España importó más de 9.300 t de cítricos en noviembre

La entrada de cítricos de países terceros en España no sólo se realiza en verano –procedentes del hemisferio sur–, que es cuando en el país no hay fruta madura en los árboles. Las importaciones de regiones productoras como Egipto, Marruecos o Sudáfrica se siguen manteniendo en otoño e invierno a pesar de la crisis que azota de lleno al campo valenciano durante la campaña 2018/2019, tal como demuestran los últimos datos oficiales facilitados por el Ministerio de Agricultura.

Aunque más del 40 % de la producción de algunas variedades se quedan sin recolectar (clemenules) y los precios de venta en origen ni siquiera están cubriendo costes de explotación (0,25 euros/kilogramo), grandes cadenas de distribución en España importaron durante el pasado mes de noviembre hasta 9.369 toneladas de cítricos, una cifra un 15 % superior a la de idéntico período de tiempo del año pasado. Esa cifra incluso duplica la 2016 (4.104 toneladas), según el informe mensual de comercio exterior agroalimentario que acaba de difundir el Ministerio de Agricultura.

Retrasos en la maduración
Las entradas de agrios en el mercado doméstico –con menores precios que los producidos en la Comunitat Valenciana, Andalucía o Murcia– se registran en plena fase de exportación y según fuentes del comercio "representan una pequeña cantidad respecto al volumen total nuestras exportaciones". La campaña actual ha registrado retrasos en la maduración de algunas variedades. Además, en noviembre se produjeron intensas lluvias, lo que podría explicar esa entrada de cítricos foráneos, incluidos limones y pomelos. Así las cosas, los grandes operadores citrícolas españoles –en abierta competencia con los holandeses– importan cítricos en estas alturas de la temporada para poder atender a todos sus clientes.

Las exportaciones citrícolas se elevaron a 488.371 toneladas en 2018, frente a las 531.025 de 2017. Y continúan a la cabeza en el ranking de productos agroalimentarios españoles más exportados en noviembre de 2018 con un valor (390,45 millones de euros). Los principales destinos fueron Alemania (117 millones de euros), Francia (76,71 millones), Reino Unido (31,86), Holanda (22,89) y Polonia (18,07).

En medio del malestar en el campo valenciano por el desastre de la campaña naranjera, la CE ha asegurado que seguirá de cerca la evolución de las importaciones de cítricos de Sudáfrica para detectar posibles perturbaciones en el mercado europeo y responder "adecuadamente". Sea como fuere, de momento no aplicará cláusulas de salvaguardia para frenar esas compras, tal como exige el sector citrícola valenciano. Así lo anunció la CE a preguntas de las eurodiputadas socialistas Inmaculada Rodríguez-Piñero y Clara Aguilera.

Fuente: levante-emv.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor