Justin Leonard, de Jackie Leonard & Sons:

"Si llegamos a un brexit duro, la situación se paralizará"

El comercio hortofrutícola es muy lento en Dublín esta semana, según Justin Leonard, de Jackie Leonard & Sons. "El comercio es escaso, hace mucho frío y todo el mundo se está recuperando de las Navidades; debe de ser la depresión invernal. No parece que la preocupación por la salud tenga mucho empuje, el consumo de ensaladas y similar, pero con el frío al menos cabría esperar buenas ventas de patatas y zanahorias, pero tampoco. Y no solo es aquí en Dublín, parece que en todo el país reina la calma".

El brexit, por descontado, está en mente de todos y para los importadores irlandeses la situación es muy complicada. En caso de no llegarse a acuerdo, los importadores hortofrutícolas tendrían enormes problemas, pues el 90% de las frutas y hortalizas entran en Irlanda a través del Reino Unido desde Europa.

"Se están quedando sin tiempo muy rápido; el Parlamento británico ni está de acuerdo ni en desacuerdo. Al menos, si pudieran estar en desacuerdo, podrían sentarse y decir: estos son los problemas, vamos a solucionarlos. Pero ni siquiera se ponen de acuerdo en cuáles son los problemas".

"Si se llega a un brexit duro, la situación se paralizará, ¿cómo se va a detener e inspeccionar cada uno de los 500 camiones que llegan a Dublín a diario? En el puerto de Dublín no hay espacio para aparcar 500 camiones. Es posible que Irlanda esté en la UE, pero todo llega vía puente terrestre desde el Reino Unido, y se envía de Holyhead a Dublín. Si decidieran enviar desde Francia hasta Irlanda, es un viaje en ferry de unas 42 horas hasta Rosslare o incluso Dublín".

La otra cara de la moneda es que Irlanda exporta mucha carne de res, cordero y lácteos al Reino Unido y Europa utilizando la ruta inversa, y si se imponen aranceles los productores irlandeses no podrán competir con los mismos productos de Nueva Zelanda y Argentina, por lo que ya no enviarán camiones de carne y lácteos. El efecto que esto tendrá es que no habrá camiones de regreso para llevar frutas y hortalizas al país. Por lo tanto, esto se traducirá en un dolor de cabeza logístico y en el aumento de los costes para los importadores.

"Creo que a la gente se le ha olvidado cómo eran las cosas antes de la creación de la Unión Europea, cuando teníamos despacho de aduanas, certificaciones sanitarias y despacho de puertos. Ahora se da por sentado, ahora descolgamos el teléfono, hacemos un pedido y en 24 lo tenemos aquí".

Los importadores irlandeses están valorando la posibilidad de que los productos lleguen al Reino Unido, se retrasen en el puerto para el despacho, crucen por carretera el país, se envíen a Irlanda y, después, tengan que pasar por otro despacho de puerto en Dublín.

"Gracias a los avances en el transporte frigorífico, las mercancías pueden conservarse en buenas condiciones mientras viajan, pero la diferencia está en tener un producto en el mercado dentro de 24, 48 horas o más".

Un brexit sin acuerdo también amenaza con romper el Acuerdo de Viernes Santo, que puso fin a años de violencia en Irlanda, uno de los aspectos principales que recogía era no volver a instaurar jamás una frontera dura entre el norte y el sur. El brexit sin acuerdo reinstauraría esa frontera, que provocaría malestar. Además, también se crearía otra parada aduanera para el producto destinado a Irlanda del Norte, que sumaría todavía más tiempo al viaje.

"Queremos un acuerdo entre el Reino Unido y Europa, nadie quiere volver a los viejos tiempos, pero el tiempo se agota. Si el Reino Unido sale sin acuerdo, no habrá más alternativa que reinstaurar la frontera, así son las cosas. Como negocio, tendremos que aguantar los retrasos. Eso supondrá que tendremos que hacer mejores previsiones; en lugar de traer un poco cada día, tendremos que hacer pedidos más grandes cada dos o tres días. El mayor problema de esto es que en este negocio el mercado cambia con el tiempo: si hace frío vendemos zanahorias y cebollas, si hace calor vendemos lechugas y tomates, y te abasteces en función de esto. Pero no se puede hacer acopio de perecederos como lechugas y pepinos".

Justin añade que no solo lo notarán los importadores irlandeses, sino que los exportadores europeos y del Reino Unido tendrán los mismos problemas. "Al final, será el consumidor quien tendrá que pagar más y no podrá llevarse los productos a los que está acostumbrado".

Más información: 
Justin Leonard
Jackie Leonard & Sons Ltd.
Tel.: +353.1.873.3055 
Email: justin@jackieleonards.ie
www.jackieleonards.ie 


Fecha de publicación :
©



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor