio fuera imposible, por lo que hemos estado importando todas nuestras piñas desde Costa Rica desde hace casi 20 años".

Acerca del Grupo Anton Dürbeck, importador y productor en el extranjero

Un gran número de subsidiarias son miembros del Grupo Anton Dürbeck: en Holanda, está representada por C. Gottmann BV, un especialista en frutas subtropicales comercializadas exclusivamente con la marca Pasion. En Chile, la filial Frutasol S.A. se especializa en manzanas, con una producción propia de más de 500.000 cajas por año, y también cultiva nueces, cerezas y kiwi. Además, Ecuador comercializa más de 2 millones de cajas de bananas por año de producción propia exclusivamente a través de las marcas Excelban y Dolce & Banana. En los últimos años, a través de la empresa DK Netherlands BV, el grupo también ha invertido en estaciones modernas de almacenamiento en frío y embalaje en los Países Bajos para promover estratégicamente la integración vertical. Mathias Dürbeck es la cuarta generación al frente de la empresa. Con Carlo y Marco Dürbeck, la próxima generación ya está también trabajando en la empresa.

Para más información:
Mathias Dürbeck
Anton Dürbeck GmbH
Hessenring 120
D-61348 Bad Homburg
anton@duerbeck.com
Tel. +49 6172 – 6806 – 0
Fax. +49 6172 – 6806 – 600


Fecha de publicación :
©



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor